Podcasts de historia

Gustav: el arma más grande del mundo

Gustav: el arma más grande del mundo


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En un video de Mail Call, R. Ermey dice que para responder a esta pregunta, primero debe definir lo que quiere decir con grande; porque todos sabemos que las armas como Big Bertha y Anzio Annie son grandes, pero si estás hablando del peso total y el tamaño del proyectil, entonces no son las más grandes. La pistola Gustav creada por los alemanes se lleva la palma con este cañón de 80 cm. Los alemanes utilizaron esta pistola por primera vez en la Segunda Guerra Mundial; fue diseñado para pulverizar los búnkeres defensivos franceses en los primeros días de la guerra.


Diario de historia militar - Vol 12 No 4

    "Más grande y mejor" ha sido la fuerza impulsora del progreso a lo largo de los siglos. Para las armas, esto significaría proyectiles más grandes y mejores y un mayor alcance. Desde el momento en que el descubrimiento de la pólvora generó el "nuevo dragón", los mejores cerebros del mundo han trabajado incesantemente para mejorar la potencia y el alcance de las armas. Cuanto más grande sea el proyectil y cuanto más lejos se pueda lanzar, mayor será el daño para el enemigo. El problema era que, al otro lado de la colina, alguien más estaba tratando de lograr exactamente lo mismo o mejor. Por lo tanto, cualquiera que sea el lado en el que se encuentre, se empleó la última tecnología y experiencia para mejorar el arma. Y mejorarlo lo hicieron. Lógicamente, se hizo la pregunta: ¿Por qué no construir el arma más grande del mundo, entonces realmente podrías destruir al enemigo? Eso es exactamente lo que hizo el ejército alemán en 1937. Decidió fabricar el arma más grande que el mundo había visto jamás. Fue nombrado Schwerer Gustav (Gustav pesado).

Desde el principio, la industria de armas alemana se enorgulleció de producir excelentes armas. En 1867, Krupp Steel atrajo la atención en la Exposición Mundial de París con un enorme cañón de hierro fundido capaz de disparar un proyectil de 1000 libras (454 kg). Durante la Primera Guerra Mundial, asombraron al mundo con su Big Bertha de 420 mm de calibre y el Paris Gun de 2 l0 mm. Este último tenía un alcance de 130 km.

En la década de 1930, la renaciente industria de armas alemana reanudó la investigación sobre el desarrollo de armas de largo alcance y capacidad para destruir fuertes. En la Segunda Guerra Mundial, los conocimientos adquiridos en la Primera Guerra Mundial se utilizaron para realizar algunas piezas de artillería notables. Estaba el Kanone 12 de 210 mm con un alcance de 115 km, que se utilizó para bombardear a Kent, el famoso Anzio Annie de 280 mm, con un alcance de 63 km, y el Heavy Gustav de 800 mm, el cañón más grande jamás construido. Sin embargo, no era el arma de mayor calibre. Esa distinción pertenece al Tsar Pushka ruso de 890 mm, construido en 1586, y ahora en el Museo del Kremlin de Moscú. Nunca se disparó, por temor a que el cañón explotara.

Durante muchos años, la historia del Heavy Gustav permaneció envuelta en un misterio, ya que tanto el arma como los planos se perdieron durante la guerra. Esto dio lugar a rumores persistentes, el más extraño fue que el barril había sido plantado en posición vertical y disfrazado como una chimenea con la esperanza de que escapara a la atención de las fuerzas de ocupación.

En la década de 1950, cuando Alemania volvió a la normalidad, los secretos del arma se revelaron lentamente a medida que los involucrados relataban sus experiencias. Una de las contribuciones más importantes provino del Dr. Ing H B & oumlhm, comandante del contingente Heavy Gustav durante la guerra. En 1959 publicó su historia. A partir de entonces, la revista de Nuremberg, Waffen Revue, continuó con la investigación del pasado de Heavy Gustav. Pronto se reconstruyó la historia de esta notable arma y se imprimió. Se recuperó gran parte de los datos originales.

La idea de construir esta pistola monstruosa se originó en 1937, cuando el ejército alemán observó las enormes fortificaciones que se estaban construyendo en la frontera francesa. Éstos se conocieron en la historia como la Línea Maginot, que se basó en la doctrina de la "Fortaleza Impregnable". Su proponente y arquitecto fue Andre 'Maginot (1877-1932), veterano de la Primera Guerra Mundial y ministro de Guerra francés de 1924 a 1931. Durante ese tiempo, inició la construcción de esta línea fortificada. Al mismo tiempo, los belgas erigieron en sus fronteras algunos fuertes fuertes, incluido el famoso Eben Emael, considerado totalmente inexpugnable.

Figura 2: Sección a través de un Fuerte de la Línea Maginot (I V Hogg, Fuertes y castillos,1981).

Increíblemente, ¡no se habían aprendido las lecciones de la Primera Guerra Mundial! Los fantasmas de Big Bertha y los fuertes de Lieja en ruinas debieron aparecer una y otra vez ante ellos, pero los expertos en defensa miraron cuidadosamente hacia otro lado y continuaron vertiendo más hormigón en fortificaciones inútiles. La Línea Maginot estaba repleta de armas y fuertes, todos construidos en acero y hormigón y diseñados para resistir cualquier arma conocida. Bajo tierra había un laberinto de puestos de mando, viviendas, almacenes y depósitos de municiones. Fue la última palabra en defensa, aparentemente insensible a cualquier forma de ataque. Andr & eacute Maginot fue aclamado como un genio, y la línea lleva su nombre con orgullo. Resultó ser un honor cuestionable.

Los alemanes conocían los detalles de los fuertes de Maginot y se propusieron idear métodos para eliminarlos en caso de guerra. Siguieron la contradoctrina para conseguir un arma que pudiera aplastar la inexpugnable fortaleza. Al igual que la Tercera Ley del Movimiento de Newton, donde cada acción tiene una reacción igual y opuesta, la historia muestra que para cada arma pronto se desarrolla una contraarma: para la espada, la pistola para el tanque, la bazuca y para el fuerte, el arma perforadora. proyectil.

En 1937, el Alto Mando alemán encargó a Krupp Steel que diseñara el arma más grande que el mundo había visto jamás. Especificaron requisitos inauditos: un proyectil que pudiera penetrar 1000 mm de placa de blindaje de acero, siete metros de hormigón armado y 30 metros de tierra compacta, a una distancia de 45 km. Este rango colocaría el arma fuera del alcance de la artillería enemiga de represalia. El movimiento por ferrocarril era fundamental, y esto implicaba la descomposición en subconjuntos con el montaje final en el lugar de disparo. Los posibles objetivos en esta etapa incluían la Línea Maginot, los fuertes belgas, la costa de Inglaterra y Gibraltar. El frente ruso no estaba bajo consideración en este momento.

