Podcasts de historia

Cronología de Tigranocerta

Cronología de Tigranocerta


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Cronología de Tigranocerta - Historia

Muerte de Ptolomeo I por causas naturales

276 a.C.

Estallido de la Primera Guerra Siria entre el Imperio seléucida y el Egipto ptolemaico.

272 a.C.

La primera guerra siria termina con la victoria del Egipto ptolemaico

272-261 a.C.

266 a.C.

Estallido de la guerra de Cremonidean (hasta el 262 a. C.), rebelión contra el dominio macedonio por parte de Atenas y Esparta

264 a.C.

Estallido de la Primera Guerra Púnica (hacia el 241 a. C.) entre Roma y Cartago. El asedio conjunto púnico y siracusano de Messana comienza la lucha.

263 a.C.

La alianza entre Siracusa y Roma permite a los romanos concentrarse en vencer a Cartago en Sicilia.

Eumenes & rsquo War, breve guerra en la que Pérgamo se independiza del Imperio seléucida.

262 a.C.

Primera Guerra Púnica: el asedio y la batalla de Agrigentum ve a Roma capturar al aliado cartaginés en Sicilia

261 a.C.

Muerte de Antíoco I, emperador seléucida. Fin de la guerra de Eumenes

260 a.C.

256 a.C.

Batalla del cabo Ecnomus, victoria naval romana que les permitió invadir la patria africana de Cartago

255 a.C.

Batalla de Túnez, victoria cartaginesa que puso fin a la invasión romana de África

Batalla del cabo Hermaeum, victoria naval romana que permitió el rescate de los supervivientes de la batalla de Túnez

254 a. C.

Saqueo de Agrigentum, las fuerzas cartaginesas recuperan y saquean la ciudad de Agrigentum, perdida en 262 a. C.

Sitio de Panormus, las fuerzas romanas capturan la principal base cartaginesa en el norte de Sicilia.

251 a.C.

Batalla de Panormus, victoria romana sobre una fuerza cartaginesa enviada para recuperar Panormus (Sicilia)

250 a.C.

Inicio del asedio de Lilybaeum (hasta el 241 a. C.), intento romano de capturar la principal base cartaginesa en Sicilia.

249 a.C.

La batalla de Drepanum fue la única derrota naval romana seria de la Primera Guerra Púnica.

246 a.C.

Fecha probable de la batalla de Andros, victoria naval macedonia sobre una flota egipcia en el Egeo.

Estallido de la Tercera Guerra Siria o Guerra de Laodicea (hasta el 241 a.C.) entre Egipto y el Imperio seléucida

242 a.C.

Asedio de Drepanum (hasta 242-241 a.C.). La flota romana llega por sorpresa a Sicilia. Las tropas aterrizan en Drepanum y comienzan un asedio.

241 a.C.

Tercera guerra siria o guerra de Laodicea, (desde 246 a.C.) termina con una victoria egipcia menor

Estallido de la Guerra de los Hermanos, c. 241-236 a. C., guerra civil en la que el Imperio seléucida se dividió temporalmente en dos.

240 a.C.

Batalla de Ancyra, (o 239 a.C.), batalla decisiva de la Guerra de los Hermanos y victoria de los rebeldes bajo Antíoco Hierax.

230-228 a.C.

Aunque fue un conflicto breve y limitado, la Primera Guerra Iliria (230-228 a. C.) es digna de mención como la primera vez que la República Romana envió sus ejércitos a las costas orientales del Adriático.

221 a.C.

Estallido de la inconclusa Cuarta Guerra Siria (hasta el 217 a. C.)

220 a.C.

Batalla cerca de Apolonia ve a Antíoco III derrotar una rebelión bajo el sátrapa Molon

219 a.C.

La Segunda Guerra Iliria (219 a. C.) fue una breve campaña en la que los romanos restauraron el equilibrio de poder que habían creado al final de la Primera Guerra Iliria, diez años antes.

218 a.C.

Batalla del paso del árbol plano, victoria seléucida durante la Cuarta Guerra Siria

217 a.C.

22 de junio

La batalla de Raphia, el 22 de junio, fue la batalla decisiva de la Cuarta Guerra Siria y una victoria egipcia sobre Antíoco III.

218 a.C.

Noviembre

Diciembre

215-205 a. C.

La Primera Guerra de Macedonia fue causada por la decisión de Felipe V de Macedonia de formar una alianza con Aníbal a raíz de su serie de grandes victorias contra Roma en Italia.

208 a.C.

207 a.C.

22 de junio

Batalla de Metaurus, derrota de la segunda invasión púnica de Italia dirigida por el hermano de Hannibal, Asdrúbal

La batalla de Mantinea fue la batalla más importante de la Primera Guerra de Macedonia, aunque no involucró a ninguno de los principales participantes en esa guerra.

206 a.C.

205 a.C.

La paz de Fenicia de 205 puso fin a los combates de la Primera Guerra de Macedonia (215-205 a. C.).

204 a. C.

203 a.C.

Noviembre

202 a.C.

Enero

La batalla de Gaixia (enero de 202 a. C.) fue la batalla decisiva de la Contención Chu-Han y vio a Liu Bang infligir una gran derrota a Xiang Yu de Chu, quien se suicidó poco después de la batalla.

201 a.C.

La batalla de Quíos fue la primera de dos batallas navales libradas por Felipe V de Macedonia frente a las costas de Asia Menor durante 201.

La batalla de Lade fue la segunda de dos batallas navales libradas por Felipe V de Macedonia durante el 201 a. C.

200-196 a.C.

El asedio de Abydos fue una de las finales de una serie de conquistas realizadas por Felipe V de Macedonia alrededor del Egeo que ayudó a desencadenar la Segunda Guerra de Macedonia (contra Roma).

198 a.C.

24 de junio (fecha probable)

La batalla del Aous fue la primera victoria romana significativa durante la Segunda Guerra de Macedonia.

197 a.C.

La batalla de Cynoscephalea de 197 a.C. fue la batalla decisiva de la Primera Guerra de Macedonia, y fue la primera de una serie de victorias ganadas por las legiones romanas sobre la falange griega que puso fin a tres siglos de dominio griego en el campo de batalla.

192-188 a.C.

La guerra entre Roma y Antíoco III fue la segunda de dos guerras que vieron a la República Romana, en un período de menos de una década, derrotar a los dos estados sucesores más poderosos del imperio de Alejandro Magno y Macedonia y el Imperio seléucida. .

191 a.C.

La batalla de las Termópilas puso fin a la fase griega de la guerra entre Roma y el emperador seléucida Antíoco III, y vio a Antíoco expulsado de Grecia.

La batalla de Corycus fue la primera batalla naval de la guerra entre Roma y Antiochus III, y vio a los romanos y sus aliados comenzar a ganar el control del Mar Egeo.

190 a.C.

La batalla de Eurymedon (o Side) fue una de las dos batallas navales que marcaron un punto de inflexión en esos años de lucha en la guerra entre Roma y Antiochus III.

La batalla de Myonnesus fue la batalla naval decisiva de la Guerra entre Roma y Antiochus III, y vio una flota combinada romana y rodiana derrotar a Antiochus & rsquo principal flota superviviente.

La batalla de Magnesia, en el invierno de 190 a.C., vio a un ejército romano muy superado en número derrotar al ejército del emperador seléucida Antíoco III (el Grande), alterando para siempre el equilibrio de poder en el Mediterráneo oriental.

188 a.C.

La paz de Apamea del 188 a.C. puso fin a la guerra entre Roma y Antíoco III, y también puso fin a cualquier posibilidad de que el Imperio seléucida pudiera reclamar sus tierras en Asia Menor.

168 a.C.

22 de junio

113-101 a.C.

113 a.C.

112 a.C.

111-104 a. C.

110/109 a. C.

109 a.C.

La batalla del río Muthul (109 a. C.) fue la primera victoria romana significativa durante la Guerra de Jugurthine, pero tuvo poco impacto a largo plazo en el curso de la guerra.

El sitio de Zama (109 a. C.) fue un intento romano de obligar a Jugurta a aceptar una batalla que fracasó y tuvo que ser abandonada después de que Jugurta llevara a cabo una serie de costosos ataques contra el campamento romano.

La derrota de Silano (109-108 a. C.) fue quizás la derrota romana más oscura durante la Guerra de Cimbric, con su ubicación y fecha en duda, ¡e incluso una fuente que la convirtió en una victoria romana!

108 a.C.

La revuelta de Vaga (108 a. C.) vio esta ciudad númida masacrar a una guarnición romana, antes de ser recapturada casi de inmediato por los romanos, al mismo tiempo que abrió una disputa entre los comandantes romanos Metelo y Mario.

El asedio de Thala (108 a.C.) vio a los romanos bajo Metelo capturar el sitio de uno de los tesoros de Jugurta, pero sin capturar al Rey o asegurar gran parte del tesoro (Guerra de Jugurthine)

107 a.C.

El asedio de Capsa (107 a. C.) fue el primer gran éxito militar de Marius en Numidia, pero aunque lo ayudó a conquistar el sureste del reino, no logró poner fin a la guerra más cerca (Guerra Jugurthine).

La derrota de Casio Longino (107 a. C.) vio a un ejército romano derrotado y humillado por los Tigurini, una tribu helvética que atacaba el sur de la Galia.

106 a.C.

El asedio cerca del río Muluccha (106 a. C.) vio a Mario asediar y capturar una de las últimas fortalezas de Jugurta, casi en la frontera occidental de Numidia.

El asedio de Tolosa (106 a. C.) es el único combate registrado en ese año durante la Guerra de Cimbric, y vio a los romanos reconquistar una ciudad aliada que se había rebelado contra ellos.

106/105 a. C.

La primera batalla de Cirta (invierno 106-105 a. C.) vio a un ejército romano bajo el mando de Mario escapar por poco de una emboscada dirigida por Jugurta y su aliado Boco (Guerra de Jugurthine).

La segunda batalla de Cirta (invierno 106-105 a. C.) fue la última gran batalla de la Guerra de Jugurthine, y vio a los romanos rechazar un segundo ataque contra su ejército en cuatro días, convenciendo al aliado de Jugurta, Boco, de cambiar de bando.

105 a.C.

6 de octubre

102 a.C.

101 a.C.

30 de julio

91-88 a.C.

90 a.C.

La batalla cerca de Grumentum (90 aC) fue un revés sufrido por los romanos en Lucania a principios de la Guerra Social.

El asedio de Aesernia (90 a. C.) fue un éxito para los aliados italianos y los vio capturar la colonia latina de Aesernia después de un largo asedio (Guerra Social Italiana).

El asedio de Acerrae (90 a. C.) vio a los rebeldes italianos derrotar una serie de intentos romanos de levantar el asedio, pero, frustrantemente, no sabemos cómo terminó.

La batalla del río Tolenus o Liris (11 de junio de 90 aC) fue una victoria para los rebeldes italianos en la que mataron al cónsul Publius Rutilius Lupus, aunque Marius, que estaba sirviendo a sus órdenes, restauró en parte la situación.

La batalla de Teanum Sidicinum (90 a. C.) vio al cónsul romano Lucio Julio César sufrir una derrota a manos del líder samnita Marius Egnatius (Guerra Social), probablemente durante un intento de levantar el sitio de Aesernia o Acerrae.

La batalla del monte Falernus (90 a. C.) fue una victoria de los italianos sobre una fuerza romana bajo el mando de Pompeyo Estrabón que se estaba moviendo para sitiar Asculum (Guerra Social).

El asedio de Firmum (90 a. C.) vio a Pompeyo Estrabón asediado en la ciudad después de sufrir una derrota en el monte Falernus, lo que retrasó su intento de asediar Asculum (Guerra Social Italiana).

El asedio de Asculum (90-89 a. C.) fue uno de los asedios más largos de la Guerra Social y, finalmente, Pompeyo Estrabón tomó la ciudad, después de un asedio que pudo haber durado más de un año.

89 a.C.

La Primera Guerra Mitrídatica (89-85 a.C.) fue el primero de tres enfrentamientos entre la República Romana y Mitrídates VI del Ponto que duraría casi treinta años y terminaría con la destrucción del reino póntico.

La batalla del lago Fucinus (89 aC) fue una derrota romana a manos de los Marsianos, que se produjo después de la muerte del comandante romano Lucius Porcius Cato (Guerra Social Italiana).

