Podcasts de historia

10 de enero de 2013 Día 356 del quinto año - Historia

10 de enero de 2013 Día 356 del quinto año - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El presidente Barack Obama sostiene a un bebé en el aire mientras habla con los clientes durante una parada para almorzar en The Coupe en Washington, D.C., el 10 de enero de 2014.


El festival del barco del dragon

El Festival del Bote del Dragón o Festival Chino Zongzi (literalmente Festival Duanwu en chino) es uno de los festivales tradicionales más importantes de China y se celebra el quinto día del quinto mes lunar en el calendario chino cada año. Según la leyenda, la fiesta se celebra desde hace más de 2000 años.

El Dragon Boat Festival tiene una gran influencia en el mundo. Las costumbres y tradiciones del festival se han extendido a Corea del Sur, Japón, Singapur, Vietnam, Malasia, Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña y algunos otros países y lugares. En septiembre de 2009, la UNESCO aprobó oficialmente su inclusión en la lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, por lo que el Dragon Boat Festival se convirtió en el primer festival chino en ser incluido en la lista del patrimonio mundial.



Guerras persas

Lideradas por Atenas y Esparta, las ciudades-estado griegas se vieron envueltas en una gran guerra con el Imperio Persa a principios del siglo V a.C. En 498 a.C., las fuerzas griegas saquearon la ciudad persa de Sardis. En 490 a. C., el rey persa envió una expedición naval a través del Egeo para atacar a las tropas atenienses en la Batalla de Maratón. A pesar de una contundente victoria ateniense allí, los persas no se rindieron. En 480 a. C., el nuevo rey persa envió un ejército masivo a través del Helesponto a las Termópilas, donde 60.000 tropas persas derrotaron a 5.000 griegos en la Batalla de las Termópilas, donde el rey Leónidas y # xA0 de Esparta fue famoso por matar. Sin embargo, al año siguiente, los griegos derrotaron definitivamente a los persas en la batalla de Salamina.

¿Sabías? La primera democracia se originó en la Grecia clásica. La palabra griega demokratia significa "gobierno del pueblo".


Veracruz hoy

Veracruz sigue siendo una parte muy importante de la economía de México. El estado es rico en recursos naturales y representa aproximadamente el 35 por ciento del suministro de agua de México. Además, Veracruz cuenta con cuatro puertos de aguas profundas y dos aeropuertos internacionales. Veracruz, una fuente importante de hierro y cobre, también produce minerales no metálicos como azufre, sílice, feldespato, calcio, caolín y mármol.

Las granjas en la región alrededor de Jalapa cultivan la mayoría de los granos de café del estado. El estado tiene una economía agrícola robusta y los centros industriales de larga data en Córdoba, Orizaba y Río Blanco producen abundantes materiales textiles.

Con un clima agradable, buena gastronomía y sitios arqueológicos, el puerto de Veracruz es un balneario favorito para los turistas mexicanos y extranjeros. La ciudad, situada ventajosamente a lo largo del Golfo de México, se ha convertido en un puerto preferido para las exportaciones a Estados Unidos, América Latina y Europa. De hecho, el 75 por ciento de toda la actividad portuaria en México tiene lugar en Veracruz. Las principales exportaciones del estado son café, frutas frescas, fertilizantes, azúcar, pescado y crustáceos.


Carlos Peña

Carlos Felipe Peña fue jugador de Grandes Ligas para los Texas Rangers (2001), Oakland Athletics (2002), Detroit Tigers (2002-2005), Boston Red Sox (2006), Tampa Bay Rays (2007-2010, 2012), Chicago. Cachorros (2011), Houston Astros (2013) y Kansas City Royals (2013).

El 27 de mayo de 2004, Carlos Peña se fue de seis de seis en un juego, el quinto jugador de los Tigres de Detroit en hacerlo, y el primero desde Damion Easley, el 8 de agosto de 2001. Peña bateó en el octavo lugar en el orden de bateo. ¡y sus seis hits fueron la mayor cantidad desde el octavo lugar desde que Wilbert Robinson consiguió siete hits el 10 de junio de 1892!

Carlos Pena | Tarjeta de béisbol Bowman 2008 (# 60) | Colección Baseball Almanac

¿Sabías que cuando Carlos Peña ganó un Guante de Oro para Primera Base en 2008, fue el primero en ganar? en cualquier posición - ¿por un jugador de los Tampa Bay Rays? ¿Sabías que un año antes, en 2007, Peña ganó un Silver Slugger Award (el mejor promedio de bateo de cualquier primera base de la Liga Americana), que también fue el primero que ganó un jugador de los Rays?


Historia

Desde 1949, la Revisión de la ley de Siracusa ha publicado artículos legales, notas, comentarios y resúmenes de casos para la comunidad legal.

los Revisión de la Ley ha disfrutado trabajando con autores y oradores notables, que incluyen:

Libra de Nathan Roscoe, Decano de la Facultad de Derecho de Harvard de 1916 a 1936
Posibilidades del derecho para la estabilidad mundial, 2 Syracuse L. Rev. __ (1950)

Joseph Biden Jr., 47 ° Vicepresidente de los Estados Unidos y graduado en 1968 de la Facultad de Derecho de la Universidad de Syracuse
¿Quién necesita el veto legislativo?, 35 Syracuse L. Rev.685 (1984)

Clarence Thomas, Juez Asociado de la Corte Suprema de los Estados Unidos
1991 Discurso de graduación de la Facultad de Derecho de la Universidad de Syracuse

El juez Stewart Hancock Jr., Ex juez adjunto, Tribunal de Apelaciones de Nueva York
Responsabilidad municipal a través de los ojos de un juez, 44 Syracuse L. Rev. 925 (1993)

Janet Reno, Ex Fiscal General de los Estados Unidos (1993-2001)
1998 Discurso de graduación de la Facultad de Derecho de la Universidad de Syracuse

Daan Braveman, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Syracuse (1994-2002), Presidente actual de Nazareth College
Chadha: La Corte Suprema como árbitro en disputas de separación de poderes, 35 Syracuse L. Rev.735 (1984)

A continuación se muestra un artículo publicado originalmente en 2000 para conmemorar la Law Review's 50 años. El artículo fue escrito por la redacción de 1999-2000 de la Revisión de la Ley y detalla el diario de historia.