Los expertos de Krupp se pusieron a trabajar, bajo la dirección del Dr. Ing Erich M & uumlller, profesor de física. Krupp finalmente diseñó un arma, como el mundo nunca había visto. Sin duda, el conocimiento adquirido en la Guerra de 1914 y 1918 se utilizó bien. Con el debido respeto a los artilleros, disparar un arma es fácil. Mucho más difíciles son el diseño y la construcción del arma y el proyectil. El arma real es el proyectil, el arma, simplemente el vehículo de reparto. Hacer el arma y el proyectil requiere un amplio conocimiento de metalurgia, fabricación de acero, explosivos y balística, todos los cuales son simplemente los resultados combinados de la química aplicada, la física y las matemáticas. El arma fue diseñada con dos conceptos en mente: destruir fortalezas y evaluar proyectiles de largo alcance. La investigación sobre proyectiles de largo alcance y asistidos por cohetes estaba muy avanzada, y este arma sería un medio útil de lanzamiento. Por supuesto, existe una compensación entre el rango y el tamaño de la carcasa. Solo se puede lograr un alcance más largo con proyectiles más ligeros o más propulsor. Las leyes de la física decretan que no se pueden tener ambos. La artillería, a pesar de todo su encanto, es solo física y matemáticas aplicadas. Un proyectil lanzado al aire obedecerá las leyes de Newton y su trayectoria se puede calcular con precisión teniendo en cuenta los efectos de la gravedad, la resistencia del aire, la temperatura, el viento y las ondas de choque supersónicas. Estas fuerzas se combinan para desviar el proyectil de su curso inicial en línea recta. También dictarán la fuerza propulsora y el tamaño del cañón para un proyectil dado y un rango dado, siempre que estos parámetros estén dentro de la posibilidad práctica.

Figura 3: Hocico del Heavy Gustav
(J Engelmann, Cañones de ferrocarriles alemanes en acción,
Squadron / Signal Books, Texas, EE. UU., 1976).

  • Dl Schwerer Gustav (Heavy Gustav): calibre 800 mm, estriado, con un proyectil explosivo de cinco toneladas a un alcance de 48 km y un proyectil perforador de blindaje de siete toneladas a un alcance de 39 km.
  • D2 Schwerer Langer Gustav (Heavy Long Gustav): calibre 520 mm con accesorio de ánima lisa, con un proyectil explosivo con aletas de tres toneladas y un alcance de 135 km.
  • D3 Langer Gustav (Long Gustav): calibre 520 mm con accesorio de ánima lisa y un proyectil asistido por cohete de dos toneladas y un alcance de más de 150 km.

Las pistolas D2 y D3 utilizaron el cañón de 800 mm del Dl como funda para un inserto de cañón de 520 mm. El proyectil de flecha Peenem & uumlnde y el proyectil asistido por cohete Rochling fueron algunos de los proyectiles que se probaron.

La pistola lleva el nombre oficial de Gustav Krupp, director de Krupp Steel de 1909 a 1944, pero en muchas publicaciones se utiliza el apodo de "Dora". Ha habido muchas explicaciones para esto, pero sin ninguna duda se originó a partir del nombre en clave secreto 'Implemento D'. El uso intercambiado de los nombres 'Gustav' y 'Dora' creó la impresión errónea de que se construyeron dos cañones separados de 800 mm.

La construcción de Dl comenzó en 1937 en la fábrica de armamentos Krupp en Essen. No fue una tarea fácil, ya que los talleres existentes nunca habían manejado un monstruo así, y la industria de armas había estado cerrada durante dos décadas después del Armisticio de 1918. En consecuencia, el progreso fue lento porque no había ejemplos en los que basar el trabajo. Entonces, cuando estalló la guerra, el arma no estaba lista. No es que esto importara mucho, ya que un año después, la Línea Maginot había sido flanqueada sin apenas un disparo, y el Fuerte Eben Emael fue tomado por tropas en planeadores que aterrizaron en su techo. Durante un tiempo pareció que Gustav podría convertirse en un elefante blanco, o más correctamente, en un mamut blanco, pero el comienzo de la guerra contra la Unión Soviética presentó nuevas oportunidades para las capacidades especiales de Gustav.

La anatomía de Gustav era asombrosa según los estándares. Nunca antes se había visto nada como esto (ver Tablas 1 y 2). El ajuste de acimut solo fue posible atravesando una vía férrea curva. La elevación y otras funciones fueron accionadas eléctricamente. Mover este monstruo requirió un gran esfuerzo, requiriendo un tren de 28 vagones especiales, incluidas dos grúas pórtico para el ensamblaje y dos locomotoras diesel para el transporte en el sitio. La logística debe haber sido asombrosa.

El Heavy Gustav dispara a máxima altura.
(Foto: Bishop y Warner, Armas alemanas de la Segunda Guerra Mundial,
Grange Books, Kent, 2001).

Esta fotografía aparece en la página de contenido de la Revista original.

Igualmente importante fue el tamaño de la tripulación necesaria para operar el arma. El número real de soldados necesarios era 250, pero se necesitaban otros 1 250 hombres para erigirlo, mantenerlo, revisarlo y protegerlo. Se incluyó un equipo de ingenieros y científicos de Krupp cuyo trabajo consistía en evaluar el rendimiento de cada disparo. En el lugar de disparo, se pidió al personal ferroviario que construyera vías y manejara los vagones. Se necesitaban cuatro vías, las dos exteriores para la grúa puente y las dos interiores para el propio Gustav. La unidad estaba al mando de un coronel.

El primer cañón, Gustav, se completó a finales de 1940 y las rondas de prueba se dispararon a principios de 1941 en el campo de artillería de Rugenwalde. Tanto Hitler como Albert Speer, su ministro de armamento, asistieron a la ocasión, así como el famoso Dr. Porsche de Volkswagen. También en el sitio había veinte físicos e ingenieros que midieron variables relacionadas con el arma y los proyectiles con fines de evaluación e investigación. Para eliminar la influencia del clima, se utilizaron dispositivos de medición por infrarrojos. A partir de estos datos, se calcularon los ajustes de la pistola y la carga para la siguiente ronda. La temperatura de la pólvora se controló cuidadosamente, porque afectaba la velocidad de combustión y, por lo tanto, la fuerza propulsora.