El sitio de Herculano (probablemente hasta el 11 de junio de 89 a. C.) es uno de los incidentes más oscuros de la Guerra Social, y vio a un ejército romano reconquistar la ciudad después de que cayera en manos de los samnitas en el 90 a. C.

La batalla de Nola (verano, 89 a. C.) fue una serie de encuentros en los que Sila derrotó a un intento samnita de levantar sus sitios de Herculano y Pompeya (Guerra Social).

El asedio de Pompeya (89 a. C.) vio a un ejército romano al mando de Sila reconquistar la ciudad, después de que cayera en manos de los rebeldes italianos el año anterior (Guerra Social).

El asedio de Aeclanum (89 a. C.) vio a Sila forzar la rendición de los Hirpini después de capturar su ciudad principal (Guerra Social)

El asedio de Bovianum (89 a. C.) fue la última victoria de Sila durante su campaña de 89 a. C., y lo vio capturar una ciudad samnita que fue el sitio del consejo común de los rebeldes italianos.

La batalla de Canusium (89 a. C.) fue una serie de conflictos que vieron a los romanos bajo el mando de Cayo Cosconio derrotar a los samnitas en Apulia y recuperar el control de gran parte del área.

La batalla del río Amnias (89 a.C.) fue la primera batalla de la Primera Guerra Mitrídatica, y fue la primera de una serie de victorias en las que los ejércitos de Mitrídates VI conquistaron la provincia romana de Asia.

La batalla de Protopachium, 89 a.C., fue la segunda de dos victorias ganadas por los ejércitos de Mitrídates VI del Ponto que al menos destruyeron temporalmente la autoridad romana en su provincia de Asia al comienzo de la Primera Guerra Mitrídatica.

88 a.C.

La batalla del río Teanus (88 a. C.) fue la última gran batalla de la Guerra Social Italiana y terminó con la muerte de Quintus Poppaedius Silo, uno de los comandantes italianos más capaces.

El asedio de Rodas del 88 a. C. fue una de las primeras derrotas sufridas por Mitrídates VI del Ponto en el período temprano de la Primera Guerra Mitrídatica contra Roma.

88-87 a. C.

La Primera Guerra Civil de Sila (88-87 a. C.) fue desencadenada por un intento de despojarlo del mando contra Mitrídates y vio a Sila convertirse en el primer romano en liderar un ejército contra la ciudad durante cuatrocientos años.

El ataque de Sila a Roma o la batalla del Foro Esquilino (88 a.C.) fue un momento clave en la caída de la República Romana, y fue la primera vez en al menos 400 años que un comandante romano había dirigido un ejército contra la ciudad (Sila Primera Guerra Civil).

87 a.C.

El asedio de Roma (87 a. C.) vio a los oponentes de Sila tomar el control de la ciudad después de una prolongada campaña en las cercanías de Roma.

El asedio de Atenas de 87-86 a.C. fue uno de los primeros grandes éxitos romanos durante la Primera Guerra Mitrídatica (89-85 a.C.), y marcó el punto en el que la iniciativa en la guerra comenzó a moverse hacia los romanos.

El asedio del Pireo de 87-86 a.C. Fue un enfrentamiento encarnizado que sólo terminó cuando los defensores de la ciudad se retiraron por mar tras la caída de la ciudad de Atenas.

86 a.C.

La batalla de Chaeornea (86 a.C.) fue la primera de dos aplastantes derrotas sufridas por los ejércitos pónticos que pusieron fin a la invasión de Grecia por Mitrídates VI (Primera Guerra Mitrídatica).

La batalla de Orcómeno del 86 a.C. fue la segunda de las dos grandes victorias romanas que pusieron fin a la invasión póntica de Grecia durante la Primera Guerra Mitrídatica.

83 a.C.

La Segunda Guerra Mitrídatica, 83-82 a. C., fue un conflicto de corta duración causado en gran parte por la ambición de Lucius Licinius Murena, el gobernador romano de Asia después del final de la Primera Guerra Mitrídatica.

La Segunda Guerra Civil de Sila (83-82 a. C.) vio a Sila derrocar el establecimiento mariano de Roma, reformar la constitución romana y luego retirarse inesperadamente a la vida privada, renunciando al poder formal.

La batalla del monte Tifata o Casilinum (83 a. C.) fue la primera gran batalla durante la invasión de Italia de Sila después de su regreso del este, y lo vio derrotar al ejército del cónsul Cayo Norbano (Segunda Guerra Civil de Sila).

La 'batalla' de Teanum (83 a. C.) vio a Sila ganar a casi todo el ejército del cónsul Escipión Asiático, obteniendo una victoria incruenta sobre el segundo de los dos ejércitos consulares que habían sido enviados contra él mientras avanzaba hacia Roma (Segunda Guerra de Sila). Guerra civil).

82 a.C.

La batalla del río Halys fue el único enfrentamiento importante durante la corta Segunda Guerra Mitrídatica (83-82 a. C.) y fue una de las pocas derrotas sufridas por un ejército romano durante las tres guerras contra Mitrídates IV del Ponto.

La batalla de Sacriportus (82 a. C.) fue una batalla clave de la Segunda Guerra Civil de Sila, y lo vio derrotar al ejército del cónsul Mario el Joven. Posteriormente, Mario fue sitiado en Praeneste, mientras que Sila pudo ocupar Roma sin luchar.

La batalla del río Aesis (82 a. C.) fue la primera batalla en el segundo año de la Segunda Guerra Civil de Sila, y probablemente vio a un ejército de Sulla al mando de Metelo Pío derrotar a parte del ejército del cónsul Carbo, bajo el mando de uno de sus generales. C. Carinas.

El asedio de Praeneste (82 a. C.) vio al cónsul Mario el Joven sitiada en la ciudad durante la mayor parte de la campaña del 82 a. C., desde su derrota en la batalla de Sacriportus en la primavera, hasta su suicidio cuando la ciudad se rindió a Sila (Sila Segunda Guerra Civil).

La batalla del río Glanis (83 a. C.) vio a Sila derrotar a una fuerza de caballería celtíbera que había sido enviada para ayudar a los cónsules en su intento de resistir su invasión de Italia (Segunda Guerra Civil de Sila).

La batalla de Saturnia (83 a. C.) fue una victoria menor para las fuerzas de Sulla sobre una parte separada del ejército de Carbo durante un período de campaña en el área alrededor de Clusium (Segunda Guerra Civil de Sulla).

La batalla de Sena Gallica (82 a. C.) vio a Pompeyo derrotar a uno de los ejércitos del cónsul Carbo cerca de un pequeño puerto en el Adriático, lo que ayudó a fortalecer la posición de Sila en el norte de Italia (Segunda Guerra Civil de Sila).

La primera batalla de Clusium (82 a. C.) fue una batalla inconclusa entre Sila y Carbo, que se libró a ochenta millas al norte de Roma.

La batalla y el asedio de Spoletium (82 a. C.) fue un éxito parcial para Pompeyo, que entonces servía bajo Sila, contra Carrinas, uno de los lugartenientes del cónsul Carbó.

La batalla de Faventia (82 a. C.) vio el fracaso total de un intento de Carbo de lanzar un ataque sorpresa contra el comandante de Sila en el norte de Italia, Metelo Pío. Poco después, Carbó abandonó la lucha y huyó a África, dejando la causa mariana casi sin líderes en Italia (Segunda Guerra Civil de Sila).

La batalla de Placentia (82 a. C.) vio al comandante Silano Marcus Lucullus derrotar a un ejército mariano en el Valle del Po, lo que ayudó a poner fin a su mando de la Galia Cisalpina.

La segunda batalla de Clusium (82 a. C.) vio a Pompeyo derrotar a los restos del ejército del cónsul Carbó, después de que hubieran sido abandonados por su comandante (Segunda Guerra Civil de Sila).

La batalla de la Puerta Colline (1 de noviembre de 82 a. C.) vio a un ejército mayoritariamente samnita acercarse peligrosamente a capturar Roma, aprovechando la distracción causada por la Segunda Guerra Civil de Sila.

El asedio de Norba (82 a. C.) fue un incidente menor durante la Segunda Guerra Civil de Sila, y vio a la ciudad resistir a las fuerzas de Sila durante algún tiempo después de que las fuerzas anti-Silanas fueran destruidas en la batalla de la Puerta Colina.

81 a.C.

80-72 a. C.

80 a.C.

El sitio de Nola (hasta el 80 a. C.) fue un intento romano intermitente de reconquistar la ciudad después de que cayera en manos de los samnitas durante la Guerra Social, que no terminó hasta después de la Segunda Guerra Civil de Sila.

La batalla de los Baetis (80 a. C.) fue una de las primeras victorias de Sertorius & rsquos en España tras su regreso de África y marcó el inicio de la larga Guerra Sertoriana.

79 a.C.

78 a.C.

76 a.C.

El asedio de Lauro o Lauron (76 aC) vio a Sertorio burlar a Pompeyo y obligarlo a mirar indefenso mientras la ciudad caía ante él y era destruida (Guerra Sertoriana).

La batalla de Itálica Hispalis (76 a. C.) fue la primera de las dos victorias registradas por Metelo Pío sobre Sertorio y el teniente rsquos capaz Hirtuleio, y se produjo mientras el propio Sertorio estaba en campaña en el este de España.

75 a.C.

La batalla de Segovia (75 a. C.) fue una de las batallas más importantes de la Guerra Sertoriana, y vio a Metelo Pío derrotar y matar a Sertorio y al teniente más capaz Hirtuleio.

La batalla de Valentia (75 a. C.) vio a Pompeyo derrotar a dos de los subordinados de Sertorio y rsquos y capturar la ciudad de Valentia, lo que le dio un comienzo exitoso a la campaña del 75 a. C. que no pudo convertir en una conclusión exitosa de la guerra.

La batalla del Sucro (75 a. C.) fue un choque inconcluso entre Pompeyo y Sertorio, pero Sertorio se vio obligado a retirarse al día siguiente después de que llegaran los refuerzos romanos.

La batalla de Saguntum o el Turia (75 a. C.) fue una batalla empatada durante la Guerra Sertoriana, y vio a Sertorius inicialmente ganar ventaja antes de verse obligado a retirarse.

El asedio de Clunia (75 a. C.) vio a Sertorio reconstruir su ejército mientras era asediado por Pompeyo y Metelo, y luego escapar para unirse a su nuevo ejército.

74 a.C.

73 a.C.

La Tercera Guerra Mitrídatica del 73-63 a.C. Fue el último de los tres enfrentamientos entre Mitrídates VI del Ponto y la República Romana. Una guerra que comenzó en el oeste de Asia Menor terminó con los ejércitos romanos haciendo campaña en Armenia, al este del Mar Negro y en Siria y vio el poder romano extenderse a regiones completamente nuevas.

La batalla de Calcedonia fue una batalla combinada por tierra y mar al comienzo de la Tercera Guerra Mitrídatica que terminó con una aplastante victoria de Mitrídates VI del Ponto.

El asedio de Cyzicus fue una victoria romana que puso fin a la campaña de Mitrídates VI en Asia Menor occidental al comienzo de la Tercera Guerra Mitrídatica.

La batalla de Rhyndacis del 73 a.C. fue el primero de una serie de desastres que sufrió el ejército de Mitrídates VI de Ponto cuando intentó retirarse del sitio de Cyzicus (Tercera Guerra Mitrídatica).

La batalla de Lemnos fue una victoria naval ganada por Lucius Licinius Lucullus a principios de la Tercera Guerra Mitrídatica sobre una flota póntica comandada por el renegado romano Marco Varius.

72 a. C.

El asedio de Eupatoria (c.72-71 a.C.) fue uno de los asedios más breves durante la invasión del Ponto por parte del general romano Lúculo (Tercera Guerra Mitrídatica).

La derrota de Perpenna & rsquos (72 aC) fue la batalla final de la Guerra Sertoriana, y vio al asesino de Sertorius & rsquos derrotado por Pompeyo después de varios días de escaramuzas.

69 a.C.

La batalla de Tigranocerta, 6 o 7 de octubre de 69 a.C., fue una victoria romana unilateral sobre un ejército masivo liderado por Tigranes I de Armenia, pero que los romanos no pudieron aprovechar.

58 a.C.

La batalla de Arar (junio de 58 a. C.) fue la primera victoria significativa ganada por Julio César y marcó el inicio inusualmente tardío de su carrera militar.