Revisión de la ley de Siracusa

Copyright (c) 2000 Syracuse Law Review

La ley es la más desarrollada de las agencias de control social. Es una necesidad de la sociedad mantener y asegurar los intereses sociales contra la autoafirmación antisocial de los individuos. Pero también es una necesidad del individuo, aunque es probable que sólo piense en la necesidad de contener a su vecino. . . . [la ley] es un conjunto de normas o modelos de decisión como guía autorizada de conducta, para decisiones judiciales y determinaciones administrativas, y como consejo para quienes buscan asesoría en cuanto a sus derechos y deberes.

--Roscoe Pound, Posibilidades de la ley para la estabilidad mundial. [1]

El consejo asesor debe, por supuesto, leer mucho. Debe leer críticamente todas las opiniones de la corte, tanto de las minorías como de las mayoritarias. Debe mantenerse al día con la actualidad a través de los periódicos y revistas y libros que contribuyan significativamente al pensamiento económico y político.

- Julius Henry Cohen, por consejo de un abogado. [2]

En 1949, $ 2 compraron una suscripción a Syracuse Law Review. La nueva revista de derecho bianual ofreció artículos destacados y comentarios actuales de miembros del poder judicial, abogados en ejercicio y profesores y estudiantes de derecho. La nueva revisión de la ley profundizó en temas de interés e importancia para la profesión legal y desarrollos recientes que discuten casos recientes dignos de mención. Entre los 14 artículos principales del Volumen 1 se encuentran artículos sobre la elaboración de normas judiciales, [3] investigaciones civiles de la Oficina Federal de Investigaciones, [4] derecho y equidad [5] y pensamiento jurídico [6]. Nuestros autores en el volumen inaugural incluyeron a J. Edgar Hoover, el legendario director del FBI [7] y Roscoe Pound, el destacado autor y decano de Harvard Law. *1192 Escuela. [8]

Un formulario de suscripción contenía la declaración de que los libros fueron "preparados por estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Syracuse". [9]

La declaración del anuncio se hizo eco del sentimiento del decano Paul Shipman Andrews, quien comentó sobre la fundación de Syracuse Law Review como una "adición meritoria" al abarrotado campo de la erudición legal. [10] El Decano, en su prólogo, también expresó su gratitud a la comunidad de la Universidad de Syracuse, a los ex alumnos y a los estudiantes de la facultad de derecho que "realizaron la ardua tarea de crear la Revista". Dean Andrews continuó:

En una cosa confía la Revista: que constituirá una valiosa herramienta para la mejor formación del alumnado (todos los cuales pueden presentar notas o comentarios en competición por el privilegio de publicación) en las habilidades de redacción e investigación jurídica. Este es quizás el objetivo principal de Syracuse Law Review. [11]

El campo puede haber estado abarrotado y creciendo, [12] pero había llegado el momento de la Syracuse Law Review [13]. La nueva revisión de leyes se forjó para proporcionar a los estudiantes de la Facultad de Derecho de Syracuse la experiencia única [14] e inmensamente valiosa de publicar una revisión de leyes [15] mientras se introducía el nombre de Syracuse en el mundo de la erudición jurídica [16].

Los fieles miembros de Syracuse Law Review cumplieron la profecía de Dean Andrews durante las últimas cinco décadas mientras investigaban, escribían y editaban esta publicación. Asimismo, Syracuse Law Review ha cumplido con sus deberes como fuente acreditable de becas legales para abogados en ejercicio, académicos y estudiantes de derecho de Syracuse que se abrieron camino en esta revisión. [17]

Esta revisión de la ley ha satisfecho las necesidades de nuestros lectores al hacer una crónica e informar sobre los desarrollos recientes en la ley a nivel estatal, nacional y mundial. [18] A lo largo de los años, los artículos de los académicos han propuesto cambios y mejoras a la ley. Hasta la fecha, incluso la Corte Suprema de los Estados Unidos se refirió a esta publicación, citando la Revisión en 11 diferentes opiniones judiciales [19].

Asimismo, Syracuse Law Review ha contribuido a la obtención de becas y ha servido como registro de los eventos en la Facultad de Derecho de Syracuse y la propia universidad patrocinando simposios, [20] publicando discursos de graduación, [21] premios por servicios distinguidos [22] y la dedicación de nuevos edificios. [23]

Una de nuestras contribuciones más influyentes a la erudición legal se produjo en 1962 cuando Syracuse Law Review heredó el honor de publicar el Encuesta anual de la ley de Nueva York[24] En su prólogo, el decano Ralph E. Kharas rindió homenaje a las otras facultades de derecho del estado de Nueva York y aceptó gentilmente la antorcha de la New York University Law Review que había publicado el Encuesta anual desde 1947. [25] los Encuesta anual, escribió: "ha hecho una contribución sustancial a los abogados del Empire State en su tarea de mantenerse al día con la ley". [26]

A lo largo de los años, los jueces de la Corte de Apelaciones de Nueva York consideraron la Encuesta como un registro útil y reflejo de la tradición del derecho consuetudinario de la nación [27]. los Encuesta registró desarrollos con implicaciones a nivel estatal, nacional e internacional, [28] marcó el avance de la ley [29] y sirvió como un "boletín de calificaciones" anual para los tribunales y jueces de Nueva York [30].