Los objetivos de prueba para el proyectil perforador de blindaje (sin ojiva) eran muros de hormigón armado de siete metros de espesor y una placa de blindaje de acero de un metro de espesor. Se dispararon rondas de prueba a corta distancia y en una trayectoria plana. Los objetivos fueron perforados con facilidad. La placa de acero tenía un agujero limpio a través de ella como si hubiera sido perforada con una prensa gigante. El proyectil de alto explosivo hizo estallar un cráter de 12 metros de ancho y 12 metros de profundidad en tierra compactada. Los resultados de las pruebas fueron muy satisfactorios y superaron las especificaciones del ejército. Gustav estaba listo para la acción, pero sin objetivos alineados.

A principios de 1941, se consideraba que Gibraltar era un objetivo potencial, pero el dictador de España, el general Franco, no estaba dispuesto a permitir el movimiento de tropas a través de su país, y el plan se abandonó. Esta puede haber sido una de las razones de la decisión de noviembre de 1944 de cancelar los pedidos de armas D2 y D3, y nunca se completaron. Solo Dl entró en funcionamiento, pero después de la guerra, persistió la leyenda de que se habían construido tres cañones separados.

La guerra contra Rusia presentó de repente nuevos objetivos para Gustav. El avance alemán hacia Crimea se vio amenazado por la base naval rusa en Sebastopol, que dominaba todos los movimientos en el Mar Negro.

Debido a su importancia estratégica, Sebastopol estaba fuertemente defendida por una cadena de fortificaciones en un perímetro de 40 km, con enormes búnkeres subterráneos y depósitos de municiones protegidos por artillería pesada y baterías costeras. Muchos de los fuertes tenían nombres famosos como Fort Molotov, Fort Maxim Gorki, Fort Siberia y Fort Stalin. Algunos de los depósitos de municiones estaban a más de 30 metros por debajo del lecho marino y se consideraron inmunes a la penetración de bombas o proyectiles.

El ejército alemán tuvo que capturar Sebastopol y se preparó un ataque. El asalto inicial fue por bombardeo masivo de artillería y aire, incluido el del mortero pesado de 600 mm, 'Karl'. Esto fue seguido por una infiltración de infantería, que no logró desalojar a los defensores, quienes resistieron tenazmente desde la seguridad de sus búnkeres subterráneos. Se desarrolló un punto muerto y, finalmente, se llamó a Gustav. Fue una repetición del episodio de la Primera Guerra Mundial, Big Bertha y los fuertes de Lieja, pero a mayor escala (Ver Revista SAAACA Julio de 2000).

En mayo de 1942, el tren Gustav partió de Alemania hacia el lugar de tiro en Bakhchisaray, un pueblo en las afueras de Sebastopol. El sitio fue cuidadosamente elegido para permitir un uso óptimo del arma contra objetivos seleccionados, sin dejar de estar fuera del alcance de las represalias. Se excavó un corte de ocho metros de profundidad a través de una loma para dar cabida a la vía férrea curva, y también para dar protección contra ataques aéreos y de artillería. Desde la seguridad de esta guarida, Gustav emergería para abrir fuego y se retiraría cuando terminara. Se hizo un gran esfuerzo para camuflar el sitio y se construyó una posición de pistola ficticia a pocos kilómetros de distancia.

Para mérito de las medidas de seguridad, Gustav nunca fue atacado desde el aire, o desde los buques de guerra de la Flota Soviética del Mar Negro, que estaban dentro del alcance. La preparación del sitio tomó cuatro semanas y detrás de él se construyó un pequeño patio de clasificación para manejar los 28 vagones de la pistola y sus accesorios.

Se utilizaron dos puentes grúa de 110 toneladas para ensamblar la pistola, lo que, debido a la prefabricación de la mayoría de los artículos, tomó solo tres días. A principios de junio de 1942, Gustav estaba listo para la acción. El número total de hombres involucrados en el lugar de los disparos, contando todas las disciplinas como infantería, artilleros antiaéreos, policía de seguridad, guardias de pista y artesanos, fue cercano a los 3 800. Fue una empresa enorme.

Poner en acción al Heavy Gustav requirió un esfuerzo sobrehumano.
Aquí, se utilizan puentes grúa para montar el enorme cañón.
(Foto: J Engelmann, Armas de ferrocarril alemanas en acción,
Squadron / Signal Books, Texas, EE. UU., 1976).

Esta fotografía aparece en la página de contenido de la Revista original.

El 5 de junio de 1942, todo estaba listo y, como un gran maestro en el tablero de ajedrez, Gustav procedió a eliminar sus objetivos uno por uno con precisión clínica. El tipo de fortificación y los resultados observados determinaron si se iban a utilizar proyectiles altamente explosivos o perforantes. Los rangos variaban de 25 km a 42 km.

  • Velocidad de impacto y de boca: obviamente, la velocidad de impacto no se pudo medir para disparos operativos.
  • Tiempo de vuelo
  • Masa de polvo y temperatura
  • Presión de la cámara de cocción
  • Altitud máxima: no es posible para tomas operativas.
  • Alcance: no es preciso para disparos operativos.
  • Condiciones atmosféricas
  • Desgaste de la recámara y estriado

Después del armisticio, el ejército estadounidense encontró a Heavy Gustav intacto en sus líneas ferroviarias en Grafenw & oumlhr Panzer Training Ground. Después de fotografiarlo, lo destruyeron con dinamita. El motivo de este acto, tras el cese de hostilidades, sigue siendo incomprensible.

Posiblemente, los estadounidenses temían que el arma se volviera a utilizar, aunque sigue siendo un misterio dónde, cuándo o quién lo haría. Alternativamente, es posible que hayan tenido la intención de negar al mundo el conocimiento de esta extraordinaria arma, o tal vez la razón fue simplemente una destructividad desenfrenada. Teniendo en cuenta la destrucción por parte del ejército de los EE. UU. De los ciclotrones japoneses totalmente inofensivos después de la guerra, esta última explicación puede tener algún mérito.

Cualquiera sea la razón, al mundo le robaron una pieza de museo única: el arma más grande jamás construida. Sin embargo, en contraste, Kanone KS, Anzio Annie, fue capturada intacta y transportada al Museo del Ejército de EE. UU. En el campo de pruebas de Aberdeen, donde se exhibe.

Lo que aún queda del Heavy Gustav son algunos proyectiles inertes, incluido uno en el Imperial War Museum de Londres, donde empequeñece a los espectadores que se encuentran junto a él. Este proyectil fue adquirido de Krupp Steel en 1947 y es uno de los pocos supervivientes en cualquier parte del mundo.