Junio ​​Julio

La batalla de Bibracte (junio / julio de 58 a.C.) fue la segunda y decisiva batalla en la primera campaña militar de Julio César, y lo vio obligar a la tribu Helvetii a abandonar su planeada migración desde Suiza a la costa oeste de Francia.

Septiembre

La batalla de Vesontio (septiembre de 58 a. C.) fue la segunda gran victoria de la carrera militar de Julio César y lo vio derrotar a un gran ejército de alemanes liderados por Ariovisto, un jefe suebio que había cruzado el Rin algunos años antes para intervenir en una guerra entre Roma. aliado es el Aedui y el Sequani.

57 a.C.

La batalla de Aisne (57 a. C.) fue la primera victoria de Julio César en su campaña contra las tribus belgas de la Bélgica moderna.

La batalla de Sambre (julio 57 a. C.) fue la batalla más importante de la campaña de César contra los belgas en 57 a. C. y vio a su ejército recuperarse después de ser emboscado para infligir una aplastante derrota a tres tribus belgas lideradas por los Nervii.

Septiembre

El asedio de los Atuatuci (septiembre de 57 a. C.) fue la gran victoria final durante la conquista de los belgas por parte de Julio César.

Invierno 57/56 a.C.

La batalla de Octoduro (invierno 57/56 a.C.) fue una batalla en el valle superior del Ródano descrita por Julio César como una victoria romana, pero que terminó efectivamente con un intento de abrir el Gran Paso de San Bernardo.

56 a.C.

La derrota de los sotiates (56 a. C.) fue la primera de dos grandes batallas en lugares desconocidos en los que Publius Craso, el hijo del Triunvir y uno de los lugartenientes más capaces de César, derrotó a las tribus aquitani del suroeste de la Galia.

La batalla del Golfo de Morbihan (junio de 56 a.C.) fue la primera batalla naval en la historia registrada que definitivamente tuvo lugar en el Atlántico Norte, y vio a una flota romana levantada por Julio César destruir el poder naval de la tribu Veneti de la Bretaña moderna.

54 a.C.

Octubre

El desastre de Atuatuca (octubre de 54 a. C.) fue uno de los reveses más graves que sufrió Julio César durante su conquista de la Galia, y vio a los Eburones destruir toda una legión romana que acababa de entrar en los cuarteles de invierno.

52 a.C.

El asedio de Gorgobina (principios del 52 a. C.) vio a Vercingetorix atacar sin éxito una ciudad que estaba bajo la protección de Julio César. Los galos se vieron obligados a levantar el sitio cuando César se acercó desde el norte con su ejército principal y sitió Novidunum, pero el ataque había obligado a los romanos a abandonar sus cuarteles de invierno mucho antes de lo que les hubiera gustado.

El asedio de Vellaunodunum (principios del 52 a. C.) fue el primero de los tres ataques romanos a las ciudades galas que obligaron a Vercingetorix a abandonar su sitio de Gorgobina a principios de la Gran Revuelta Galia del 52 a. C.

El asedio de Cenabum (principios del 52 a. C.) fue el segundo de los tres ataques romanos a ciudades galas que obligaron a Vercingetorix a abandonar su asedio a Gorgobina, y que vio a los romanos tomar la ciudad donde había comenzado la gran revuelta gala.

Marcha

El asedio de Noviodunum (probablemente marzo del 52 a. C.) fue el tercero de los tres ataques romanos contra ciudades galas que obligaron a Vercingetorix a abandonar su sitio de Gorgobina. También vio el primer enfrentamiento directo entre los principales ejércitos de César y Vercingetorix, una acción de caballería menor librada fuera de la ciudad.

Marzo Abril

El asedio de Avaricum (c. Marzo-abril de 52 a. C.) fue el primer gran enfrentamiento entre Julio César y Vercingetorix durante la Gran Revuelta Galia, y terminó con una victoria romana y el saqueo de la ciudad.

La batalla de Lutecia (mayo 52 a. C.) fue una victoria de Labieno, el lugarteniente más capaz de César durante las guerras de las Galias, sobre los Senones y Parisii en la margen izquierda del Sena, cerca del centro del París moderno.

El fallido asedio de Gergovia (mayo del 52 a.C.) fue el único gran revés sufrido por un ejército dirigido en persona por Julio César durante toda la Guerra de las Galias.

Octubre

51 a.C.

La batalla en el Loira de principios del 51 a. C. Fue una victoria romana que puso fin a la gran revuelta gala en la costa occidental de la Galia.

La derrota de Comius el Atrebatiano, a fines del 51 a.C., fue una escaramuza menor de caballería, digna de mención solo por ser la última batalla registrada de la Guerra de las Galias de César.

50 a.C.

49 a.C.

El asedio de Corfinium (principios del 49 a. C.) fue la primera acción militar de la Gran Guerra Civil Romana y vio a César aplastar rápidamente un intento de defender la ciudad contra él.

El asedio de Brundisium (49 a. C.) vio un breve enfrentamiento entre Pompeyo y César al comienzo de la Gran Guerra Civil Romana, antes de que Pompeyo escapara a Epiro.

El asedio de Massilia (marzo-septiembre de 49 a. C.) fue una victoria temprana de César durante la Gran Guerra Civil Romana, ganada en gran parte por sus subordinados mientras el propio César hacía campaña en España.

Las batallas navales de Massilia (49 aC) fueron dos victorias ganadas por el comandante naval de César Decimus Brutus durante el asedio de la misma ciudad.

La batalla de Utica (49 a. C.) fue una victoria inicial ganada por G. Scribonius, comandante de César en el norte de África, sobre los partidarios de Pompeyo (Gran Guerra Civil Romana)

El asedio de Utica (49 a. C.) fue un breve intento del lugarteniente de César en el norte de África, G. Scribonius Curio, de aprovechar su victoria en una batalla fuera de la ciudad (Gran Guerra Civil Romana).

La batalla del río Bagradas (24 de julio de 49 a. C.) fue una gran derrota para el ejército de César en el norte de África y estableció firmemente el control de Pompeyo sobre la zona.

El sitio de Curicta (49 a. C.) fue un éxito para los partidarios de Pompeyo contra el gobernador de Iliria por parte de César a principios de la Gran Guerra Civil Romana.

El asedio de Salonae (49 a. C.) fue un intento fallido de los partidarios de Pompeyo en Illyricum de capturar una ciudad que apoyaba a César (Gran Guerra Civil Romana).

La batalla de Ilerda (2 de mayo-julio de 49 a. C.) fue el primer gran éxito militar de César durante la Gran Guerra Civil, y lo vio derrotar a los ejércitos más experimentados de Pompeyo, apostados en España, donde Pompeyo había obtenido una de sus primeras victorias, contra las fuerzas de el rebelde romano Sertorio, y que había sido su provincia proconsular en el 55 a. C.

48 a.C.

El asedio de Dyrrhachium (marzo-mayo del 48 a. C.) fue el primer enfrentamiento directo entre César y Pompeyo durante la Gran Guerra Civil Romana, y terminó como una victoria para Pompeyo después de que rompió las líneas de asedio de César.

La batalla de Dyrrhachium (20 de mayo de 48 a. C.) fue el revés más grave sufrido en persona por César durante la Gran Guerra Civil Romana y vio a Pompeyo romper un bloqueo al sur de Dyrrhachium en la costa oriental del Adriático.

El sitio de Gomphi (48 a. C.) fue una pequeña victoria obtenida por César en el período comprendido entre su derrota en Dyrrhachium en mayo y su victoria en Pharsalus en agosto.

La batalla de Pharsalus (9 de agosto de 48 a. C.) fue la batalla decisiva de la Gran Guerra Civil Romana, y vio a César derrotar a Pompeyo y al ejército principal del Senado y rsquos.

El asedio de Alejandría (agosto 48 a. C.-enero / febrero 47 a. C.) vio a Julio César quedar atrapado en la ciudad después de involucrarse en la política egipcia. Solo pudo escapar después de que un ejército de socorro llegó a la ciudad, lo que le permitió derrotar a Ptolomeo XIII y sus aliados en la batalla del Nilo.

La batalla de Nicópolis (48 a. C.) vio a Farnaces, hijo de Mitrídates el Grande del Ponto, derrotar a un ejército romano que intentaba detenerlo aprovechando la ausencia de César y rsquos en Egipto para recuperar el control de parte del antiguo Imperio de su padre.

47 a.C.

El sitio de Pelusio (principios del 47 a. C.) fue una de las primeras victorias de Mitrídates de Pérgamo durante su expedición para rescatar a César, que luego fue sitiado en Alejandría.

La batalla del Nilo (febrero 47 a. C.) fue la acción final de la guerra de César y rsquos en Alejandría, y lo vio unirse al ejército de socorro al mando de Mitrídates de Pérgamo para derrotar al ejército de Ptolomeo XIII.

La batalla de Zela (mayo 47 a. C.) vio a César derrotar a Farnaces, rey del Bósforo cimerio, tan rápidamente que inspiró su cita más famosa, & lsquoVeni, vidi, vici & rsquo, o & lsquo Vine, vi, conquisté & rsquo.

46 a.C.

La batalla de Carteia (46 a. C.) fue una pequeña victoria naval ganada por uno de los lugartenientes de César sobre una flota pompeyana que había escapado de África a España después de la batalla de Tápsus (47 a. C.).

La batalla de Ruspina (46 a. C.) fue una derrota menor sufrida por César poco después de su llegada a África, pero sus oponentes republicanos no pudieron aprovechar al máximo su éxito y permitieron que César se recuperara del revés inicial.

La batalla de Ascurum (46 a. C.) fue una derrota menor para las fuerzas republicanas durante la última campaña africana de la Gran Guerra Civil y vio fracasar un intento de invadir Mauritania.

El asedio de Leptis Minor (enero de 46 a. C.) fue un breve intento de las fuerzas republicanas bajo el mando de Labieno de reconquistar una ciudad que había pasado a manos de César poco después de su llegada a África.

El asedio de Cirta (enero de 46 a. C.) vio a los aliados de César y rsquos capturar y saquear una de las ciudades clave de Numidia, lo que obligó al rey Juba a retirar la mayoría de sus tropas del ejército republicano, debilitándolo justo cuando César estaba en su momento más vulnerable.

El asedio de Acilla (enero de 46 a. C.) fue un fallido intento republicano de reconquistar una ciudad que se había puesto del lado de César tras su llegada al norte de África.

La batalla de Tegea (marzo del 46 a. C.) fue la última de una serie de escaramuzas entre las fuerzas de César y los republicanos en la campaña que terminó en Thapsus, y fue una batalla inconclusa que ayudó a convencer a César de que el comandante republicano Escipión no se arriesgaría a una batalla a gran escala a menos que se viera obligado a participar.

La batalla de Thapsus (abril 46 a. C.) vio a César derrotar al último gran ejército republicano, comandado por Metellus Scipio, después de una campaña en África que a menudo lo vio superado en número y escaso de suministros.

La batalla de Hippo Regius (verano del 46 a. C.) fue una victoria naval para el aventurero romano P. Sittius en la que murieron varios de los líderes republicanos que huían tras su derrota en Thapsus.


Contenido

Orígenes Editar

Las tierras altas geográficas de Armenia, entonces conocidas como las tierras altas de Ararat (asirio: Urartu), fueron habitadas originalmente por tribus proto-armenias que aún no constituían un estado o nación unitaria. Las tierras altas fueron unidas por primera vez por tribus en las cercanías del lago Van en el Reino de Van (Urartian: Biainili). El reino compitió con Asiria por la supremacía en las tierras altas de Ararat y el Creciente Fértil.

Ambos reinos cayeron ante los invasores iraníes del vecino Oriente (medos, seguidos por los persas aqueménidas) en el siglo VI a. C. Su territorio fue reorganizado en una satrapía llamada Armenia (persa antiguo: Armina, Elamite: Harminuya, acadio: Urashtu). La dinastía Orontid gobernó como sátrapas del Imperio aqueménida durante tres siglos hasta la derrota del imperio contra el imperio macedonio de Alejandro Magno en la batalla de Gaugamela en 331 a. C. Después de la muerte de Alejandro en 323 a. C., un general macedonio llamado Neoptolemus obtuvo Armenia hasta que murió en 321 a. C. y los oróntidas regresaron, no como sátrapas, sino como reyes.