En su prólogo de la Encuesta de 1992, el juez Joseph W. Bellacosa, escribió:

Esta revisión de la ley de Siracusa Encuesta de la Ley de Nueva York para 1992 es una excelente parada en ese viaje hacia el destino de una mejor comprensión y logro del ideal. Enfoca el ojo y la mente del lector en un examen completo e interconectado de líneas aparentemente dispares de la justicia, tal como se han pronunciado realmente para bien o para mal. Esta evaluación anual educa al lector y rinde cuentas del poder judicial. El objetivo de esta búsqueda, similar a la de Diógenes, es buscar a tientas y descubrir un estado de derecho mejorado y un sistema más justo para impartir justicia durante los siguientes años. *1196 años. [31]

Publicando el anual Encuesta generó elogios por el vigésimo aniversario de la revisión de la ley en 1969. El fiscal general de los Estados Unidos, John N. Mitchell, escribió una carta felicitando a la revisión de la ley en su vigésimo aniversario, refiriéndose específicamente a la encuesta anual como "útil para los abogados, jueces y académicos en ejercicio interesados en el seguimiento del desarrollo de la ley en nuestro estado ”. [32]

En 1969, los editores del volumen 20 publicaron un ejemplo prototípico de una revisión legal ideal que vincula el pasado con el futuro. El volumen 20 incluía un artículo escrito por Osmond Fraenkel, quien también escribió para la primera edición. [33] Al mirar hacia atrás a los fundadores, quienes ejemplificaron el alto nivel de mérito académico para fundar esta Revista, los editores también miraron hacia adelante. Esos editores enviaron un mensaje a los futuros editores: “Durante los próximos veinte años, esperamos que Syracuse Law Review continúe explorando la frontera legal. . . . ”[34]

Esos editores dieron un paso hacia la frontera legal con dos artículos visionarios: uno sobre discriminación laboral [35] y el otro sobre la ley espacial [36]. El artículo sobre derecho espacial, escrito por el profesor de derecho de Siracusa, George J. Alexander, fue el resultado de un estudio de la Universidad de Siracusa realizado con una subvención de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) y fue presentado en el XI Coloquio Internacional sobre Derecho Espacial [37]. ]

*1197 En un momento en que la carrera espacial internacional se intensificó y los hombres caminaron sobre la luna, el artículo abordaba muchas de las implicaciones legales asociadas con la exploración espacial, incluidos los derechos de propiedad en el espacio y en la Tierra, [38] seguridad nacional en el espacio ultraterrestre, [39] responsabilidad para desastres, [40] jurisdicción de la NASA, [41] y seguridad en el lugar de trabajo para los astronautas. [42]

El profesor Alexander concluyó su artículo:

Es cierto que los problemas legales internos que enfrenta el programa espacial de los Estados Unidos no son problemas de grandes proporciones, pero son reales y serios. Es más, no esperarán pacientemente respuestas estudiadas una vez que se manifiesten las contingencias. Si las respuestas van a ser mejores que las provisionales, deberían llegar pronto. En el proyecto de Syracuse esperamos poder participar en su búsqueda. [43]

El Volumen 20 ejemplificó el propósito de esta revisión de la ley al equilibrar la historia legal con una visión del panorama legal futuro.

Los consejos editoriales a lo largo de los años proporcionaron modelos ejemplares y dignos sucesores. [44] Por ejemplo, en 1960, con el Volumen 12, el consejo editorial dio el paso de transformar la revista de derecho en una publicación trimestral. [45] Después de un esfuerzo de dos años, en 1984, el Volumen 35, se convirtió en el primer Syracuse Law Review publicado utilizando procesamiento de texto computarizado. *1198 tecnología. [46] La nota del editor decía que el uso de la nueva tecnología permitiría al personal publicar un libro más oportuno con mayor control editorial [47]. Las computadoras permitieron a los editores publicar más páginas e incorporar cambios, adiciones y correcciones tardías. [48] La tecnología permitió a los editores brindar un mejor servicio a nuestros lectores y suscriptores. [49]

En 1989, en el 40 aniversario de la revisión de la ley, los editores hicieron referencia a los profundos y complejos cambios en el mundo legal desde el Volumen 1. [50] A pesar del surgimiento de nuevas fronteras legales en un mundo transformado por la tecnología, los editores proclamaron que la misión de Syracuse Law Review se mantuvo constante: proporcionar un foro para explorar los desarrollos en el derecho estatutario y el derecho consuetudinario mientras se identifican problemas y se proponen soluciones [51].

Hoy, el Volumen 50 nace en un mundo de cambios instantáneos. Las fuerzas empresariales, políticas, sociales y tecnológicas alteran el mundo minuto a minuto. Las leyes y los reglamentos deben conformar y dar forma a esas fuerzas a un ritmo igualmente instantáneo. La erudición jurídica también debe seguir el ritmo, pero seguir siendo un refugio para la información precisa y las propuestas innovadoras [52]. Syracuse Law Review ha cumplido y cumplirá esos objetivos. [53]

Al igual que nuestros predecesores en el Volumen 20, este libro busca combinar el pasado, el presente y el futuro. Este libro destaca varias áreas del desarrollo legal a lo largo de los años según las percibe un panel con estrechos vínculos con Syracuse Law Review, nuestros ex alumnos. [54]

Incluso cuando los observadores legales notan la explosión de revistas de derecho especializadas y los críticos predicen la desaparición de las revistas de derecho de interés general, [55] la Syracuse Law Review continuará. [56] Nuestros artículos contribuyen al panorama legal, mientras que nuestras notas de los estudiantes brindan a los académicos legales en crecimiento la oportunidad única de perfeccionar la investigación legal y las habilidades de escritura mientras contribuyen a la comunidad legal.

La tecnología y las computadoras han tenido un impacto tremendo en el mundo de las publicaciones legales. [57] Syracuse Law Review se ha mantenido al día con estos cambios y seguirá haciéndolo. El medio de transporte puede cambiar, pero la información y la beca bajo el lema de Syracuse Law Review continuarán.


Christian Yelich

Christian Stephen Yelich es un jugador activo de Grandes Ligas para los Marlins de Miami (2013-2017) y los Cerveceros de Milwaukee (2018-hoy). En su segunda temporada de Grandes Ligas, Yelich ganó un Guante de Oro, el primer jardinero de los Marlins en recibir el honor!

El 29 de agosto de 2018, Christian Yelich bateó para el ciclo contra los Rojos de Cincinnati, acumulando seis hits en seis turnos al bate. Diecinueve días después, el 17 de septiembre, Yeli acertó para el ciclo de nuevo, el cuarto jugador en la historia de las Grandes Ligas en acumular dos ciclos en la misma temporada, ¡el primero en registrar ambos contra el mismo oponente en la misma temporada!