FIGURA 4: Un proyectil Gustav en exhibición en la Guerra Imperial
Museo de Londres. (Foto del autor cortesía del British Imperial War Museum).

La construcción del Heavy Gustav se ha descrito a menudo como una enorme pérdida de tiempo y dinero. En cierto modo, ciertamente lo fue, aunque los defensores de Sebastopol pueden haber pensado lo contrario. Por otro lado, si no se hubiera eludido la Línea Maginot y si Gibraltar hubiera estado disponible como objetivo, Heavy Gustav podría haber jugado un papel importante en el esfuerzo bélico alemán. Muchas armas que ahora son de uso común, en alguna etapa de su desarrollo, han sido descartadas como inútiles. Por ejemplo, Napoleón describió al submarino como inútil, y el general Haig describió la ametralladora como un "arma muy sobrevalorada". Tal como estaban las cosas, Heavy Gustav nunca tuvo realmente la oportunidad de demostrar su valía contra un objetivo digno de su inmensa potencia de fuego, y dado que se obtuvo muy poca ventaja táctica de su servicio de guerra, el inmenso gasto tanto en mano de obra como en términos financieros, difícilmente podría justificarse. . Sin embargo, Heavy Gustav proporcionó un laboratorio único para la evaluación de proyectiles pesados ​​en vuelo, y el conocimiento así adquirido contribuyó en gran medida a nuevos desarrollos en el campo de la artillería y la balística. Fue una obra maestra de la ingeniería.

tabla 1
DETALLES TÉCNICOS: PISTOLA
Calibre 800 mm. Cuatro hombres reclinables podrían caber cómodamente dentro del hocico.
Longitud del cañón 32,5 metros, Un cañón de dos piezas en una manga externa.
Profundidad de estriado 10 mm
Longitud de la cámara de cocción 8 metros
Mecanismo de recámara Bloque deslizante
Retroceso 3 metros
Absorción de retroceso Cuatro cilindros hidráulicos
Carga propulsora Estuche de obturación de latón, polvo embolsado. Un dispositivo colocado
detrás de la carga para evitar que el gas se escape hacia atrás.
Masa del cañón (con recámara) 400 toneladas
Vida del barril Aprox. 100 rondas
Peso en acción 350 toneladas. ¡El nombre 'Heavy Gustav' era, por lo tanto, más apropiado!
Longitud del carro 43 metros
Elevación + 10 grados a + 65 grados
Control de acimut Ninguno
Encendido Chispa eléctrica
Rango máximo: alto explosivo Los 48km
Rango máximo: perforación de armadura 38km
Altitud máxima alcanzada por el proyectil 12km
Cadencia de fuego 4 rondas / hora
Tripulación: solo división de artillería 250 hombres
Tripulación total: todas las divisiones 1500 hombres

Tabla 2
DATOS TÉCNICOS: PROYECTIL
Velocidad de salida (carga máxima) Muy explosivo (HE) Perforación de armadura
Proyectil 820m / s (mach 2,5) 720 m / s (2,1 mach)
Tiempo de vuelo (rango máximo) 120 segundos
Penetración: acero 1000 metros
Penetración: Concreto 8 metros
Penetración: tierra compactada 32 metros
Peso 4,8 toneladas 7,1 toneladas
Largo 3 metros 2,4 metros
Posición del fusible nariz base
Masa de ojiva 700 kg 250 kg
Masa de carga 2000 kg 1850 kg
Cono de la nariz acero al cromo níquel

    HEAVY GUSTAV EN ACCIÓN, SEBASTOPOL, JUNIO DE 1942

5 de junio, objetivo 1: baterías costeras
El 5 de junio de 1942 se presionó el botón de disparo y la primera ronda rugió a 648 m 1 s. El proyectil alcanzó una altura de 12 km antes de estrellarse contra el objetivo después de estar en el aire durante aproximadamente 100 segundos. La caída del tiro fue observada por un avión de observación, que comunicó por radio las correcciones requeridas. Después de ocho rondas perforantes, las baterías costeras estaban en ruinas.

6 de junio, objetivos 2, 3 y 4: Fuertes Stalin, Molotov y Acantilados Blancos respectivamente
Después de seis disparos, Target 2, Fort Stalin, estaba en ruinas. El objetivo 3, Fort Molotov, requirió siete rondas para su demolición. Se sabía que Fort White Cliffs, Target 4, tenía un cargador de municiones subterráneo debajo de Severnaya Bay considerado invulnerable a las armas convencionales. Dado que su posición era conocida por la inteligencia alemana, Gustav ahora se centró en la revista. Ocho proyectiles de piezas de blindaje atravesaron el mar y atravesaron treinta metros de fondo marino para buscar el cargador. El noveno proyectil encontró la marca y el fuerte entró en erupción como un volcán.

7 de junio, Target 5: Fort South-West Corner
La destrucción de este objetivo tomó siete rondas. El 7 de junio, se interrumpieron los disparos durante cuatro días para reparar el arma.

11 de junio, Objetivo 6: Fuerte Siberia
La destrucción de Fort Siberia se logró con cinco disparos.

17 de junio, Objetivo 7: Fuerte Maxim Gorki
La devastación tomó cinco rondas.

Bishop, C y Warner, A, Armas alemanas de la Segunda Guerra Mundial (Grange Books, Kent, 2001).
B & oumlhm, H, Muere 80cm Eisenbahnkanone "Dora" (Wehrtechnischen Monatsheften, 1959)
Fritz R K, 80cm Eisenbahngesch y uumltz "Dora" (Artículo 2000)
Engelmann, J, Artillería pesada alemana en la Segunda Guerra Mundial (Historia militar de Schiffer, Atglen USA, 1995).
Englemann, J, Armas de ferrocarril alemanas en acción (Squadron / Signal Books, Texas, EE. UU., 1976).
Hogg, Ian V, Historia de la Artillería (Hamlyn Books, Londres, 1974).
Hogg, I V, Las armas, 1939-1945 (Macdonald Books, Londres, 1969).
Hogg, I V, Artillería del siglo XX (Prospero Books, Ontario, Canadá, 2000).
Hogg, I V, Artillería alemana de la Segunda Guerra Mundial (Greenhill Books, Londres, 1997).
Johnson, Curt, Artillería (Octopus Books, Londres, 1975).
Pawlas, Karl R, Waffen Revue, Marzo / mayo de 1973, septiembre / noviembre de 1974, diciembre / febrero de 1974 (Archiv F & uumlr Milit & aumlr & Waffenwesen, Nuremberg).
Armas de guerra Purnell (Phoebus Books, Londres, 1973).
Máquina de guerra Orbis (Qrbis Books, Londres, 1983).