Dinastía Orontid Editar

Orontes III y el gobernante de la Pequeña Armenia, Mitrídates, se reconocieron independientes, elevando así la antigua satrapía armenia a un reino, dando origen a los reinos de Armenia y la Pequeña Armenia. Orontes III también derrotó al comandante de Tesalia Menon, que quería capturar las minas de oro de Sper.

Debilitado por el Imperio seléucida que sucedió al Imperio macedonio, el último rey oróntida, Orontes IV, fue derrocado en 200/201 a. C. y el reino fue tomado por un comandante del Imperio seléucida, Artashes I, que se presume está relacionado con la propia dinastía Orontid.

Dinastía Artaxiad Editar

La influencia del Imperio seléucida sobre Armenia se había debilitado después de que fue derrotado por los romanos en la Batalla de Magnesia en 190 a. C. Así, Artaxias I fundó un estado armenio helenístico en el mismo año junto con el reino armenio de Sophene dirigido por Zariadres. Artaxias se apoderó de Yervandashat, unió las Tierras Altas de Armenia a expensas de las tribus vecinas y fundó la nueva capital real de Artaxata cerca del río Araxes. [6] Según Estrabón y Plutarco, Hannibal recibió hospitalidad en la corte armenia de Artaxias I. Los autores agregan una historia apócrifa de cómo Hannibal planeó y supervisó la construcción de Artaxata. [7] La ​​nueva ciudad se colocó en una posición estratégica en la confluencia de rutas comerciales que conectaban el mundo de la Antigua Grecia con Bactria, India y el Mar Negro, lo que permitió prosperar a los armenios. [6] Tigranes el Grande vio una oportunidad de expansión en la constante lucha civil hacia el sur. En el 83 a. C., por invitación de una de las facciones en las interminables guerras civiles, entró en Siria y pronto se estableció como gobernante de Siria, poniendo prácticamente al final al Imperio seléucida, y gobernó pacíficamente durante 17 años. Durante el cenit de su gobierno, Tigranes el Grande extendió el territorio de Armenia fuera de las Tierras Altas de Armenia sobre partes del Cáucaso y el área que ahora es el sureste de Turquía, Irán, Siria y Líbano, convirtiéndose en uno de los estados más poderosos del Imperio Romano. Este.

Regla romana Editar

Armenia quedó bajo la esfera de influencia de la Antigua Roma en el 66 a. C., después de la batalla de Tigranocerta y la derrota final del aliado de Armenia, Mitrídates VI del Ponto. Mark Antony invadió y derrotó el reino en el 34 a. C., pero los romanos perdieron la hegemonía durante la Guerra Final de la República Romana en el 32-30 a. C. En el 20 a. C., Augusto negoció una tregua con los partos, convirtiendo a Armenia en una zona de amortiguamiento entre las dos potencias principales.

Augusto instaló a Tigranes V como rey de Armenia en el año 6 d. C., pero gobernó con Erato de Armenia. Luego, los romanos instalaron a Mitrídates de Armenia como rey cliente. Mitrídates fue arrestado por Calígula, pero luego restaurado por Claudio. Posteriormente, Armenia fue a menudo un foco de disputa entre Roma y Partia, con ambas potencias principales apoyando a soberanos y usurpadores opuestos. Los partos obligaron a Armenia a someterse en el 37 d. C., pero en el 47 d. C. los romanos recuperaron el control del reino. En el año 51 d. C., Armenia cayó ante una invasión ibérica patrocinada por Partia, dirigida por Rhadamistus. Tigranes VI de Armenia gobernó desde el 58 d.C., nuevamente instalado por el apoyo romano. El período de agitación termina en el año 66 d.C., cuando Tiridates I de Armenia fue coronado rey de Armenia por Nerón. Durante el resto de la duración del reino armenio, Roma todavía lo consideraba un reino cliente. de jure, pero la dinastía gobernante era de origen parto, y los escritores romanos contemporáneos pensaban que Nerón había de facto entregó Armenia a los partos. [8]

Dinastía Arsácida Editar

Bajo Nerón, los romanos libraron una campaña (55-63) contra el Imperio parto, que había invadido el Reino de Armenia, aliado con los romanos. Después de ganar Armenia en el 60 y perderla en el 62, los romanos enviaron la Legio XV. Apollinaris de Panonia a Cneo Domicio Corbulo, legatus de Siria. En el 63, reforzado aún más por las legiones III Gallica, V Macedonica, X Fretensis y XXII, el general Corbulo entró en los territorios de Vologases I de Partia, quien luego devolvió el reino armenio a Tiridates, hermano del rey Vologases I.

Otra campaña fue dirigida por el emperador Lucius Verus en 162-165, después de que Vologases IV de Partia invadiera Armenia e instalara a su general en jefe en su trono. Para contrarrestar la amenaza de los partos, Verus partió hacia el este. Su ejército obtuvo importantes victorias y retomó la capital. Sojemo, un ciudadano romano de herencia armenia, fue instalado como el nuevo rey cliente. Pero durante una epidemia dentro de las fuerzas romanas, los partos recuperaron la mayor parte de su territorio perdido en 166. Sohaemus se retiró a Siria, y la dinastía de Arsacid fue restaurada al poder sobre Armenia.

Después de la caída de la dinastía Arsacid en Persia, el Imperio Sasánida sucesivo aspiraba a restablecer el control persa. Los persas sasánidas ocuparon Armenia en 252. Sin embargo, en 287, Tiridates III el Grande fue establecido Rey de Armenia por los ejércitos romanos. Después de que Gregorio el Iluminador extendiera el cristianismo en Armenia, Tiridates aceptó el cristianismo y lo convirtió en la religión oficial de su reino.La fecha tradicional para la conversión de Armenia al cristianismo se establece en 301, anterior a la conversión del emperador romano Constantino el Grande y al Edicto de Milán por una docena de años.

En 387, el Reino de Armenia se dividió entre el Imperio Romano de Oriente y el Imperio Persa. Armenia Occidental primero se convirtió en una provincia del Imperio Romano bajo el nombre de Armenia Menor, y más tarde Armenia Bizantina Armenia Oriental permaneció como un reino dentro de Persia hasta que, en 428, la nobleza local derrocó al rey, y los Sasánidas instalaron un gobernador en su lugar. comenzando el período de Marzpanate sobre la Armenia persa. Esas partes de la Armenia histórica permanecieron firmemente bajo el control persa hasta la conquista musulmana de Persia, mientras que las partes bizantinas permanecieron hasta ser conquistadas, también por ejércitos árabes invasores, en el siglo VII. En 885, después de años de dominio romano, persa y árabe, Armenia recuperó su independencia bajo la dinastía Bagratuni.

Bajo Tigranes el Grande Editar

El ejército del Reino de Armenia alcanzó su punto máximo bajo el reinado de Tigranes el Grande. Según el autor de Judith, su ejército incluía carros y 12.000 hombres de caballería, muy probablemente caballería pesada o catafractos, una unidad también comúnmente utilizada por seléucidas y partos. Su ejército estaba formado principalmente por 120.000 soldados de infantería y 12.000 arqueros montados, también una característica importante del ejército parto. Como los seléucidas, la mayor parte del ejército de Tigranes eran soldados de infantería. El historiador judío Josefo habla de 500.000 hombres en total, incluidos los seguidores del campamento. Estos seguidores consistían en camellos, burros y mulas que se usaban para el equipaje, ovejas, vacas y cabras como alimento, que se decía que se almacenaban en abundancia para cada hombre, y tesoros de oro y plata. Como resultado, el ejército armenio en marcha fue catalogado como "una fuerza enorme e irregular, demasiados para contar, como langostas o el polvo de la tierra", no muy diferente de muchos otros enormes ejércitos orientales de la época. Los ejércitos más pequeños de Capadocia, Greco-Fenicia y Nabatea generalmente no eran rival para la gran cantidad de soldados, y el ejército romano organizado con sus legiones finalmente planteó un desafío mucho mayor para los armenios. [9]

Tenga en cuenta que las cifras dadas por los historiadores israelitas de la época probablemente fueron exageradas, considerando el hecho de que los judíos asmoneos perdieron la guerra contra Tigranes.

Plutarco escribió que los arqueros armenios podían matar desde 200 metros con sus flechas de precisión mortal. Los romanos admiraban y respetaban la valentía y el espíritu guerrero de la caballería armenia, el núcleo del ejército de Tigran. El historiador romano Salustio Crispo escribió que el armenio [Ayrudzi - lit. jinetes] La caballería era "notable por la belleza de sus caballos y armaduras". Los caballos en Armenia, desde la antigüedad fueron considerados como la parte más importante y el orgullo del guerrero. [10]

Ayrudzi Modificar

Desde la antigüedad en Armenia existió la caballería "Azatavrear" que consistía en la élite armenia. La caballería "Azatavrear" constituía la parte principal de la corte del rey armenio. En la época medieval, la caballería "Azatavrear" se recopilaba de los nobles (generalmente los hijos más jóvenes de los señores armenios) y se conocía como Ayrudzi o "jinetes". Durante los tiempos de paz, la caballería armenia se dividió en pequeños grupos que asumieron el papel de custodiar al rey y a otros señores armenios, así como a sus familias. Alguna parte de la fuerza de caballería armenia siempre patrullaba las fronteras armenias, bajo el mando de un general armenio (sparapet). El grupo de caballería armenia cuya misión principal era la protección del rey armenio y su familia consistía en 6000 jinetes fuertemente armados en el período antiguo y 3000 jinetes en el período medieval. Durante tiempos de guerra, el número de caballería armenia aumentaría, con estimaciones que oscilan entre 10.000 y al menos 20.000 jinetes. Además de la caballería pesada, también había caballería ligera, que consistía principalmente en arqueros montados. [ cita necesaria ]

Legio I Armeniaca-Primera legión armenia Editar

"Legio Armeniaca" se traduce del latín como "Legión armenia" y "prima" como "primera". La Primera Legión Armenia fue una de las legiones imperiales romanas del período posterior. Esta Legión fue mencionada en el texto antiguo tardío conocido como Notitia Dignitatum. Lo más probable es que la Primera Legión Armenia se formó en el siglo II o III d.C., en la parte occidental del Reino, con la misión de proteger las tierras de Armenia de la intrusión. Primero podría haber sido la guarnición de las tierras armenias que habían estado bajo el control del Imperio Romano. La Primera Legión armenia participó en la desafortunada campaña persa del emperador Julianus Apostata en 363.

Legio II Armeniaca-Segunda legión armenia Editar

"Legio Armeniaca" se traduce del latín como "Legión armenia" y "Secunda" como "Segunda". Al igual que la Primera legión, la Segunda Legión Armenia fue una de las legiones imperiales romanas del período posterior. Esta legión también se menciona en la Notitia Dignitatum. Se pensó que la Segunda Legión armenia se había creado alrededor del final del siglo III o al comienzo del siglo IV. La Segunda Legión Armenia tenía un campamento permanente en una de las provincias del norte de Oriente y construyó un campamento en Satala. La Segunda legión armenia se menciona en el año 360 d.C. como parte de la guarnición de Bezabda (antiguamente llamada Phoencia) en el Alto Tigris. En Bezabde, la Segunda Legión Armenia sirvió junto con las Legiones Parthica y II Flavia. En 390 d. C. Bezabde fue tomada por el ejército persa y se produjo un terrible baño de sangre contra los habitantes y la guarnición. La legión parecía haber sobrevivido a esta batalla, porque aparece en Notitia Dignitatum, que fue escrita en el siglo V.

Más tarde, la Segunda legión armenia pasó a formar parte del ejército bizantino.