Christian Yelich fue el cuarto jugador de los Cerveceros de Milwaukee en lograr 6 de 6 en un juego. Los tres anteriores se unieron a este club de élite en las temporadas enumeradas, vea cuántos puede adivinar 1973 (Respuesta), 1993 (Respuesta), 2013 (Respuesta).

Christian Yelich conectó un jonrón en el Día Inaugural de 2019, luego continuó jonrón durante los siguientes tres juegos consecutivos. Fue el sexto jugador en la historia de las Grandes Ligas en dar jonrón en los primeros cuatro juegos de su equipo, uniéndose a Willie Mays (1971), Mark McGwire (1998), Nelson Cruz (2011), Chris Davis (2013) y Trevor Story (2016).

Yeli no jonroneó en el quinto juego, pero lo hizo una vez más durante el mes, estableciendo un nuevo récord de jonrones en la Liga Nacional durante el mes de marzo (4). [Registros de cuadrangulares en un mes]

Si este tipo de datos "gratuitos" le resultan útiles, considere hacer una donación a Almanaque de béisbol : un sitio de gestión privada / no comercial que necesita asistencia financiera.


Materiales y métodos

Población de estudio

El estudio se realizó en la unidad de cuidados intensivos del departamento de emergencias no quirúrgicas de la Universidad Médica de Viena, un centro de atención terciaria. Fue aprobado por el comité de ética local y todos los participantes dieron su consentimiento informado por escrito. Recientemente se describió la población de estudio: 15 Se inscribieron 60 pacientes en un período de 1 año: 20 pacientes consecutivos con EH y dos grupos de control diferentes que comprenden 20 pacientes consecutivos con HU y 20 pacientes normotensos, que acudieron al servicio de urgencias por otros motivos: gastritis (norte= 2), dolor de espalda (norte= 8), herida por pinchazo de aguja (norte= 1), seguimiento después de una herida por pinchazo de aguja (norte= 8), descarga eléctrica (norte=1).

La PA de los pacientes se midió dentro del ámbito de cuidados intermedios o intensivos con un dispositivo automatizado (Hewlett-Packard, Palo Alto, CA EE. UU.).

HE se definió como elevación crítica de la PA (PA sistólica & gt179 mm Hg y / o PA diastólica & gt109 mm Hg) con disfunción del órgano diana (es decir, edema agudo de pulmón, isquemia coronaria, encefalopatía hipertensiva, infarto cerebral, hemorragia intracerebral, disección aórtica o aguda). insuficiencia renal, definida por los criterios RIFLE). 16, 17 HU se definió como una elevación severa de la PA (s. Arriba) sin evidencia de deterioro del órgano diana. 17 Veinte normotensivos (es decir, sin antecedentes de hipertensión o ingesta de fármacos antihipertensivos, una PA & lt130 / 85 mm Hg medida dos veces con equipo estándar por un médico o una enfermera capacitada después de 5 min de reposo en posición sentada, que no tenían antecedentes de enfermedad crónica, diabetes mellitus, enfermedad cardiovascular preexistente, cáncer, enfermedad infecciosa aguda u otra enfermedad médica relevante y un examen físico normal) sirvieron como controles.

Los criterios de exclusión fueron el rechazo o la imposibilidad de dar el consentimiento informado, preeclampsia y eclampsia, 17 patrón clínico y signos de laboratorio adicionales de enfermedad inflamatoria aguda (es decir, elevación inicial de proteína C reactiva & gt10 mg l −1 o fibrinógeno & gt4.5 gl −1 ) y conocida, ya sea por autoinforme o registros médicos, enfermedad renal crónica (ERC) etapa 3B o superior.

Se tomaron muestras de sangre directamente después del ingreso en el servicio de urgencias antes de cualquier intervención relevante. Todas las intervenciones de laboratorio y de diagnóstico / terapéuticas de rutina se realizaron según corresponda y bajo la discreción del médico tratante. El diagnóstico final de HE / HU fue confirmado por un segundo médico independiente, cegado al diagnóstico clínico inicial, después del alta del paciente sobre la base de la revisión de la historia clínica.

Análisis de laboratorio

Se extrajeron muestras de sangre en tubos de vacío estériles (Vacutainer, BD, NJ, EE. UU.) Que contenían EDTA o citrato. Los análisis de creatinina y BUN se llevaron a cabo mediante exámenes de laboratorio de rutina (Beckman Coulter, Krefeld, FRG). Las muestras para las mediciones de cistatina C y NGAL se centrifugaron inmediatamente a 3000 × gramo durante 15 min y luego se almacenan en alícuotas de 0,5 ml a -80 ° C hasta el análisis por lotes.

La cistatina C y la NGAL se midieron mediante ensayos inmunoabsorbentes ligados a enzimas (ELISA) de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Para el ELISA de cistatina C (R & ampD Systems, MN, EE. UU.), El límite de detección fue de 0,102 ng ml -1, la precisión intraensayo fue del 3,1 al 6,6% y la precisión interensayo fue del 5 al 7%. Para el ELISA NGAL (BioPorto, Gentofte, Dinamarca), el límite de detección fue de 1,6 pg ml -1, la variación intraensayo fue del 2,8 al 4,5% y la variación interensayo fue del 4,4 al 4,6%.

La tasa de filtración glomerular estimada (eGFR) se calculó utilizando las ecuaciones de colaboración epidemiológica de la ERC. 18

Análisis estadístico

Como los datos sobre los niveles de NGAL en pacientes hipertensos son escasos, el cálculo del tamaño de la muestra se basó en una publicación anterior que presentaba los niveles de creatinina en pacientes hipertensos. 19 Suponiendo un s.d. de 0,3 mg dl −1, un tamaño de muestra de 19 fue adecuado para detectar un nivel de creatinina un 32% más alto (variable de resultado primaria) en HE en comparación con los controles o HU ((1-β) de 0,8 para PAG& lt0.05).