Un arma que quizás fue demasiado poderosa

Wikimedia Commons Un solo caparazón era más alto que dos hombres y el doble de ancho que uno.

Después de usar el cañón de ferrocarril Schwerer Gustav solo una vez, los alemanes se dieron cuenta de lo poco práctico que era. Primero, la gran cantidad de hombres necesarios para disparar una sola ronda de municiones era una locura. Durante la batalla, era difícil ahorrar tantos hombres solo para una tarea.

Además, se necesitaron tropas enteras varios días solo para mover el cañón de ferrocarril gigante, una hazaña casi imposible si uno quisiera realizarla de manera encubierta. Era enorme, imposible de esconder de los aviones y visible desde casi cualquier elevación.

Debido al hecho de que el arma fue relegada a pistas especialmente diseñadas, los alemanes estaban limitados por el terreno. Además de eso, las pistas tenían que colocarse con anticipación, lo que facilitaba increíblemente a los poderes del Eje predecir los movimientos de las tropas.

Finalmente, el mantenimiento y el costo de los proyectiles eran caros y difíciles de justificar cuando había tanques más pequeños y más encubiertos fácilmente disponibles.

Finalmente, los alemanes decidieron retirar el Schwerer Gustav. Para asegurarse de que sus enemigos no pudieran poner sus manos sobre él y usarlo contra ellos, desmantelaron el arma gigante. El paradero exacto de las partes, si no fueron & # 8217t completamente destruidas, se desconoce hoy.

Después de aprender sobre la pistola de ferrocarril Schwerer Gustav, echa un vistazo a estas otras armas locas inventadas por los nazis. Luego, lea sobre el Landkreuzer P. 1500, un tanque alemán tan grande que ni siquiera podría & # 8217t construirse.


Gustav: el arma más grande del mundo - HISTORIA

Schwerer Gustav: el arma más grande del mundo

Los nazis bajo Hitler desarrollaron varias armas locas. Algunos, como los misiles V-1 y V-2, fueron precursores del futuro. Otros, como los enormes acorazados Bismarck y Tirpitz, fueron el cenit de unos sistemas de armas pronto obsoletos. Algunos como el Ratte, un tanque del tamaño de un pequeño edificio de oficinas, resultaron ser simplemente fantasías imposibles. Sin embargo, uno que fue construido en realidad casi desafía la creencia. Es la pistola Schwerer Gustav, el cañón más grande jamás utilizado en combate.

En la década de 1930, cuando Hitler observó una eventual invasión de Francia, vio un problema. Los franceses habían construido un enorme conjunto de fuertes defensivos a lo largo de su frontera con Alemania. Llamada "La Línea Maginot" en honor al Ministro de Guerra francés Andrés Maginot, se trataba de una serie de fortificaciones de hormigón, obstáculos e instalaciones de armas que se extendían a lo largo de la frontera con Suiza, Alemania y Luxemburgo. Estas fortificaciones eran impermeables a todo lo que tenían los alemanes en ese momento.

Hitler acudió al fabricante de municiones Krupp pidiéndoles que resolvieran este problema. Cualquiera que sea la solución, se necesitaría un arma que pudiera perforar 7 metros (23 pies) de hormigón armado o 1 metro (39 pulgadas) de placa de blindaje de acero. La respuesta de Krupp fue un enorme cañón de ferrocarril.

Para tener el tipo de poder necesario, el cañón tendría que ser gigantesco. Con un cañón con un diámetro interior de 31 pulgadas (80 cm) y una longitud de 107 pies (32,5 m), era mucho más grande incluso que los encontrados en los acorazados de la época. Un solo proyectil para este arma solo pesaría 7 toneladas y el arma en sí más de 1300 toneladas. La versión altamente explosiva del proyectil crearía un cráter en el suelo de 30 pies (9,1 m) de ancho y 30 pies de profundidad. Con la capacidad de disparar una ronda de casi 30 millas (48 km), podría mantenerse a salvo fuera del alcance de cualquier artillería en represalia.

Los planes para el arma se completaron a principios de 1937 y la fabricación comenzó a mediados de año. Como otros cañones grandes de esa época, se planeó que Schwerer Gustav (Gustav por el nombre del director senior de Krupp y Schwerer, que significaba "pesado" por razones obvias) fuera un cañón de ferrocarril. Usar el ferrocarril era una forma obvia de transportar sistemas de armas muy pesados ​​en esa época, aunque limitaba el dispositivo a solo lugares donde existía o se podía construir una línea de ferrocarril.

Hitler inspecciona el arma grande durante la prueba.

Si bien la mayoría de los cañones ferroviarios de esa época podían estar operativos después de unas pocas horas, Schwerer Gustav era tan grande que no solo necesitaba una vía, sino dos vías paralelas colocadas una al lado de la otra a una distancia específica. Esto significaba que antes de que la pistola pudiera usarse, tenía que ser transportada a la ubicación tirada por un tren regular de 25 vagones, luego ensamblada y colocada en un conjunto de vías paralelas especialmente preparadas. La operación de montaje, sin incluir el tiempo de colocación de la pista especial, podría durar tres días y consistió en la colocación otro conjunto de vías paralelas a cada lado de las dos para que Gustav soporte un par de grúas.

Se necesitaron 250 personas para ejecutar el arma y más de otras 1000 para sostenerla.

Schwerer Gustav estaba listo para el combate en 1941, pero para entonces la razón original de su construcción ya no existía. Alemania invadió Francia en 1940 simplemente rodeando la Línea Maginot hacia el norte, lo que inutilizó el complicado conjunto de defensas.

El asedio de Sebastopol

Fue hasta principios de 1942 que Gustav encontró un objetivo. En junio de 1941, los alemanes lanzaron la Operación Barbarroja, la invasión de la Unión Soviética. En febrero del año siguiente, los alemanes estaban sitiando la ciudad de Sebastopol en Crimea y decidieron llevar el cañón grande a su frente oriental.

La base naval soviética en Sebastopol era una de las fortificaciones más fuertes del mundo en ese momento. Estaba ubicado en un alto acantilado con vista a la bahía de Severnaya y la disposición natural del terreno dificultaba el acceso desde cualquier dirección. Para fortalecer aún más la defensa, el Soviet había construido una serie de fuertes de hormigón armado a su alrededor y había montado viejos cañones de acorazado en ellos.

Gustav sale de su trinchera protectora para disparar durante el asedio de Sebastopol.