  • Aramazd - Cognado del Ahura Mazda iraní (u Ormazd). Jefe del panteón, identificado con Zeus en el interpretatio graeca.
  • Amanor y / o Vanatur - Dios del año nuevo armenio, Navasard, a finales de julio. Su templo estaba ubicado en Diyadin.
  • Anahit - Cognado del Anahita iraní. La diosa de la fertilidad y el nacimiento, e hija o esposa de Aramazd, Anahit se identifica con Artemisa y Afrodita. Se establecieron templos dedicados a Anahit en Armavir, Artashat, Ashtishat.
  • Arala hermosa - un dios moribundo y resucitado asesinado en una guerra contra Semiramis.
  • Astghik - Cognado del semítico Ishtar. Diosa de la fertilidad y consorte de Vahagn, compartiendo un templo con él en Derik. La fiesta de Vardavar fue originalmente en honor a Astghik.
  • Barsamin - Dios del cielo y el clima, probablemente derivado del dios semítico Baal Shamin.
  • Hayk - Legendario antepasado del pueblo armenio, arquero y asesino del Titán Bel.
  • Mihr - Cognado con el persa Mithra. Dios del sol y la luz, hijo de Aramazd, hermano de Anahit y Nane. Su centro de culto estaba ubicado en Bagaharich, y el templo de Garni estaba dedicado a él.
  • Nane - Posible afín del sumerio Nanaya. Hija de Aramazd, diosa de la guerra y la maternidad. Su culto estaba relacionado con Anahit, ambos templos ubicados uno cerca del otro en Gavar.
  • Tir o Tiur - Dios de la sabiduría, la cultura, la ciencia y los estudios, también fue intérprete de sueños. Era el mensajero de los dioses y estaba asociado con Apolo. El templo de Tir estaba ubicado cerca de Artashat.
  • Tsovinar - También llamado Nar, ella era la diosa de la lluvia, el mar y el agua, aunque en realidad era un ser ardiente que obligaba a que cayera la lluvia.
  • Vahagn - Cognado del Verethragna iraní. El dios de la tormenta y el hercúleo asesino de dragones. Derik albergaba el templo central de Vahagn.

Durante el siglo I d.C., el cristianismo se extendió por Armenia debido (según la leyenda) a los esfuerzos de los apóstoles Bartolomé y Tadeo. Después de las persecuciones de los reyes Sanatruk, Axidares, Khosrov I y Tiridates III, Tiridates III adoptó el cristianismo como religión estatal después de que Gregorio el Iluminador lo convirtiera. La adopción por parte de Armenia del cristianismo como religión estatal (el primer país en hacerlo) lo distinguió de la influencia de los partos y mazden. [11]

Zoroastrismo Editar

Hasta finales del período parto, Armenia era una tierra predominantemente adherida a Zoroastro. [12] Con el advenimiento del cristianismo, tanto el paganismo como el zoroastrismo comenzaron a disminuir gradualmente. El fundador de la rama Arsacid en Armenia, Tiridates I, era un sacerdote o mago zoroástrico. [13] [12] Un episodio notable que ilustra la observancia de los arsácidas armenios es el famoso viaje de Tiridates I a Roma en el año 65-66 d. C. [14] Con la adopción del cristianismo a principios del siglo IV, la influencia del zoroastrismo en el reino comenzó a declinar gradualmente.

Se sabe poco sobre la literatura armenia precristiana. Muchas piezas de literatura que conocemos fueron guardadas y luego nos las presentó Moisés de Chorene. Esta es una canción pagana armenia, que habla del nacimiento de Vahagn:

Երկնէր երկին, երկնէր երկիր,
Երկնէր և ծովն ծիրանի,
Երկն ի ծովուն ունէր և զկարմրիկն եղեգնիկ։

Ընդ եղեգան փող ծուխ ելանէր,
Ընդ եղեգան փող բոց ելանէր,
Եւ ի բոցոյն վազէր խարտեաշ պատանեկիկ։

Նա հուր հեր ունէր,
Բոց ունէր մօրուս,
Եւ աչքունքն էին արեգակունք։

En dolores de parto estuvieron el cielo y la tierra,
En dolores de parto, también, el mar púrpura,
El trabajo mantuvo en el mar la pequeña caña roja.

Por el hueco del tallo salió humo,
Por el hueco del tallo salió una llama,
Y de la llama un joven corrió ․

El pelo ardiente tenía él,
Ay, también tenía barba llameante,
Y sus ojos, eran como soles.

Antes de que se creara el alfabeto armenio, los armenios usaban los alfabetos arameo y griego, el último de los cuales tuvo una gran influencia en el alfabeto armenio. El alfabeto armenio fue creado por San Mesrop Mashtots e Isaac de Armenia (Sahak Partev) en el año 405 d.C., principalmente para una traducción de la Biblia al idioma armenio. Tradicionalmente, la siguiente frase traducida de Salomón Libro de Proverbios se dice que es la primera oración escrita en armenio por Mashtots:

Ճանաչել զիմաստութիւն եւ զխրատ, իմանալ զբանս հանճարոյ:
Čanačʿel zimastutʿiun yev zxrat, imanal zbans hančaroy.
Conocer la sabiduría y la instrucción para percibir las palabras de entendimiento.

En el siglo II a. C., según Estrabón, los habitantes de la Gran Armenia hablaban el idioma armenio, lo que implica que los armenios modernos descendían de esa población. [15] [16] [17] [18]

    - La antigua ciudad se asienta sobre un acantilado que domina el cruce del río Arax y el río Akhurian. Según Movses Kaghankatvatsi, Orontes IV fundó Yervandashat para reemplazar a Armavir como su capital después de que Armavir se hubiera quedado seco por un cambio de Arax. El sitio arqueológico no ha sido objeto de grandes investigaciones, pero se han descubierto fortificaciones y algunos restos de palacios. El antiguo Yervandashat fue destruido por el ejército del rey persa Shapur II en los años 360. - El rey Artashes I fundó Artashat en el año 185 a. C. en la región de Vostan dentro de la histórica provincia de Ayrarat (Ararat), en el punto donde el río Araks se unía al río Metsamor durante la era antigua, cerca de las alturas de Khor Virap. La historia de la fundación la da el historiador armenio Movses Khorenatsi del siglo V: "Artashes viajó al lugar de la confluencia de los ríos Yeraskh y Metsamor y le gustó la posición de las colinas (adyacentes al monte Ararat ), la eligió como la ubicación de su nueva ciudad, nombrándola en su honor ". [19] Según los relatos de los historiadores griegos Plutarco y Estrabón, se dice que Artashat fue elegido y desarrollado siguiendo el consejo del general cartaginés Aníbal. La posición estratégica de la ciudad en el valle de Araks en la Ruta de la Seda pronto convirtió a Artashat en un centro de bulliciosa actividad económica y un próspero comercio internacional, uniendo Persia y Mesopotamia con el Cáucaso y Asia Menor. Su riqueza económica se puede medir en las numerosas casas de baños, mercados, talleres y edificios administrativos que surgieron durante el reinado de Artashes I. La ciudad tenía su propio tesoro y costumbres. El anfiteatro de Artashat fue construido durante el reinado del rey Artavasdes II (55-34 a. C.). Los restos de las enormes murallas que rodean la ciudad construidas por el rey Artashes I todavía se pueden encontrar en la zona. Después de perder su condición de capital, Artashat perdió gradualmente su importancia. fue fundada por el emperador armenio Tigranes el Grande en el siglo I a.C. Tigranakert se fundó como la nueva capital del Imperio armenio para estar en una posición más central dentro de los límites del imperio en expansión. Su población era de 120.000 habitantes y también tenía muchos templos y un anfiteatro. - En la primera mitad del siglo I, durante el reinado del rey armenio Arshakuni Vologases I (Vagharsh I) (117-144), el casco antiguo de Vardgesavan fue renovado y rebautizado Vaghasrhapat (Վաղարշապատ), que aún persiste como denominación oficial de la ciudad. El nombre original, conservado por el historiador bizantino Procopio (Guerras persas), fue Valashabad - "ciudad de Valash / Balash" nombrada en honor al rey Balash / Valash / Valarsh de Armenia. El nombre evolucionó a su forma posterior por el cambio de la L medial a una Gh, que es común en el idioma armenio. Khorenatsi menciona que la ciudad de Vardges fue totalmente reconstruida y cercada por Vagharsh I, llegando a ser conocida como Noarakaghak (La Ciudad Nueva) o Vagharshapat. La ciudad sirvió como capital para el Reino Ashakuni de Armenia entre 120 y 330 d.C. y siguió siendo la ciudad más importante del país hasta finales del siglo IV. Cuando el cristianismo se convirtió en la religión estatal de Armenia, Vagharshapat finalmente se llamó Ejmiatsin (o Etchmiadzin), por el nombre de la Catedral Madre. A partir del 301, la ciudad se convirtió en el centro espiritual de la nación armenia, hogar del Catholicosate armenio, una de las organizaciones religiosas más antiguas del mundo. Vagharshapat fue el hogar de una de las escuelas más antiguas establecidas por Saint Mashtots y el hogar de la primera biblioteca de manuscritos en Armenia fundada en 480 d.C. A partir del siglo VI, la ciudad perdió lentamente su importancia, especialmente después de la transferencia de la sede del Catolicosato a Dvin en 452, hasta la fundación del Reino Bagratid de Armenia en 885. Después de la caída de la dinastía Bagratid en 1045, la ciudad se convirtió gradualmente en un lugar insignificante hasta 1441, cuando la sede del Catholicosate armenio fue transferida de la ciudad cilicia de Sis a Etchmiadzin. - La antigua ciudad de Dvin fue construida por Khosrov III el Pequeño en 335 en el sitio de un antiguo asentamiento y fortaleza del tercer milenio antes de Cristo. Desde entonces, la ciudad ha sido utilizada como residencia principal de los reyes armenios de la dinastía Arshakuni. Dvin tenía una población de aproximadamente 100.000 ciudadanos de diversas profesiones, como artes y oficios, comercio, pesca, etc. Después de la caída del Reino de Armenia en 428, Dvin se convirtió en la residencia de los Sassanid designados mazapanes (gobernadores), bizantino kouropalates y más tarde Umayyad y Abbasid nombrados ostikans (gobernadores), todos los cuales eran de alto rango de nakharar. En 640 Dvin era el centro del emirato de Armenia.

El Reino de Armenia limitaba con Albania del Cáucaso al este, Iberia del Cáucaso en el norte, el Imperio Romano en el oeste y Partia, posteriormente sucedida por el Imperio Sasánida, en el sur. La frontera entre la Iberia del Cáucaso y el Reino de Armenia era el río Kur, que también era la frontera entre la Albania del Cáucaso y el Reino de Armenia.

Después del 331 a. C., Armenia se dividió en Armenia Menor (una región del Reino del Ponto), el Reino de Armenia (correspondiente a Armenia Mayor) y el Reino de Sophene. En el año 189 a. C., cuando comenzó el reinado de Artashes I, muchos países vecinos (Media, Iberia caucásica, Imperio seléucida) que explotaban el estado debilitado del reino, conquistaron sus regiones remotas. Estrabón dice que Artaxias hice una incursión hacia el este y reuní a Caspiane y Paytakaran, luego hice una incursión al norte, derrotó a los íberos y reunió a Gugark (Estrabón también señala que Iberia se reconoció a sí misma como vasalla del Reino de Armenia en este momento), al oeste. , reuniendo a Karin, Ekeghik y Derjan y al sur, donde, después de muchas batallas con el Imperio seléucida, reunió a Tmorik. Artaxias No pude reunir a Lesser Armenia, Corduene y Sophene, algo que completó su nieto Tigranes el Grande. Durante el reinado de Artaxias I, el Reino de Armenia cubrió 350.000 km 2 (135.000 millas cuadradas). En su apogeo, bajo Tigranes el Grande, cubrió 3.000.000 km 2 (1.158.000 millas cuadradas), incorporando, además de Armenia Major, Iberia, Albania, Capadocia, Cilicia, Mesopotamia armenia, Osroene, Adiabene, Siria, Asiria, Commagene, Sophene, Judea. y Atropatene. Partia y también algunas tribus árabes fueron vasallos de Tigranes el Grande. El área de la pequeña Armenia era de 100.000 km 2 (39.000 millas cuadradas).