Los datos continuos se dan como mediana y rango de cuartiles y los datos categóricos como frecuencias y porcentajes. La prueba de distribución normal es difícil en tamaños de muestra & lt25. Así, para obtener resultados conservadores se utilizaron pruebas no paramétricas. El ANOVA de Kruskal-Wallis y el Mann-Whitney U-se aplicaron pruebas para la comparación de variables continuas entre grupos. Las variables dicotómicas se compararon con χ 2 -prueba o prueba exacta de Fisher según corresponda. Se utilizó la prueba de correlación de rangos de Spearman para correlacionar los parámetros de la función renal en pacientes con EH (SPSS 16.0, SPSS Inc., Chicago, IL, EE. UU.). Aunque los parámetros de función renal medidos son interdependientes, aplicamos el procedimiento de Bonferroni-Holm para tener en cuenta las comparaciones múltiples de los cuatro biomarcadores. 20


Estados con los puentes más peligrosos

Desde pasos rurales cubiertos hasta maravillas de la ingeniería moderna, los puentes superan los obstáculos naturales y agilizan el transporte. Sin embargo, muchos de los puentes por los que pasa la gente todos los días están en mal estado. Según un grupo de transporte, más de uno de cada 10 de los puentes del país necesitan reparaciones o reemplazos serios.

En muchos estados, la situación es más grave. Casi una cuarta parte de los puentes en Pensilvania son estructuralmente deficientes, el nivel más alto de todos los estados, según Transportation for America, una organización de base que aboga por una infraestructura de transporte actualizada. Según el informe del grupo, "La solución que nos espera: el estado de los puentes de nuestra nación 2013", estos son los 10 estados con los puentes más peligrosos.

Los estados de esta lista tienden a tener puentes más antiguos: la edad promedio de sus puentes es mayor que la edad promedio de todos los puentes a nivel nacional de 43 años. En Pensilvania, los estados con los puentes más peligrosos, la edad promedio es de 54 años, más alta que todos los demás menos cuatro.

David Goldberg, director de comunicaciones de Transportation for America y coautor del informe, explicó que una gran cantidad de puentes estadounidenses formaban parte de los proyectos de transporte iniciados poco después de la Segunda Guerra Mundial. "Muchos de estos puentes nacieron con los baby boomers". Él dijo. "Al igual que los baby boomers, se están acercando a la edad de jubilación". Transportation for America proyecta que en 10 años, uno de cada cuatro puentes en el país tendrá al menos 65 años.

Para la mayoría de los estados, los impuestos a la gasolina son una de las fuentes más importantes de financiamiento para la construcción y reparación de puentes. No es sorprendente que muchos de los estados con puentes estructuralmente deficientes tengan tasas de impuestos a la gasolina más bajas que otros estados. Por ejemplo, Oklahoma cobra solo 17 centavos por galón en impuestos, menos que todos los demás estados excepto cuatro. Mientras tanto, Missouri cobra 17,3 centavos, menos que todos los demás estados excepto cinco. Ambos estados están en esta lista.

Pero las tasas más altas de impuestos a la gasolina pueden no ser suficientes para mejorar los puentes en algunos estados, señaló Goldberg. Teniendo en cuenta la cantidad de puentes que deben mantenerse, los estados escasamente poblados simplemente no tienen suficiente gente llenando sus tanques para generar los ingresos necesarios para reconstruir o reemplazar puentes estructuralmente defectuosos. Tal es el caso de Dakota del Norte y Dakota del Sur, el cuarto y quinto estado más escasamente poblado del país, respectivamente.

El clima invernal también puede causar estragos en la infraestructura. Los puentes tienden a recibir el mayor daño durante el invierno, dijo Goldberg, y los estados del noreste tienden a tener inviernos más duros. De los 10 estados de esta lista, cuatro (Pensilvania, Rhode Island, New Hampshire y Maine) se encuentran en el noreste. Dakota del Norte y del Sur también tienen inviernos muy duros.

Algunos de estos estados van en la dirección correcta en términos de reparación de puentes. La cantidad de puentes en Missouri considerados estructuralmente inadecuados disminuyó en más de un 15% desde 2011. El estado ha trabajado durante los últimos años para reparar puentes a través del Programa de Mejora de Puentes Safe & amp Sound de $ 685 millones. Además, tanto Pensilvania como Maine han reducido el número de puentes estructuralmente deficientes en más del 8%.

Según la información del informe de Transportation for America, "La solución que nos espera: el estado de los puentes de nuestra nación 2013", 24/7 Wall St. identificó los 10 estados con el mayor porcentaje de puentes que se consideran estructuralmente deficientes. Transportation for America etiqueta los puentes como estructuralmente deficientes si "requieren un mantenimiento, rehabilitación o reemplazo significativos". La mayor parte de la información es de 2013, con la excepción de los datos de Tennessee y New Hampshire, que son de 2012. Transportation for America también proporcionó los datos sobre la edad promedio de los puentes, el tráfico sobre puentes y la información de puentes por condado. Los datos sobre los impuestos especiales actuales por estado provienen de Tax Foundation, mientras que la información sobre la densidad de población a partir de 2011 proviene de la Oficina del Censo de EE. UU.

Estos son los estados con los puentes más peligrosos.

10. Misuri
& gt Pct. de puentes estructuralmente deficientes: 14,5%
& gt Número de puentes estructuralmente deficientes: 3,502 (el cuarto más)
& gt Edad promedio del puente: 43 años (21 ° más alto)
& gt Impuesto estatal a la gasolina: 17,3 centavos (sexto más bajo)

Desde 2011, Missouri puede haber hecho más avances en la reparación de sus puentes que casi cualquier otro estado de la nación. Aunque 3,502 de sus 24,072 puentes son estructuralmente deficientes, en realidad son 640 menos que en 2011. En el condado de St. Louis, solo el 3,9% de los 865 puentes recibieron una calificación insatisfactoria. Esos 58 puentes que necesitan reparación transportan un promedio de 789.000 vehículos por día. Sin embargo, los puentes en muchas otras partes de Missouri siguen en un estado grave de deterioro. En cinco condados, más del 30% de los puentes presentan deficiencias estructurales.