Las fuerzas soviéticas en Sebastopol estaban demostrando ser un gran dolor de cabeza para los alemanes. Los ataques aéreos lanzados desde allí y el resto de Crimea estaban pasando factura a los campos petroleros controlados por los alemanes en Rumania, vitales para el esfuerzo de guerra alemán, por lo que Hitler ordenó que el área fuera tomada y puesta bajo control alemán.

Para acercar a Gustav lo suficiente como para ser útil, los alemanes colocaron una línea de derivación de 10 millas desde el ferrocarril principal hasta donde planeaban colocar el arma. En ese lugar, construyeron un conjunto de pistas dobles curvas en las que se podía montar el arma.

Schwerer Gustav, como muchos cañones ferroviarios grandes, solo se podía subir y bajar en elevación, pero no girar (o atravesar) hacia la izquierda o hacia la derecha. Para apuntar este tipo de cañones ferroviarios era necesario buscar o construir un tramo de vía en curva. Luego, el cañón podría apuntar moviendo el arma hacia adelante y hacia atrás a lo largo de la curva hasta que apunte al objetivo.

El 5 de junio de 1942, el arma habló por primera vez con ira. Se dispararon ocho proyectiles contra un conjunto de cañones costeros y otros seis en Fort Stalin. Al día siguiente, se dispararon siete proyectiles más contra Fort Molotov, luego Gustav se enfrentó a uno de sus objetivos más difíciles, un cargador de municiones submarino ubicado debajo de la bahía. A pesar de que el cargador estaba a casi 30 metros (100 pies) bajo el fondo del mar y protegido por 10 metros (30 pies) de concreto, Gustave disparó 9 proyectiles contra él y lo destruyó por completo (y también hundió un barco que se interpuso en el camino).

Durante las próximas semanas, el cañón pesado dispararía 17 proyectiles adicionales durante el asedio. El 4 de julio, las fuerzas soviéticas restantes se rindieron y los alemanes tomaron el control de la ciudad y lo que quedaba de las instalaciones militares.

Schwerer Gustav había disparado 48 rondas durante la batalla. Esto, junto con los disparos efectuados durante las pruebas, fue suficiente para desgastar su cañón, por lo que fue retirado y reemplazado por un repuesto. El original fue enviado de regreso a Krupp para ser rebasado.

Con su nuevo cañón, Gustav fue desmontado y trasladado a Leningrado donde los alemanes anticiparon usarlo en un ataque a la ciudad. Sin embargo, el ataque fue cancelado y el arma pesada nunca se volvió a utilizar.

El fin de las grandes armas

En abril de 1945 los alemanes decidieron destruir el cañón para evitar que fuera capturado por las tropas aliadas. Los rusos se interesaron por los restos y lo enviaron a Merseburg para su estudio.

Un modelo del arma grande en el Spoorwegmuseum, Utrecht, Países Bajos (Por Zandcee (trabajo propio) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)]

A pesar de lo impresionantes que eran los cañones pesados, eran totalmente imprácticos dada la dificultad de moverlos y emplazarlos. Dado su gran tamaño, también se veían fácilmente desde el aire y, por lo tanto, estaban sujetos a ataques desde aviones. Su volumen también significaba que no podían ocultarse fácilmente en un túnel conveniente como los cañones de ferrocarril más pequeños (consulte nuestro artículo sobre Anzio Annie).

A medida que los aviones se volvieron más poderosos y capaces de transportar bombas cada vez más pesadas, el trabajo para el que fue diseñado Gustav, perforar búnkeres fuertes, quedó cada vez más en sus manos. Los aviones tenían una movilidad superior obvia y un costo más económico y podían hacer el trabajo igual de bien. By the end of the war the British bombers were regulary using the 12,000 pound Tallboy "earthqucke" bomb which was just as effective against hard targets as the shells from Schwerer Gustav.


Great Gustav- Nazi created the largest and deadliest gun in the world!

In order to conquer the world, the Nazi had to create superior and devastating weapons, ones that the allies could not match. Naturally, those weapons had to be bigger than anything ever seen. Luckily for the allied troops, some of those weapons were only left as mere plans and never saw the light of the day. However, there are few scary weapons the Nazi managed to produce. One of those is the largest and the deadliest gun the world- the Great Gustav.

Originally called Schwerer Gustav (Heavy Gustaf), this was the biggest artillery weapon ever to be used in combat, and it fired the heaviest shells ever known. Great Gustav was built prior to the occupation of France, and its role was to penetrate the fortified walls of French Maginot Line. The Nazi needed a gun that could punch through one meter of reinforced steel wall, or seven meters of reinforced concrete walls, and be beyond the reach of the French artillery at the same time.

The best producers of weapons had to be hired for the construction of this gun. Krupp, the most prominent and most powerful company at the time, was once again assigned the task. Krupp was a 400 years old company, based in Essen. The company played important roles in both the Wolrd Wars, as one of the biggest producers of artillery, shells, ammunition and other steel products. Krupp’s variety of products were enormous, as they even produced U-boats, battleships, howitzers and hundreds of other items.

Grenade used by Schwerer Gustav, exposed to ‘ Imperial War Museum Photo Credit

The contract was made in 1934, but nothing happened until 1936. until Hitler himself visited the factory in Essen. He needed the gun finished until 1940, and the plans were given by the company in 1937. After the approval of the design by the Nazi, Krupp began the production in the middle of 1937. However, a tank of that enormous size required more time to be built, so it became clear that the product could not be delivered until 1940.

The engineer Erich Müller was put to the task. His calculations said that the Nazi will need a weapon with a caliber of at least 80 cm and could fire a projectile with the weight of 7 tons, fired from a 30 meters long barrel. The weapon’s weight itself would be over 1000 tons, and it had to be mobile at the same time. Krupp designed the weapon as a railway gun because that was the only way to move it. Great Gustav was supposed to move on a selected curved line of rails, and the first plans of Krupp included weapons with the calibers of 70 cm, 80 cm, 85 cm and 1 meter.

Krupp managed to build a test model in 1939 and send it to the testing grounds in Hillersleben. At the test, the 7-ton shell managed to penetrate both the seven meters concrete wall and the 1-meter steel wall. The tests finished in mid-1940, and Adolph Hitler was invited to the last presentation. Krupp named the weapon Gustav, after Gustav Krupp, a senior director in the company. His son, Alfred Krupp personally presented the weapon to Hitler at the Rügenwalde Proving Ground. In early 1941, the production of the weapon was officially accepted.

The Nazi had ordered two guns. The first gun, Gustav, as per Krupp‘s tradition, was to be delivered for free. The second one, named Dora after the senior engineer’s wife, came at the price of seven million Reichmarks.