Contenido

Desde que la República romana en expansión y el Imperio parto entraron en contacto a mediados del siglo I a.C., ha habido fricciones entre las dos grandes potencias del Cercano Oriente por el control de los diversos estados que se encuentran entre ellos. El más grande e importante de ellos fue el Reino de Armenia. En el 20 a. C., Augusto logró establecer un protectorado romano sobre el país, cuando Tigranes III fue entronizado como rey de Armenia. La influencia romana se aseguró a través de una serie de reyes patrocinados por los romanos hasta el 37 d.C., cuando un candidato apoyado por los partos, Orodes, asumió el trono. El rey apoyado por los romanos, Mitrídates, recuperó su trono con el apoyo del emperador Claudio en el 42 d. C. [5] pero fue depuesto en el 51 d. C. por su sobrino Radamisto de Iberia. Sin embargo, su gobierno pronto se volvió impopular, y esto le dio al rey recién coronado Vologases I de Partia la oportunidad de intervenir. [6] Sus fuerzas tomaron rápidamente las dos capitales de Armenia, Artaxata y Tigranocerta, y colocaron a su hermano menor Tiridates en el trono. El inicio de un invierno amargo y el estallido de una epidemia obligaron a las fuerzas partas a retirarse, lo que permitió a Rhadamistus retomar el control del país. [6] Su comportamiento hacia sus súbditos, sin embargo, fue incluso peor que antes, y se rebelaron contra él. Así, en el 54 d. C., Rhadamisto huyó a la corte de su padre en Iberia, y Tiridates se restableció en Armenia. [4] [7]

En el mismo año, en Roma, murió el emperador Claudio y fue sucedido por su hijastro Nerón. La invasión de los partos en un área considerada dentro de la esfera de influencia romana preocupó a los líderes romanos y fue vista como una prueba importante de la capacidad del nuevo emperador. [8] Nerón reaccionó enérgicamente y nombró a Cneo Domicio Corbulo, un general que se había distinguido en Germania y ahora se desempeñaba como gobernador de Asia, al mando supremo en el Este. [9]

A Corbulo se le otorgó el control de dos provincias, Capadocia y Galacia (actual Turquía central), con autoridad propretorial y más tarde proconsular o imperio. [10] Aunque Galacia se consideraba un buen campo de reclutamiento y Capadocia tenía algunas unidades de auxiliares, la mayor parte de su ejército procedía de Siria, donde la mitad de la guarnición de cuatro legiones y varias unidades de auxiliares fueron transferidas a su mando. [11]

Inicialmente, los romanos esperaban resolver la situación por medios diplomáticos: Corbulo y Ummidius Quadratus, el gobernador de Siria, enviaron embajadas a Vologases, proponiendo que entregara rehenes, como era costumbre durante las negociaciones, para garantizar la buena fe. [12] Vologases, él mismo preocupado por la revuelta de su hijo Vardanes que lo obligó a retirar sus tropas de Armenia, obedeció de inmediato. [13] Siguió un período de inactividad, mientras que la cuestión armenia permaneció en el limbo. Corbulo aprovechó esta tregua para restaurar la disciplina de sus tropas y la preparación para el combate, que había disminuido en las pacíficas guarniciones del Este. [14] Según Tácito, Corbulo despidió a todos los ancianos o enfermos, mantuvo a todo el ejército bajo lonas en los duros inviernos de la meseta de Anatolia para aclimatarlos a las nieves de Armenia, e impuso una estricta disciplina, castigando a los desertores con muerte. Al mismo tiempo, sin embargo, se cuidó de estar constantemente presente entre sus hombres, compartiendo sus dificultades. [15]

Mientras tanto, Tiridates, respaldado por su hermano, se negó a ir a Roma e incluso se involucró en operaciones contra los armenios que consideraba leales a Roma. [16] La tensión aumentó y finalmente, a principios de la primavera del 58, estalló la guerra.

Corbulo había colocado a un gran número de sus auxiliares en una línea de fuertes cerca de la frontera armenia bajo un antiguo primus pilus, Paccius Orfitus. Desobedeciendo las órdenes de Corbulo, usó una caballería auxiliar recién llegada alae para organizar una redada contra los armenios, que parecían no estar preparados. En el evento, su incursión fracasó, y las tropas en retirada incluso extendieron su pánico entre las guarniciones de los otros fuertes. [17] Fue un comienzo desfavorable para una campaña, y Corbulo castigó severamente a los sobrevivientes y sus comandantes. [17]

Después de haber entrenado a su ejército durante dos años, Corbulo, a pesar de esta desgracia, estaba listo. Tenía tres legiones a su disposición (III Gallica y VI Ferrata de Siria y IV Scythica), [18] a los que se añadieron un gran número de contingentes auxiliares y aliados de reyes clientes orientales como Aristóbulo de Armenia Menor y Polemón II del Ponto. La situación era además favorable para los romanos: Vologases se enfrentó a una grave revuelta de los hircanios en la región del Mar Caspio, así como a las incursiones de nómadas Dahae y Sacae de Asia Central, y no pudo apoyar a su hermano. [dieciséis]

Hasta el momento, la guerra se había caracterizado principalmente por escaramuzas a lo largo de la frontera entre Roma y Armenia. Corbulo trató de proteger a los asentamientos armenios pro-romanos de los ataques y simultáneamente tomó represalias contra los partidarios de los partos. Dado que Tiridates evitó el enfrentamiento en una batalla campal, Corbulo dividió su fuerza, para que pudieran atacar varios lugares simultáneamente, e instruyó a sus aliados, los reyes Antíoco IV de Comagene y Farasmanes I de Iberia, para asaltar Armenia desde sus propios territorios. Además, se firmó una alianza con los Moschoi, una tribu que vive en el noroeste de Armenia. [dieciséis]

Tiridates reaccionó enviando enviados para preguntar por qué estaba siendo atacado, ya que se habían entregado rehenes. A esto, Corbulo reiteró la exigencia de buscar el reconocimiento de su corona por parte de Nerón. [16] Finalmente, las dos partes acordaron una reunión. Tiridates anunció que llevaría 1.000 hombres a la reunión, dando a entender que Corbulo debería traer el mismo número de hombres "de manera pacífica, sin corazas ni cascos". Tácito sugiere que Tiridates tenía la intención de abrumar a los romanos, ya que la caballería parto sería superior a un número igual de infantería romana en cualquier caso. [19] De todos modos, en una demostración de fuerza, Corbulo decidió llevarse consigo la mayor parte de su fuerza, no solo IV Ferrata, sino también 3.000 hombres del III Gallica más los auxiliares. [19] Tiridates también apareció en el lugar acordado, pero, al ver a los romanos en plena formación de batalla y, a su vez, desconfiando de sus intenciones, no se acercó y se retiró durante la noche. [20] Tiridates entonces recurrió a una táctica que había funcionado bien un siglo antes contra Marco Antonio: envió fuerzas para atacar la ruta de suministro del ejército romano, que se extendía sobre las montañas hasta Trapezus en el Mar Negro. Sin embargo, fracasaron, ya que los romanos se habían encargado de asegurar las rutas de montaña mediante una serie de fuertes. [21]

Caída de Artaxata Editar

Corbulo ahora resolvió atacar directamente las fortalezas fortificadas de Tiridates. No solo fueron fundamentales para controlar el país circundante y las fuentes de ingresos y soldados, sino que además, una amenaza para ellos podría obligar a Tiridates a arriesgarse a una batalla campal, ya que, en palabras del historiador A. Goldsworthy, "un rey que podía No defender a las comunidades leales a él [.] Perdió prestigio ". [22] Corbulo y sus subordinados asaltaron con éxito tres de estos fuertes, incluido Volandum (posiblemente el moderno Iğdır), [23] "el más fuerte de todos en esa provincia" según Tácito, en un día con bajas mínimas, y masacraron sus guarniciones. Aterrorizados por este despliegue de poderío romano, varios pueblos y aldeas se rindieron y los romanos se prepararon para actuar contra la capital armenia del norte, Artaxata. [20]

Esto obligó a Tiridates a enfrentarse a los romanos con su ejército, mientras se acercaban a Artaxata. La fuerza romana, reforzada por un vexillatio de X Fretensis, marchaba en una plaza hueca, con las legiones apoyadas por jinetes auxiliares y arqueros a pie. Los soldados romanos tenían órdenes estrictas de no romper la formación y, a pesar de los repetidos ataques de sondeo y las fingidas retiradas de los arqueros a caballo partos, se mantuvieron unidos hasta el anochecer. [24] Durante la noche, Tiridates retiró su ejército, abandonando su capital, sus habitantes se rindieron rápidamente y se les permitió irse sin ser molestados, pero la ciudad fue incendiada, ya que los romanos no pudieron prescindir de suficientes hombres para guardarla. [25]

Caída de Tigranocerta Editar

En el 59, los romanos marcharon hacia el sur, hacia Tigranocerta, la segunda capital de Armenia. En su camino, los hombres de Corbulo castigaron a quienes resistieron o se escondieron de ellos, mientras que se mostró indulgencia con quienes se rindieron. [26] En el duro y seco terreno del norte de Mesopotamia, el ejército sufrió de falta de provisiones, especialmente de agua, hasta que llegó a las áreas más fértiles cerca de Tigranocerta. Durante ese tiempo, se descubrió y reprimió un complot para asesinar a Corbulo. Varios nobles armenios que se habían unido al campamento romano fueron implicados y ejecutados. [27] Según una historia proporcionada por Frontino, cuando el ejército romano llegó a Tigranocerta, lanzaron a la ciudad la cabeza cortada de uno de los conspiradores. Por casualidad, aterrizó justo donde se reunió el ayuntamiento, inmediatamente decidieron entregar la ciudad, que en consecuencia se salvó. [28] Poco después, Verulanus Severus, el comandante de los auxiliares, bloqueó un intento del ejército parto bajo el rey Vologases de entrar en Armenia. [29]

Los romanos ahora tenían el control de Armenia, y rápidamente instalaron a su nuevo rey, Tigranes VI, el último descendiente de la casa real de Capadocia, en Tigranocerta. Algunas partes occidentales periféricas de Armenia también fueron cedidas a los vasallos romanos. Corbulo dejó 1.000 legionarios, tres cohortes auxiliares y dos caballería. alae (ca. 3-4.000 hombres) detrás para apoyar al nuevo monarca, y se retiró con el resto de su ejército a Siria, cuya gobernación asumió ahora (en el 60 d. C.) como recompensa por su éxito. [29]

Los romanos sabían muy bien que su victoria todavía era frágil y que tan pronto como el rey parto se ocupara de la rebelión de Hyrcanian, centraría su atención en Armenia. A pesar de la renuencia de Vologases a arriesgarse a un conflicto total con Roma, al final, se vio obligado a actuar cuando Tigranes allanó la provincia parta de Adiabene en el 61. Las airadas protestas de su gobernador Monobazo y sus súplicas de protección no pudieron ser ignorado por Vologases, cuyo prestigio y autoridad real estaban en juego. [31] Por lo tanto, Vologases concluyó apresuradamente un tratado con los hircanios para estar libre de hacer campaña contra Roma, y ​​convocó una asamblea de los grandes de su reino. Allí reafirmó públicamente la posición de Tiridates como rey de Armenia coronándolo con una diadema. Para reinstalar a su hermano en el trono armenio, el rey parto reunió una fuerza de caballería escogida al mando de Monaeses, complementada con infantería de Adiabene. [32]

En respuesta, Corbulo envió a las legiones IV Scythica y XII Fulminata a Armenia, mientras que detalló las otras tres legiones bajo su mando (III Gallica, VI Ferrata y XV Apollinaris) para fortalecer la línea del río Éufrates, por temor a que los partos invadieran Siria. Al mismo tiempo, solicitó a Nerón que nombrara un legado separado para Capadocia, con la responsabilidad de conducir la guerra en Armenia. [33]

Asedio parto de Tigranocerta Editar

Mientras tanto, Monaeses entró en Armenia y se acercó a Tigranocerta. Tigranes se había encargado de reunir suministros, y la ciudad estaba bien fortificada y guarnecida por romanos y armenios por igual. El asedio fue llevado a cabo en gran parte por el contingente de Adiabenian, ya que los partos, al ser soldados de caballería, no estaban capacitados y no estaban dispuestos a participar en trabajos de asedio. [34] El asalto parto fracasó y fue rechazado con pérdidas por una exitosa salida romana. [35] En este punto, Corbulo envió un enviado a Vologases, que había acampado con su corte en Nisibis, cerca de Tigranocerta y la frontera romano-parta. El fallido asedio y la escasez de forraje para su caballería obligaron a Vologases a aceptar la retirada de Monaeses de Armenia. [36] Al mismo tiempo, sin embargo, los romanos también abandonaron Armenia, lo que, según Tácito, levantó sospechas sobre los motivos de Corbulo: algunos murmuraron que había llegado a un acuerdo de retirada mutua con los partos, y que no estaba dispuesto a hacerlo. arriesgar su reputación renovando las hostilidades contra ellos. [37] En cualquier caso, se concertó una tregua y se envió una embajada parta a Roma. Las negociaciones no lograron llegar a un acuerdo y la guerra se reanudó en la primavera del 62. [38]