9. Maine
& gt Pct. de puentes estructuralmente deficientes: 14,8%
& gt Número de puentes estructuralmente deficientes: 356 (el undécimo menos)
& gt Edad promedio del puente: 50 años (octavo más alto)
& gt Impuesto estatal a la gasolina: 31,5 centavos (16º más alto)

Maine tiene 2.400 puentes, 356 de los cuales se consideran estructuralmente defectuosos. El estado es uno de los ocho donde la edad promedio de todos sus puentes es de al menos 50 años. A pesar de que todavía tiene el porcentaje más alto de puentes problemáticos, Maine se ha movido en la dirección correcta en términos de reparaciones. Se han reparado hasta 33 puentes en el estado desde 2011, reduciendo el número de puentes estructuralmente deficientes en un 8.5%. Esta es una de las mejores mejoras de todos los estados.

8. Nueva Hampshire
& gt Pct. de puentes estructuralmente deficientes: 14,9%
& gt Número de puentes estructuralmente deficientes: 362 (el decimotercer menor)
& gt Edad media del puente: 52 años (sexto más alto)
& gt Impuesto estatal a la gasolina: 19,6 centavos (décimo más bajo)

Aunque tiene solo 2,429 puentes, menos que todos los demás estados excepto media docena, es posible que New Hampshire pronto necesite gastar una suma considerable en su actualización y reparación. Se ha estimado que casi el 15% de sus puentes están en malas condiciones. La edad promedio de todos los puentes en el estado es de 52 años, mientras que la edad promedio de sus puentes estructuralmente deficientes es cercana a los 74 años. Según ambas medidas, los puentes del estado se encuentran entre los más antiguos de la nación. De los puentes que necesitan mantenimiento, rehabilitación o reemplazo en New Hampshire, 50 se construyeron antes de 1900.

7. Dakota del Norte
& gt Pct. de puentes estructuralmente deficientes: 16,8%
& gt Número de puentes estructuralmente deficientes: 746 (el número 23 menos)
& gt Edad promedio del puente: 45 años (15 ° más alto)
& gt Impuesto estatal a la gasolina: 23,0 centavos (vigésimo más bajo)

El número de puentes estructuralmente deficientes en Dakota del Norte ha aumentado un 2,6% desde 2011, uno de los mayores aumentos en el país. Si bien Dakota del Norte tiene un alto porcentaje de puentes problemáticos, un poco más de 95,000 vehículos pasan por ellos todos los días, menos tráfico que cualquier otro estado del país. Aunque muchos estados pueden financiar reparaciones a través de impuestos estatales y federales sobre la gasolina, Goldberg señala que estados como Dakota del Norte tienen problemas para reparar carreteras y puentes con este dinero debido al bajo volumen de viajeros en el estado.

6. Nebraska
& gt Pct. de puentes estructuralmente deficientes: 18,0%
& gt Número de puentes estructuralmente deficientes: 2.778 (el sexto más)
& gt Edad media del puente: 44 años (17 horas más alta)
& gt Impuesto estatal a la gasolina: 25,5 centavos (24º más alto)

Nebraska, el decimocuarto estado menos poblado del país, tiene 2.778 puentes defectuosos, más que todos los demás estados excepto cinco. En comparación, California, con mucho el estado más poblado de la nación, tiene solo 2,978 puentes deficientes. En los últimos años, se han reparado, mantenido o rehabilitado muy pocos puentes en Nebraska, y la cantidad de puentes estructuralmente deficientes se ha reducido en solo 42 desde 2011. Pero no todas las partes de Nebraska sufren este problema. Cinco condados del estado no tenían ni un solo puente defectuoso. En el condado de Douglas, donde se encuentra Omaha, solo el 2% del tráfico diario de puentes pasa por esos puentes.

5. Dakota del Sur
& gt Pct. de puentes estructuralmente deficientes: 20,6%
& gt Número de puentes estructuralmente deficientes: 1.208 (vigésimo más)
& gt Edad promedio del puente: 46 años (13 ° más alto)
& gt Impuesto estatal a la gasolina: 24.0 centavos (el 23 más bajo)

Dakota del Sur es uno de los cinco estados donde más del 20% de los puentes necesitan mantenimiento. La edad promedio de un puente en el estado es de 46 años. Si bien esto está lejos de ser el más antiguo de todos los estados, es más alto que el promedio de 43 años en todo el país. Los puentes menos que estelares de Dakota del Sur no se usan con demasiada frecuencia: el tráfico promedio en los puentes de Dakota del Sur es un poco más de 354,000 vehículos por día, más bajo que en todos los otros estados excepto en cuatro.

& gt Pct. de puentes estructuralmente deficientes: 20,7%
& gt Número de puentes estructuralmente deficientes: 156 (el sexto menor número)
& gt Edad media del puente: 55 años (cuarto más alto)
& gt Impuesto estatal a la gasolina: 33,0 centavos (13º más alto)

Rhode Island tiene solo 754 puentes, la menor cantidad de todos los estados. Despite the limited amount, nearly 21% of the bridges are structurally deficient. And although Rhode Island is geographically small, each day more than 1.8 million vehicles use Providence County bridges that are in need of maintenance, rehabilitation or repair. In all, more than 2.6 million vehicles use potentially problematic bridges on an average day. This is more traffic on structurally deficient bridges than many, much more populous states, including Florida.

> Pct. of bridges structurally deficient: 21.2%
> Number of bridges structurally deficient: 5,191 (3rd most)
> Average bridge age: 44 years (17th highest)
> State gas tax: 22.0 cents (18th lowest)

Iowa is one of just three states where more than 5,000 bridges are structurally deficient. In three of the state's counties — Adams, Davis and Ringgold — more than 40% of the bridges are deficient, while in Lucas and Van Buren counties nearly 40% of the bridges are defective. The average age of all bridges and the average age of deficient bridges are both higher than the national averages. Members of the Iowa legislature attempted to raise the gasoline tax earlier this year to divert some of the revenue to maintenance projects through the state's road fund. However, the legislation died because of Republican opposition.