A shell for the Dora gun (without the sharp ballistic cap) found after the war at the former German firing range near Rügenwalde (today Darłowo), on exhibition in the Polish Army museum in Warsaw Photo Credit

So there it was, the biggest gun the world has ever seen. 47.3 meters long, 7.1 meters wide and 11.6 meters tall, with the weight of 1350 tons, operated by a crew of 250 soldiers. Another 2500 were needed to lay down the tracks for its movement, and two Flak battalions were appointed the task to protect the gun from air attack. Great Gustav could fire the 7 tons rocket to a range of 47 kilometers.

The gun was mounted on a specially designed chassis and moved on two parallel sets of railway tracks, thanks to its 80 wheels. Krupp was also planning to enhance Great Gustav with a super long range missile, that could travel 150 kilometers, but this required the barrel to be extended to unbelievable 84 meters, and the project was never finished.

Great Gustav only saw little action, during the siege of Sevastopol, Russia. It took the Nazi a whole month to install the gun, and they used it to fire around 300 shells. The second use was during the Warsaw uprising when the gun fired around 30 shells.

Pod shell Schwerer Gustav, next to a person for the purpose of perspective
Autor de la foto

On 14th April 1945, Great Gustav was destroyed in order to prevent its capture. A week later, remains of the destroyed weapon were found abandoned in a forest close to Auerbach. In the summer of the same year, Gustav was transferred to Merseburg, where the Soviet specialists took German weapons for further studies. Since then, all trails of the greatest gun ever built are lost.

The second gun, Dora, had the same destiny. Captured by the American army, the gun was taken to Grafenwöhr, where it was destroyed on 19th April 1945. Even the debris from the gun was scrapped five years later.

There was also a third gun, found in the Krupp‘s factory in Essen, but only in parts, as it was never finished. Today, the parts of this gun are placed in the Military History Museum of the Bundeswehr in Dresden.


No, this isn't a modern weapon as may have guessed from these images, but rather one from 1941, the year after France fell. It was at this time German steelmaker and arms manufacturer Friedrich Krupp A.G. company began construction on Hitler's Gustav Gun, which was four-stories tall, 155-feet-long, and weighed in at a massive 1,350 tons, while being able to shoot 10,000-pound shells from its mammoth 98-foot bore.

Gustav was later employed in the Soviet Union at the siege of Sevastopol during Operation Barbarossa, where among other things, it destroyed a munitions depot buried in the bedrock under a bay.

On 14 April 1945, one day before the arrival of US troops, the Gustav gun was destroyed to prevent its capture. On 22 April 1945, its ruins were discovered in a forest 15 kilometres (9.3 mi) north of Auerbach and about 50 kilometres (31 mi) southwest of Chemnitz. In summer 1945 Schwerer Gustav was studied by Soviet specialists and in autumn of the same year was transferred to Merseburg, where the Soviets were gathering German military material. Thereafter, the trail of the gun was lost.


Gustav Gun Specifications

Weight: 1,350 tons (1,490 short tons 1,330 long tons)

80 cm Gustav Railway Gun, date unknown.

Length: 47.3 meters (155 ft 2 in)
Barrel length: 32.5 meters (106 ft 8 in) L/40.6
Width: 7.1 meters (23 ft 4 in)
Height: 11.6 meters (38 ft 1 in)
Gustav Gun Crew: 250 to assemble the gun in 3 days (54 hours), 2,500 to lay track and dig embankments. 2 German Flak battalions to protect the rail gun from Allied Air Attack.
Gun Caliber: 80 centimeters(31 in)
Gun Elevation Max of 48°
Rate of fire: 1 round every 30 to 45 minutes or typically 14 rounds a day
Muzzle velocity: 820 m/s (2,700 ft/s) (HE, High Explosive), 720 m/s (2,400 ft/s) (Armor Piercing)
Maximum Effective range: Approximately 39,000 meters (43,000 yards)
Maximum Range: 47,000 meters (51,000 yd) (HE, high explosive), 38,000 meters (42,000 yd) (AP, armor piercing)


Contenido

Since Gustave has not been captured, his exact length and weight is unknown, but in 2002 it was stated that he could be "easily more than 18 feet (5.5 m)" long, and weigh more than 2,000 pounds (910 kg). [2] [3] He was estimated to be around 100 years old in order to achieve such outstanding size however, further more careful observation of Gustave revealed a complete set of teeth when he opened his mouth. Since a 100-year-old crocodile "should be nearly toothless" (according to the documentary), he was estimated to be "probably no older than 60, and likely still growing".

Gustave is also known for the three bullet scars on his body. His right shoulder blade was also found to be deeply wounded. Circumstances surrounding the four scars are unknown. Scientists and herpetologists who have studied Gustave claim that his uncommon size and weight impede his ability to hunt the species' usual, agile prey such as fish, antelope and zebra, forcing him to attack larger animals such as hippopotamus, large wildebeest and, to some extent, humans. According to a popular local warning, he was said to hunt and leave his victims' corpses uneaten. [2] The documentary film also stated that since crocodiles can go several months without eating, Gustave could afford to select his prey carefully.

In 2009 Gustave reappeared in Ruzizi River near Lake Tanganyika. [4]

En Capturing the Killer Croc, Patrice Faye and other scientists attempted to capture Gustave. According to the film, Patrice performed two years of investigations before the attempt. Patrice and his team were given two months for their capture attempt thereafter a change of government would risk plunging the country into civil war. First, a trap cage weighing a tonne and nearly 9 meters (30 feet) in length was developed. The team then located Gustave and installed and baited the trap, placing a hidden infrared camera inside as well. Several kinds of bait were used, yet none of them attracted Gustave or any other creature. The scientists then installed three giant snares on strategic banks to increase their chances of capture although smaller crocodiles were caught by the traps, Gustave was not.

In the last week before being forced to leave the country, the team placed a live goat in the cage. Nothing happened until one night, the camera failed due to stormy weather. The next morning, the cage was found partially submerged and the goat had disappeared. The team speculated that the rising waters helped the goat to escape, or that the cage had failed, but due to the absence of a camera recording, no conclusion could be drawn. [1] [2]

In 2019 article about travel in Burundi, a writer for Travel Africa Magazine recalled learning that Gustave had been killed. [5] It is not said how he was killed or by whom.

Gustave was the basis of the film Primeval (originally titled Gustave). [6]


The Great Gustav: The largest Nazi gun in the world, designed by Krupp, could penetrate a 23-foot concrete wall

The Nazis attempted to create superior and devastating weapons, ones that the Allies could not match. Naturally, those weapons had to be bigger than anything ever seen. Luckily for the Allied troops, many of the German weapons never made it out of the planning stage. However, there are a few frightening weapons the Nazi armed forces did manage to produce. One of those is the largest and the deadliest gun the world–the Great Gustav.