Mientras tanto, había llegado el legado solicitado para Capadocia, en la persona de Lucius Caesennius Paetus, el cónsul del año anterior (61 d. C.). El ejército se dividió entre él y Corbulo, con IV Scythica, XII Fulminata, el recién llegado V Macedonica y los auxiliares de Ponto, Galacia y Capadocia que iban a Paetus, mientras que Corbulo retuvo III Gallica, VI Ferrata y X Fretensis. Debido a su competencia por la gloria, las relaciones entre los dos comandantes romanos fueron tensas desde el principio. [37] Es notable que Corbulo conservó las legiones con las que había pasado los últimos años en campaña y le dio a su colega, que, después de todo, se esperaba que dirigiera la campaña principal, las unidades con menos experiencia. [39] No obstante, la fuerza romana total desplegada contra los partos era considerable: solo las seis legiones sumaban unos 30.000 hombres. El número exacto y la disposición de las unidades auxiliares no está claro, pero había siete caballería alae y siete cohortes de infantería solo en Siria, que comprenden una fuerza de 7-9.000 soldados. [40]

Batalla de Rhandeia Editar

No obstante, Paetus parecía confiado en la victoria, y siguió la declaración de guerra de los partos y la captura de Tigranocerta con su propia invasión de Armenia, [41] mientras Corbulo permaneció en Siria, fortaleciendo aún más las fortificaciones en la frontera del Éufrates. [42] Paetus solo tenía dos legiones con él, IV Scythica y XII Fulminata, [38] y avanzó hacia Tigranocerta. Se tomaron algunos fuertes menores, pero la falta de suministros lo obligó a retirarse hacia el oeste para pasar el invierno. [41]

Los partos originalmente tenían la intención de invadir Siria, pero Corbulo hizo una demostración convincente de poder militar, construyendo una fuerte flotilla de barcos equipados con catapultas y un puente sobre el Éufrates, lo que le permitió establecer un punto de apoyo en la costa de Partia. Por lo tanto, los partos abandonaron sus planes para Siria y dirigieron su atención hacia Armenia. [42] Allí, Paetus había dispersado sus fuerzas y concedido permisos extendidos a sus oficiales, por lo que fue tomado desprevenido por el avance de los partos. Al enterarse, inicialmente avanzó para encontrarse con Vologases, pero después de que un destacamento de reconocimiento fue derrotado, entró en pánico y se retiró apresuradamente. Paetus envió a su esposa e hijo a un lugar seguro en la fortaleza de Arsamosata y trató de bloquear el avance de los partos ocupando los pasos de las montañas Tauro con destacamentos de su ejército. [43] Al hacerlo, sin embargo, dispersó aún más sus fuerzas, que luego fueron derrotadas en detalle por los partos. La moral romana se hundió y el pánico se apoderó del ejército, que ahora estaba sitiado en una serie de campamentos erigidos apresuradamente cerca de Rhandeia. Paetus, que parece haber caído en una inactividad desesperada, envió mensajes urgentes a Corbulo para que lo rescatara. [44]

Mientras tanto, Corbulo había sido consciente del peligro que corría su colega y puso parte de sus fuerzas en espera, pero no marchó para unirse a Paetus, y algunos lo acusaron de demorarse para cosechar más gloria al rescatarlo. [43] Sin embargo, cuando llegaron las llamadas de ayuda, respondió rápidamente y marchó con la mitad del ejército sirio, llevando muchas provisiones cargadas en camellos. Pronto se encontró con hombres dispersos del ejército de Paetus y logró reunirlos en torno a su fuerza. [45] Pero antes de que pudiera llegar al rescate, Paetus había capitulado: los partos, conscientes de que el alivio se acercaba, acosaron cada vez más a los romanos, hasta que Paetus se vio obligado a enviar una carta a Vologases para buscar condiciones. [46] El tratado posterior fue humillante: los romanos no solo dejarían Armenia y entregarían todos los fuertes que tenían, sino que también acordaron construir un puente sobre el cercano río Arsanias por el que Vologases podría pasar triunfante, sentado sobre un elefante. [47] Además, el ejército romano fue saqueado generosamente por los armenios, que se llevaron incluso las armas y la ropa de los romanos sin encontrar resistencia. Peor aún, según los rumores informados por Tácito, los romanos fueron obligados a pasar bajo el yugo, un gesto de máxima humillación a los ojos de los romanos. [48]

Las dos fuerzas romanas se encontraron a orillas del Éufrates cerca de Melitene, en medio de escenas de dolor mutuo [49] mientras Corbulo lamentaba la ruina de sus logros, Paetus trató de convencerlo de que intentara revertir la situación invadiendo Armenia. Corbulo, sin embargo, se negó, alegando que no tenía la autoridad para hacerlo y que, de cualquier manera, el ejército estaba demasiado agotado para poder hacer una campaña eficazmente. [50] Al final, Paetus se retiró a Capadocia y Corbulo a Siria, donde recibió enviados de Vologases, quienes le exigieron que evacuara su cabeza de puente sobre el Éufrates. A su vez, Corbulo exigió la evacuación parta de Armenia. Vologases estuvo de acuerdo con esto, y ambos lados retiraron sus fuerzas, dejando a Armenia una vez más sin amo pero de facto bajo control parto, hasta que una delegación parta pudiera viajar a Roma. [50]

Mientras tanto, Roma parece haber ignorado en gran medida la situación real en Armenia. Tácito registra ácidamente que "los trofeos de la guerra de los partos y los arcos se erigieron en el centro de la colina Capitolina" por decreto del Senado, incluso cuando la guerra aún no estaba decidida. [51] Independientemente de las ilusiones que tuvieran los líderes romanos, quedaron destrozados por la llegada de la delegación de los partos a Roma en la primavera del 63. Sus demandas, y el posterior interrogatorio del centurión que los acompañaba, revelaron a Nerón y al Senado la verdadera alcance del desastre, que Paetus había ocultado en sus despachos. [52] Sin embargo, en palabras de Tácito, los romanos decidieron "aceptar una guerra peligrosa por una paz vergonzosa". Paetus fue retirado, y Corbulo volvió a ser puesto a cargo de la campaña en Armenia, con extraordinaria imperio lo que lo colocó por encima de todos los demás gobernadores y gobernantes clientes en el Este. El puesto de Corbulo como gobernador de Siria fue confiado a Cayo Cestio Galo. [52]

Corbulo reordenó sus fuerzas, retirando a los derrotados y desmoralizados IV Scythica y XII Fulminata legiones a Siria, dejando X Fretensis para proteger Capadocia, y liderando a su veterano III Gallica y VI Ferrata a Melitene, donde se iba a reunir el ejército de invasión. A estos también añadió V Macedonica, que había permanecido en el Ponto durante todo el año anterior y no había sido manchado por la derrota, el recién llegado XV Apollinarisy gran número de auxiliares y contingentes de los reyes clientes. [53]

Después de que su ejército cruzó el Éufrates, siguiendo una ruta abierta por Lucullus más de cien años antes, recibió enviados de Tiridates y Vologases. Al acercarse una fuerza tan grande, y conscientes de la habilidad de Corbulo como general, los dos Arsácidas estaban ansiosos por negociar. De hecho, Corbulo, sin duda por instrucciones de Nerón, reiteró la antigua posición romana: si Tiridates aceptaba su corona de Roma, entonces se podría evitar una nueva guerra. [54] Tiridates aceptó de buen grado las negociaciones, y se acordó que Rhandeia, el escenario de la derrota romana del año pasado, sería un lugar de encuentro. Para los armenios, este lugar fue pensado como un recordatorio de su fuerza, mientras que Corbulo accedió porque allí esperaba borrar la desgracia anterior, mediante la paz o la guerra. [55] Una vez allí, Corbulo puso al hijo de Paetus, que servía a sus órdenes como legado, a cargo de un grupo que debía recoger los restos de los soldados romanos y asegurarles un entierro adecuado. El día acordado, tanto Tiridates como Corbulo, cada uno acompañado por 20 jinetes, se encontraron entre los dos campamentos. [56] Tiridates acordó viajar a Roma y buscar la confirmación de su corona de Nerón.En señal de este acuerdo, unos días después, ambos ejércitos montaron una exhibición, vestidos con el equipo de desfile completo. Tiridates se acercó al campamento romano, donde se había erigido una estatua del emperador Nerón sobre una plataforma elevada, y puso su diadema real a sus pies en sumisión. [57]

En el 66, Tiridates visitó Roma para recibir su corona y fue generosamente recibido por Nerón, quien aprovechó la ocasión para aumentar su propia popularidad. Ordenó que se cerraran las puertas del Templo de Jano, declarando así que la paz reinaba en todo el Imperio Romano. [58]

Nerón celebró esta paz como un gran logro: fue aclamado como imperator y tuvo un triunfo, [59] aunque no se había ganado ningún territorio nuevo, y la paz reflejó un compromiso más que una verdadera victoria. Porque aunque Roma podía prevalecer militarmente en Armenia, políticamente, no tenía alternativas genuinas a la candidatura de Arsacid que se ofrecía al trono armenio. [60] De ahora en adelante, Armenia sería gobernada por una dinastía iraní y, a pesar de su lealtad nominal a Roma, estaría bajo una creciente influencia de los partos. [3] A juicio de las generaciones posteriores, "Nerón había perdido Armenia", [61] y aunque la Paz de Rhandeia marcó el comienzo de un período de relaciones relativamente pacíficas que durarían 50 años, Armenia continuaría siendo un hueso constante de disputa entre los romanos, los partos y sus sucesores sasánidas. [62] Sin embargo, a corto plazo, la paz que Nero aseguró fue mantenida por ambos lados, incluso mientras la mayor parte de las fuerzas orientales de Roma estaban involucradas en la represión de la Revuelta Judía. [63]

En cuanto a Corbulo, Nerón lo honró como el hombre que había logrado este "triunfo", pero su popularidad e influencia en el ejército lo convirtieron en un rival potencial. Junto con la participación de su yerno Lucius Annius Vinicianus en un complot frustrado contra Nerón en el 66, Corbulo se volvió sospechoso a los ojos del emperador. [64] En 67, mientras viajaba por Grecia, Nerón ordenó que lo ejecutaran al enterarse de esto, Corbulo se suicidó. [65] [66]

La guerra también había demostrado a los romanos que el sistema defensivo en Oriente, tal como lo había puesto en marcha Augusto, ya no era adecuado. Así, los años siguientes vieron una gran reorganización del Oriente romano: los reinos clientes de Ponto y Cólquida (en 64 d.C.), Cilicia, Comagene y Armenia Menor (en 72 d.C.) se convirtieron en provincias romanas, el número de legiones en el área. aumentó y se fortaleció la presencia romana en los estados clientes caucásicos de Iberia y Albania, con el objetivo de cercar estratégicamente a Armenia. [67] El control romano directo se extendió a toda la línea del Éufrates, marcando el comienzo del este limas que sobreviviría hasta las conquistas musulmanas del siglo VII. [ cita necesaria ]


Los mapas son esenciales para cualquier estudio serio, ayudan a los estudiantes de historia romana a comprender las ubicaciones geográficas y los antecedentes históricos de los lugares mencionados en las fuentes históricas.