> Pct. of bridges structurally deficient: 22.6%
> Number of bridges structurally deficient: 5,382 (2nd most)
> Average bridge age: 46 years (13th highest)
> State gas tax: 17.0 cents (5th lowest)

None of the 10 states with a high percentage of deficient bridges has progressed less in repairing its bridges since 2011 than Oklahoma. In fact, the situation in Oklahoma further deteriorated. As many as 77 more bridges are deemed deficient now than were two years ago. More than 7.7 million vehicles use unsound bridges daily. In Tulsa County, 16.6% of daily bridge traffic is on bridges that need repairs or improvements. This amounts to an average of 7.2 million vehicles a day.

> Pct. of bridges structurally deficient: 24.5%
> Number of bridges structurally deficient: 5,543 (the most)
> Average bridge age: 54 years (5th highest)
> State gas tax: 32.3 cents (15th highest)

No state has a higher percentage of deficient bridges than Pennsylvania. Goldberg points out that the state has made a significant effort to improve its bridges in recent years. In three counties — McKean, Schuylkill and Potter — more than 40% of the bridges are structurally deficient. The average age of all bridges in Pennsylvania is 54 years, higher than all but four other states. Although Pennsylvania still has more bridges in need of serious maintenance or replacement than any other state in the country, it has reduced the number of these problematic bridges by 500 since 2011, more than any other state except for Missouri. The Pennsylvania legislature is currently debating legislation that would increase the state's transportation funding by 50%.

24/7 Wall St. is a USA TODAY content partner offering financial news and commentary. Its content is produced independently of USA TODAY.


A Rare Localization of Actinomycosis Mimicking Ulcerative Malignancy

Actinomycosis is a chronic, suppurative, and granulomatous process caused by Actinomycetes, saprophytic bacteria normally residing in the oral cavity. It can involve any organ, but the cervicofacial disease is the most frequent. Pharyngolayngeal involvement is rare and usually occurs secondary to the oral or cervical disease. There are few cases of primary pharyngolaringeal actinomycosis described in the literature. A rare case of pharyngeal actinomycosis mimicking an ulcerative malignancy in a 63-year-old man is reported. The patient was treated successfully with long-term antibiotic therapy. The clinical and pathological features and the aspects of diagnosis and treatment of cervicofacial actinomycosis are discussed.

1. Introduction

Actinomycosis is an uncommon bacterial infection characterized by a chronic, suppurative, and granulomatous process due to Actinomycetes. They are usually saprophytic bacteria of the oral cavity and the digest tract, but sometimes can lead to local and diffuse infections. The infection is caused by a mixture of microbes with a predominance of the Actinomyces israelii, a gram-positive anaerobic bacillus. Five species of Actinomycetes have been identified: israelii, bovis, naeslundii, viscous, y odontolyticus. All these species are normal flora of the oral cavity with exception of bovis [1].

In 1938 Cope first classified actinomycosis into 3 different forms: cervicofacial, pulmonothoracic, and abdominopelvic, respectively, 50%, 30%, and 20% of cases [2]. The predisposing factors are represented by debilitating conditions such as malignancy, diabetes, and immunosuppression [3]. Cervicofacial actinomycosis is also more frequent in people with poor oral hygiene and oral mucosal trauma. The fifth decade of life is the most affected, and there is a little male prevalence. Actinomycosis located at the cervicofacial district classically presents a slowly growing, firm, painless, and possibly suppurating submandibular mass, but it can also present a rapidly progressive, painful, and fluctuant infection anywhere in the neck or face associated with fever and leukocytosis. Racial predisposition or geographic factors are unknown.

Actinomycosis is an insidious disease, and its propensity to mimic different pathologies, such as tuberculosis or carcinoma, is well known. CT and MR are aspecific for diagnosis, but they can help in defining the localization and the extension of the lesion [4]. The certain diagnosis is based on cytology (FNAC) and/or biopsy [5]. We report a rare case of pharyngeal actinomycosis mimicking an ulcerative malignancy.

2. Case Report

A 63-year-old man, non smoker, affected by diabetes mellitus and ischemic heart disease, complained of episodes of hemoptoe. He did not refer to dyspnoea or fever, and no previous surgery in the head and neck region was reported. Our examination of the oral cavity was normal, and there were no dental pathologies. Fiber optic laryngoscopic evaluation revealed an ulcerative lesion on the right pharyngoepiglottic ligament, homolateral vallecula, and right pyriform sinus (Figure 1).Diagnostic suggestion appeared to be a neoplastic process. Clinical evaluation of the neck did not show lymphadenopathy or skin alteration. Routine blood test evidenced only mild anemia (12,1 mg/dL), and chest X-ray was normal. Neck ultrasound was negative for cervical lymphadenopathies. MR confirmed the presence of an irregular tissue thickening with moderate contrast enhancement on the right pharyngoepiglottic ligament and homolateral pyriform sinus, but the radiologic findings were not specific (Figure 2). In microlaryngoscopy under general anaesthesia, a biopsy of the lesion was performed for histological diagnosis. Histologically a necrotizing granulomatous reaction with central aggregates of neutrophils, forming microabscesses, was observed. Some bacterial colonies were situated inside the neutrophilic collections and they formed characteristic structures that have been called “sulfur granules” (Figure 3). The internal bacteria were also stained with the PAS procedure (Figure 4).


Endoscopic view evidences an ulcerative lesion on the right pharyngoepiglottic ligament, homolateral vallecula, and the right pyriform sinus.


MR image shows an irregular area of tissue thickening with moderate contrast enhancement on the right pharyngo-epiglottic ligament and omolateral pyriform sinus.


Hematoxylin-eosin stain 20x. Bacterial colonies situated inside the neutrophilic collections create characteristic structures called “sulfur granules.”


After histologic diagnosis of actinomycosis, oral antibiotic therapy was administered with a regimen of amoxicillin 500 mg 3 times a day. It was planned to continue this for 3 months. MR after 1 month revealed a reduction of the lesion. Fiber optic laryngoscopic evaluation and MR performed after 3 months showed no evidence of disease.