Named Schwerer Gustav in German after Gustav Krupp, who was at that time head of the manufacturers Friedrich Krupp AG, it was the biggest artillery weapon ever to be used in combat, and it fired the heaviest shells. Great Gustav was built prior to the occupation of France, and its role was to penetrate the fortified walls of French Maginot Line. Hitler needed a gun that could punch through 39 inches of reinforced steel wall, or 23 feet of reinforced concrete wall, and be beyond the reach of the French artillery at the same time.

The best producers of weapons had to be hired for the construction of this gun. Krupp AG, the most prominent steelworks and munitions company in Germany, was assigned the task. Krupp was a 400-year-old company based in Essen. The company played important roles in both the world wars as one of the biggest producers of artillery, shells, ammunition, and other steel products. Krupp’s variety of products were enormous, as they produced U-boats, battleships, howitzers, and hundreds of other items.

Gustav model railway gun Photo Credit Zandcee CC BY-SA 3.0

The Wehrmacht first approached the company in 1934 to provide information about a “hypothetical” gun, but nothing happened until 1936, when Hitler himself visited the factory in Essen, requesting fabrication of the huge weapon. He wanted the gun finished by 1940, and the plans were completed by the company early in 1937. After approval of the design by the Nazi leader, Krupp began production in the middle of 1937. However, as a weapon of that enormous size required a great deal of time to be built, it became clear that the product could not be delivered until 1941.

The engineer Erich Müller was put to the task. His calculations was that the Nazis would need a weapon with a caliber of 31.5 inches, capable of delivering a projectile with the weight of 7 tons, fired from a 107-feet-long barrel. The weapon’s weight itself would be more than 1,000 tons, and it had to be mobile. Krupp AG designed the weapon as a railway gun because that was the only way to move it. Great Gustav was moved on a selected curved section of rails in order to aim it.

Grenade used by Schwerer Gustav, Imperial War Museum .Photo Credit Riottoso – CC BY-SA 3.0

A test model of Great Gustav was fired at the Hillersleben testing grounds in 1939. At the test, the 7-ton shell successfully penetrated both a 23-foot concrete wall and 39 inches of steel armor plate. The tests were finished in mid-1940, and Adolph Hitler was invited to the last presentation. Gustav Krupp’s son, Alfred Krupp, personally presented the weapon to Hitler at the Rügenwalde Proving Ground. In early 1941, the production of the weapon was officially accepted.

The Nazis had ordered two guns. The first gun, Gustav, was delivered for free to the Führer as Krupp’s contribution to the war effort. The second one, named Dora after the senior engineer’s wife, came at the price of 7 million Reichmarks.

Model of the Dora Photo Credit Scargill – CC BY-SA 3.0

So there it was, the biggest gun the world has ever seen. It was 107 feet long, 23 feet wide, and 38 feet tall, with the weight of 1,350 tons, operated by a crew of 250 soldiers. Another 2,500 were needed to lay down the tracks for its movement, and two Flak battalions were appointed the task of protecting the gun from air attack.

The gun was mounted on a specially designed chassis and moved on two parallel sets of railway tracks, thanks to its 80 wheels. Krupp was also planning to enhance Great Gustav with a long-range missile that could travel more than 90 miles, but this required the barrel to be extended to an unbelievable 275 feet, and the project was never finished.

A shell for the Dora gun (without the sharp ballistic cap) found after the war at the former German firing range near Rügenwalde (today Darłowo), on exhibition in the Polish Army Museum in Warsaw Photo Credit Halibutt CC BY-SA 3.0

Great Gustav only saw a little action, during the siege of Sevastopol, Russia. It took the German Army a whole month to install the gun, and they used it to fire around 300 shells. The second use was during the Warsaw uprising when the gun fired around 30 shells.

Pod shell Schwerer Gustav, next to a person for the purpose of perspective
Photo Credit Johan Fredriksson CC BY-SA 3.0

On April 14, 1945, Great Gustav was destroyed in order to prevent its capture. A week later, remains of the destroyed weapon were found abandoned in a forest close to Auerbach. In the summer of the same year, Gustav was transferred to Merseburg, where the Soviet specialists took German weapons for further studies. Since then, all trails of the greatest gun ever built are lost.

The second gun, Dora, had the same destiny. Captured by the American army, the gun was taken to Grafenwöhr, where it was destroyed on April 19, 1945. Even the debris from the gun was scrapped five years later.

There was also a third gun, found in the Krupp’s factory in Essen, but only in parts, as it was never finished. Today, the parts of this gun are on display in the Bundeswehr Military History Museum in Dresden.


World War II was the twilight of railborne artillery

War trains dominated combat for more than 100 years. Massive rail-borne artillery shelled the enemy while trains unloaded troops and supplies. For a brief moment, the terrifying machines were the most powerful weapon on the battlefield. But technology advanced.

Improvements to tanks, cars and planes during World War II marked the twilight of the war train. The great trains of the First World War still dominated the imagination, however, and the Nazis built impressive — but impractical — railborne cannons.

The German Heavy Gustav was the largest gun ever built. It was more than 150 feet long, 40 feet tall and weighed almost 1,500 tons. The steel giant Krupp A.G. made only two, and neither worked well.

The weapon derived from experience. After witnessing the success of other railway guns, the German High Command asked Krupp’s engineers to design a weapon to destroy the French border fortifications along the Maginot Line.

The Gustav’s barrel solo was more than 100 feet long and fired 31-inch-wide, 12-foot-long shells at an effective ranges of 20 miles. The ammo came in two varieties — a five-ton explosive round and a seven-ton armor piercer.

But the impressively massive superweapons were dinosaurs. It was too bulky, took too long to fire and required hundreds of troops to operate. For centuries, better artillery meant bigger artillery, but that changed during World War II.

Above — one of the K-5 guns that fired on American forces in Italy, 1944. Jeffrey Jung photo. At top— Hitler inspects the Heavy Gustav in 1941. Public domain photo


Ver el vídeo: Τα 10 πιο Θανατηφόρα Οπλα στον Κοσμο. Top10 (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Blaze

    Este entretenido mensaje

  2. Ibrahim

    Se logra el mayor número de puntos.Me gusta esta idea, estoy totalmente de acuerdo contigo.

  3. Voodoojind

    Tú permites el error. Puedo probarlo. Escríbeme por MP, nosotros nos encargamos.

  4. Chayim

    Frase incomparable, me gusta mucho :)



Escribe un mensaje