Mazaca Kayseri ha sido un asentamiento continuo desde 3000 a. C. [cita requerida]. La ciudad siempre ha sido un centro comercial vital, ya que se encuentra en las principales rutas comerciales, particularmente a lo largo de lo que se llamó la Gran Ruta de la Seda. K ltepe, una de las ciudades más antiguas de Asia Menor, se encuentra cerca. Como Mazaca, la ciudad sirvió como residencia de los reyes de Capadocia. En la antigüedad, estaba en el cruce de las rutas comerciales de Sinope al Éufrates y desde el Camino Real Persa que se extendía desde Sardis hasta Susa. En la época romana, una ruta similar desde Éfeso hacia el Este también atravesaba la ciudad. El nombre de la ciudad se cambió a Eusebia en honor al rey de Capadocia Ariathes V (163-130 a. C.). El nombre fue cambiado nuevamente a Cesarea por el último rey de Capadocia, Arquelao [2] o quizás por Tiberio. [6] Cesarea se encontraba en un espolón bajo en el lado norte del monte Erciyes (Mons Argaeus en la antigüedad). El sitio, ahora llamado el casco antiguo, muestra sólo algunos vestigios del casco antiguo. Fue destruido por el rey sasánida Shapur I de Persia después de su victoria sobre el emperador Valeriano I en el 260 d.C. En ese momento se registró que tenía alrededor de 400.000 habitantes. En el siglo IV, el obispo Basilio estableció un centro eclesiástico en la llanura, aproximadamente a una milla al noreste, que suplantó gradualmente al casco antiguo. Una parte de la nueva ciudad de Basilio fue rodeada con fuertes murallas y convertida en fortaleza por Justiniano. - Wikipedia

Mazaca CESAREIA
CAESAREIA (Ka sariyeh), una ciudad del distrito Cilicia en Capadocia, en la base de la montaña Argaeus. Originalmente se llamó Mazaca, luego Eusebeia. (Steph. S. V.? A? S ?? e? A, citando a Strab. P. 537.) El sitio en el país volcánico al pie de Argaeus expuso a la gente a muchos inconvenientes. Sin embargo, fue la residencia de los reyes de Capadocia. Tigranes, el aliado de Mitrídates el Grande, tomó la ciudad (Strab. P. 539 Appian, App. Mith. Cap. 67), y se llevó a la gente con otros Capadocios a su nueva ciudad Tigranocerta, pero algunos de ellos regresaron después de los romanos. tomó Tigranocerta. Estrabón tiene una historia de que la gente de Mazaca usó el código de Carondas y mantuvo a un hombre de la ley (?? ? D ??) para explicar la ley, sus funciones correspondían a las de un jurisconsultus romano (?? .). El emperador romano Tiberio, después de la muerte de Arquelao, hizo de Capadocia una provincia romana y cambió el nombre de Mazaca a Cesareia (Eutrop. 7.11 Suidas, s. V. ?? .). El cambio de nombre se realizó después de que Estrabón escribiera su descripción de Capadocia. El primer escritor que menciona a Mazaca con el nombre de Cesareia es Plinio (6.3): el nombre Cesareia también aparece en Ptolomeo. Fue un lugar importante bajo el imperio posterior. En el reinado de Valeriano fue tomada por Sapor, quien dio muerte a muchos miles de ciudadanos en esta época se decía que tenía una población de 400.000 (Zonar. Xii. P. 630). Justiniano posteriormente reparó las murallas de Cesareia (Procop. Aed. 5.4). Cesareia fue la metrópoli de Capadocia desde la época de Tiberio y en la posterior división de Capadocia en Prima y Secunda, fue la metrópolis de Capadocia Prima. Fue el lugar de nacimiento de Basilio el Grande, quien se convirtió en obispo de Cesareia en el año 370 d.C.

Hay muchas ruinas y mucha basura de construcciones antiguas alrededor de Kaisaryeh. No se conocen monedas con el epígrafe Mazaca, pero existen numerosas medallas con el epígrafe.

Estrabón, que es muy particular en su descripción de la posición de Mazaca, la sitúa a unos 800 estadios del Ponto, lo que debe significar la provincia del Ponto algo menos del doble de esta distancia del Éufrates, y a seis días de viaje de las Pylae Ciliciae. Menciona un río Melas, a unos 40 estadios de la ciudad, que desemboca en el Éufrates, lo cual es manifiestamente un error [MELAS]. - Diccionario de geografía griega y romana (1854) William Smith, LLD, Ed.


Referencias

Notas

  1. ↑ 1.01.11.2Sartre 2005, págs. 40-42
  2. ↑ 2.02.1 Malamat y Ben-Sasson 1976, págs. 222-224
  3. ↑ Sartre, 2005, págs. 39-40.
  4. ↑ Josefo, Las guerras de los judíos 1:128
  5. ↑ 5.05.15.25.35.45.55.6 Rocca 2008, págs. 44-46
  6. ↑ Josefo, Las guerras de los judíos 1:141
  7. ↑ Josefo, Las guerras de los judíos 1:143
  8. ↑ Wightman, Gregory J. (1991). "Fortalezas del templo en Jerusalén parte II: el Hasmonean Baris y Herodes Antonia". Boletín de la Sociedad Arqueológica Anglo-Israelí. 10: 7–35.
  9. ↑ Josefo, Antigüedades de los judíos 14:61
  10. ↑ Josefo, Las guerras de los judíos 1: 145-147, menciona las torres, las máquinas de asedio y los honderos.
  11. ↑ Josefo, Antigüedades de los judíos 14:62: ". Trajo sus motores mecánicos y arietes de Tiro"
  12. ↑ Josefo, Las guerras de los judíos 1:149-151
  13. ↑ Josefo, Antigüedades de los judíos 14:70-71
  14. ↑ Josefo, Las guerras de los judíos 1:152-153
  15. ↑ Barker, 2003, p. 146
  16. ↑ Losch, 2008, p. 149
  17. ↑ Rocca 2009, p. 7

Bibliografía

  • Barker, Margaret (2003). El gran sumo sacerdote: las raíces del templo de la liturgia cristiana. Continuum International Publishing Group. ISBN & # 160 978-0-567-08942-7.
  • Josefo, Flavio. William Whiston, A.M., traductor (1895). Las obras de Flavio Josefo. Auburn y Buffalo, Nueva York: John E. Beardsley. Consultado el 15 de julio de 2010.
  • Losch, Richard R. (2008). Toda la gente en la biblia. Wm. B. Eerdmans Publishing. ISBN & # 160 978-0-8028-2454-7.
  • Malamat, Abraham Ben-Sasson, Haim Hillel (1976). Una historia del pueblo judío . Prensa de la Universidad de Harvard. ISBN & # 160 978-0-674-39731-6.
  • Rocca, Samuel (2008). Los Fuertes de Judea 168 a. C. - 73 d. C.. Oxford, Reino Unido: Osprey Publishing. ISBN & # 160 978-1-84603-171-7.
  • Rocca, Samuel (2009). El ejército de Herodes el Grande. Oxford, Reino Unido: Osprey Publishing. ISBN & # 160 978-1-84603-206-6.
  • Sartre, Maurice (2005). El Medio Oriente bajo Roma. Prensa de la Universidad de Harvard. ISBN & # 160 978-0-674-01683-5.

"Israel" es un parámetro de categoría no válido para la plantilla: falta coord.
El problema suele deberse a un error de ortografía o a una categoría demasiado precisa.
Para obtener una lista completa de categorías, consulte Categoría: artículos no clasificados que faltan datos geocoordinados y sus subcategorías.


Preludio

Al comienzo de la Tercera Guerra Mitrídatica, el cónsul romano Marco Aurelio Cotta llevó su flota al Bósforo y estableció su cuartel general en Calcedonia, una importante ciudad portuaria de Bitinia. Mitrídates hizo marchar a su ejército hacia Bitinia mientras su flota navegaba hacia el Bósforo. La mayor parte de Bitinia, indignada por la explotación romana, dio la bienvenida a Mitrídates y pudo avanzar muy rápidamente. Cotta decidió hacer su posición en Calcedonia con la flota romana / aliada a sus espaldas. También envió mensajes urgentes a Lucius Licinius Lucullus, su socio consular que estaba preparando su ejército en la provincia de Asia, de que la invasión póntica estaba en marcha y necesitaba ayuda. & # 917 & # 93


Preludio

En el 72 a. C., Lúculo marchó con su ejército a través de Galacia y entró en el Ponto. Los gálatas estaban encantados de suministrar a los romanos porque no les gustaba Mitrídates y estaban ansiosos por ver a las legiones romanas pasar por su país sin ser saqueadas. & # 914 & # 93 Una vez que Lúculo estuvo en el corazón del Póntico, dejó que sus tropas saquearan el rico y fértil reino. Mitrídates no pudo hacer nada para detener el despojo de sus tierras porque tuvo que reconstruir su ejército. Finalmente reunió a 40.000 hombres (4.000 de caballería) cerca de Cabira y esperó a Lúculo. & # 915 & # 93 Finalmente, Lúculo se dirigió hacia Cabira donde, en una escaramuza inicial contra las fuerzas de Mitrídates, sufrió un revés y tuvo que retirarse. A esto le siguieron varias escaramuzas más e incluso un intento de asesinato de Lúculo. & # 911 & # 93


El contra-asedio

Desafortunadamente para Mitrídates, Cyzicus aguantó el tiempo suficiente para que llegaran Lúculo y su ejército. Lucullus, no dispuesto a librar una batalla campal contra el ejército mitrídico numéricamente superior, instaló un campamento en una colina que dominaba la ciudad. Los romanos estaban asombrados por el tamaño del ejército mitrídico, pero por experiencia, Lúculo conocía las dificultades de mantener alimentado a un ejército. Al interrogar a varios prisioneros, Lucullus descubrió que al ejército de Mitrídatic solo le quedaban unos cuatro días de suministros. Explicó a sus oficiales que la mejor manera de derrotar a un gran ejército es golpear su estómago. Luego ordenó a sus hombres que llevaran a cabo un contra-sitio, lo hicieron e incluso lograron cortar las líneas de suministro de Mitrídates mientras mantenían abiertas las suyas. & # 919 & # 93

Mitrídates intentó convencer a los Cyzicans de que el ejército romano era su propia reserva, pero Lucullus pudo llevar a uno de sus hombres a la ciudad y los convenció de lo contrario. El mensajero tuvo que colarse a través de las líneas de asedio de Mitridatic y luego nadar siete millas hasta la ciudad (lo hizo con la ayuda de un dispositivo de flotación). & # 9110 & # 93

Con el inicio del invierno, las fuerzas de Mitrídates se enfrentaron al hambre y la plaga. La plaga fue provocada por "cadáveres que fueron arrojados sin enterrar". & # 9111 & # 93 & # 9112 & # 93 El ejército de Lucullus era una amenaza constante, siempre cerca y, sin embargo, nunca dispuesto a participar en la fuerza. Con la enfermedad y el hambre corriendo desenfrenadamente, el rey decidió que era hora de retirarse. Probablemente haciendo uso del vil clima invernal, Mitrídates pudo romper el dominio de Lúculo y marchó a su ejército hacia Lampsaco. & # 9113 & # 93


Rechazar [editar | editar fuente]

La participación romana en Asia Menor puso fin al imperio de Tigranes. Tigranes se había aliado con el gran enemigo de Roma, Mitrídates el Grande, rey del Ponto, y durante la Tercera Guerra Mitrídatica, en el 69 a. C., un ejército romano dirigido por Lúculo invadió el imperio armenio y expulsó a Tigranes fuera de Tigranocerta. En el 66, el sucesor de Lúculo, Pompeyo, finalmente obligó a Tigranes a rendirse. Pompeyo redujo Armenia a sus antiguas fronteras, pero permitió que Tigranes conservara el trono como aliado de Roma. A partir de ahora, Armenia se convertiría en un estado amortiguador entre los dos imperios rivales de los romanos y los partos.

El heredero de Tigranes, Artavasdes II, mantuvo la alianza con Roma, dando consejos útiles al general romano Marco Licinio Craso en su campaña contra los partos, consejo que no fue escuchado y condujo a la desastrosa derrota de Craso en la Batalla de Carrhae. Cuando Marco Antonio se convirtió en gobernante de las provincias orientales de Roma, comenzó a sospechar de la lealtad de Artavasdes, que había casado a su hermana con el heredero del trono parto. En el 35, Antonio invadió Armenia y envió a Artavasdes al cautiverio en Egipto, donde más tarde fue ejecutado. Antonio instaló a su propio hijo de seis años de Cleopatra, Alexander Helios, en el trono de Armenia. El hijo de Artavasdes, Artaxias II, obtuvo la ayuda de los partos, recuperó el trono y masacró las guarniciones romanas en Armenia, pero después de un reinado de diez años fue asesinado. El reino estalló en una guerra civil entre partidos pro-romanos y pro-parto hasta que se convirtió de manera decisiva en un protectorado romano bajo el emperador Augusto. La dinastía Artaxiad se agotó en el caos y pasó un tiempo considerable antes de que la dinastía Arsacid emergiera como sus sucesores indiscutibles. & # 9110 & # 93


Ver el vídeo: Cronología de Bajoterra Slugterra - Lalito Rams (Mayo 2022).