3. Discussion

Actinomyces are normal inhabitants of the human oral cavity that cannot penetrate healthy tissue, so mucosal breakdown is a predisposing factor for infection. It is very important to investigate if the patient has any risk factors to suspect actinomicosis such as poor oral hygiene, malignancies, diabetes, and immunosuppression [6, 7]. In the present case, the patient denied any clinical history of oromaxillofacial trauma, but he was affected by diabetes, that is correlatable with a debilitating condition. The fifth decade of life is the most affected, and there is a little male prevalence. Racial predisposition or geographic factors are unknown [8]. Actinomycosis of the cervicofacial district usually occurs as a firm mass in submandibular region associated with surrounding hardening or erythema, with slowly growing, painless, and possibly suppurating mass, but it can also present a rapidly progressive fluctuant mass, painful, associated with fever and leukocytosis [9]. Clinically, the absence of lymphadenopathy in the presence of marked induration may differentiate actinomycosis from other diseases such as tubercclosis, syphilis, and sarcoma. In our case the neck ultrasound and the MR did not show cervical lymphadenopathy. Actinomycosis is an insidious disease and its propensity to mimic different pathologies, such as tuberculosis or carcinoma, is well known. CT and MR are aspecific for diagnosis, and they can help in defining site and extension of the lesion [6]. A recent radiologic study evidences the importance of imaging to show the extension of a pharyngeal actinomycosis to the adjacent neck space crossing fascial plane [5]. The invasion of the fascial plane can be related to the bacterial infection spreading without respect for anatomical structures or lymphatic drainage. This infiltrative nature can be correlated with proteolytic enzymes released by Actinomycetes. Typically most lesions appear as not well-defined, infiltrative, soft-tissue masses with an inflammatory reaction.

In our case the MR showed an irregular and undefined tissue thickening with moderate contrast enhancement on the right pharyngoepiglottic ligament and homolateral pyriform sinus, but these radiologic findings were not specific.

The certain diagnosis is based on cytology (FNAC) and/or biopsy [7]. In our case the site of the lesion needed a biopsy in microlaryngoscopy under general anaesthesia.

The histological examination revealed characteristic sulfur granules on a hematoxylin-eosin-stained section. These are rounded or elongated, deep purple aggregates composed of filamentous organisms. The sulfur granules often have eosinophilic club-shaped ends and are often encrusted with protein in the Splendore-Hoeppli phenomenon.

Pharyngeal actinomycosis is a rare localization. Actinomycosis shows a wide variety of symptoms and a characteristic ability to mimic many other diseases. Because of its peculiarity it can be considered a “great pretender” [8]. Only 10% of Actinomyces infections are correctly diagnosed on initial presentation [9]. In the past, surgery has been used both to diagnose and to treat this pathology with its removal. Nowadays with the advent of FNAC, the diagnosis has become easier and less invasive. The biopsy can be performed to obtain the correct diagnosis when multiple FNACs are not diagnostic or the site of the lesion is impossible to reach, as in our case. Moreover the surgical treatment is necessary when complications associated with actinomycosis, such as an abscess to be drained, occur. The main therapeutic treatment is administration of antibiotics, and penicillin is the drug of choice. Erythromycin and tetracycline can be used in patients allergic to penicillin [10]. The antibiotic therapy must be administered in high dosage over a prolonged period because of the tendency of the disease to recur.

Referencias

  1. E. G. Nelson and A. G. Tybor, “Actinomycosis of the larynx,” Ear, Nose and Throat Journal, vol. 71, no. 8, pp. 356–358, 1992. View at: Google Scholar
  2. J. J. Cevera, H. F. Butehorn III, J. Shapiro, and G. Setzen, “Actinomycosis abscess of the thyroid gland,” Laryngoscope, vol. 113, no. 12, pp. 2108–2111, 2003. View at: Publisher Site | Google Scholar
  3. T. T. Kingdom and T. A. Tami, “Actinomycosis of the nasal septum in a patient infected with the human immunodeficiency virus,” Otolaryngology—Head and Neck Surgery, vol. 111, no. 1, pp. 130–133, 1994. View at: Google Scholar
  4. M. H. Goldberg, “Diagnosis and treatment of cervicofacial actinomycosis,” Oral and Maxillofacial Surgery Clinics of North America, vol. 15, no. 1, pp. 51–58, 2003. View at: Publisher Site | Google Scholar
  5. A. H. Pontifex and F. J. Roberts, “Fine needle aspiration biopsy cytology in the diagnosis of inflammatory lesions,” Acta Cytologica, vol. 29, no. 6, pp. 979–982, 1985. View at: Google Scholar
  6. I. Brook, “Actinomycosis: diagnosis and management,” Southern Medical Journal, vol. 101, no. 10, pp. 1019–1023, 2008. View at: Publisher Site | Google Scholar
  7. W. C. Weese and I. M. Smith, “A study of 57 cases of actinomycosis over a 36 year period. A diagnostic �ilure’ with good prognosis after treatment,” Archives of Internal Medicine, vol. 135, no. 12, pp. 1562–1568, 1975. View at: Publisher Site | Google Scholar
  8. M. I. J. Davis, “Analysis of forty-six cases of actinomycosis with special reference to its etiology,” The American Journal of Surgery, vol. 52, no. 3, pp. 447–454, 1941. View at: Google Scholar
  9. M. Miller and A. J. Haddad, “Cervicofacial actinomycosis,” Oral Surgery, Oral Medicine, Oral Pathology, Oral Radiology, and Endodontics, vol. 85, no. 5, pp. 496–508, 1998. View at: Google Scholar
  10. J. K. Park, H. K. Lee, H. K. Ha, H. Y. Choi, and C. G. Choi, “Cervicofacial actinomycosis: CT and MR imaging findings in seven patients,” American Journal of Neuroradiology, vol. 24, no. 3, pp. 331–335, 2003. View at: Google Scholar

Derechos de autor

Copyright © 2013 Luca Volpi et al. This is an open access article distributed under the Creative Commons Attribution License, which permits unrestricted use, distribution, and reproduction in any medium, provided the original work is properly cited.


Ver el vídeo: 5º ANO 10ª AULA DE HISTÓRIA (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Dikree

    Gracias por el artículo

  2. Elim

    Le sugiero que venga en un sitio en el que hay mucha información sobre esta pregunta.

  3. Taugor

    Bueno, intente firmar este método ...

  4. Roane

    Respondiste rápido...

  5. Fenrizshura

    ¡Es la felicidad!



Escribe un mensaje