Podcasts de historia

Hamilton, Alexander - Historia

Hamilton, Alexander - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Hamilton, Alexander (1757-1804) Estadista: Hamilton ingresó en lo que hoy es Columbia College (Nueva York) en 1773. En 1774 y 1775, escribió panfletos apoyando la causa patriótica y se unió al ejército en 1776. Hamilton se convirtió en secretario general de Washington y ayudante de campo en 1777, demostrando su capacidad administrativa. En cartas "continentalistas" anónimas de 1781-22, apoyó un gobierno central más poderoso y un amplio programa de desarrollo económico. Después de la guerra, planeó y escribió mucho The Federalist, en un intento de ayudar a la ratificación de la nueva Constitución. En 1789, Washington nombró a Hamilton Secretario del Tesoro. En este puesto, convirtió la deuda revolucionaria en bonos a largo plazo, estableció un banco nacional y propuso tarifas que fueron adoptadas. Hamilton admiraba a Gran Bretaña y apoyaba las políticas que intentaban reconciliarse con la antigua Madre Patria. Fue criticado por tales políticas, así como por ejercer poderes federales más allá de los límites de la Constitución. Hamilton se retiró a una lucrativa práctica legal en Nueva York en 1795, pero siguió involucrado en los asuntos públicos. Se convirtió en el segundo al mando del ejército cuando la guerra con Francia parecía inminente en 1798. Conspiró contra la elección de John Adams en 1796 y 1800, e intentó influir en los miembros del gabinete de Adams a sus espaldas. En 1800, usó su poder político para disuadir la elección de Aaron Burr. Esto, junto con otras acciones hostiles, hizo que Burr desafiara a Hamilton a un duelo en julio de 1804, que dejó a Hamilton muerto.


Su guía de Alexander Hamilton, más 6 datos fascinantes sobre el padre fundador

Alexander Hamilton (1755 / 7-1804) surgió de una educación empobrecida para convertirse en uno de los padres fundadores de América. Hoy en día, es mejor conocido por aparecer en el billete de $ 10 en los Estados Unidos y como el tema de la exitosa producción de teatro musical, Hamilton. Siga leyendo para conocer una breve biografía de Hamilton y la historia real del duelo en el que fue asesinado. Además, Jem Duducu comparte seis datos fascinantes sobre Hamilton ...

Esta competición se ha cerrado

Publicado: 22 de diciembre de 2020 a las 4:05 a.m.

Como estadista que sentó las bases de los mecanismos y sistemas financieros del gobierno de los EE. UU., Alexander Hamilton es una figura enormemente importante en la historia de EE. UU. El impacto de su rivalidad política con Thomas Jefferson todavía se ve en la actualidad.

Alexander Hamilton: una biografía

Nació: c1755, la isla de Nevis, Antillas Británicas

Murió: 12 de julio de 1804, como resultado de un infame duelo con el vicepresidente Aaron Burr

Padres: James Hamilton y Rachel Faucette (la pareja no estaba casada, lo que hace que el nacimiento de Alexander sea ilegítimo)

Esposa: Elizabeth "Eliza" Schuyler Hamilton

Niños: Ocho. El hijo mayor de Hamilton, Philip, también murió en un duelo.

Conocido por: Alexander Hamilton fue un ayudante indispensable de George Washington durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos (1775-1783). Posteriormente fue el autor principal de los Federalist Papers, convirtiéndose en una figura clave en la ratificación de la constitución estadounidense y un prolífico escritor en su defensa. Fue el primer secretario del Tesoro de la nación y un arquitecto clave del sistema financiero moderno.

Hamilton también fue una figura central en lo que comúnmente se conoce como "el primer escándalo sexual político de Estados Unidos", después de que fuera chantajeado por el marido de su amante, Maria Reynolds. Desde entonces, se ha convertido en el tema de un musical homónimo escrito por Lin-Manuel Miranda, y basado en una exitosa biografía de Ron Chernow, en la que es retratado como un inmigrante revolucionario y luchador.

El duelo Hamilton-Burr de 1804: ¿que pasó y cuando?

El evento único tuvo lugar a las 7 am del 11 de julio de 1804: el vicepresidente de los Estados Unidos, Aaron Burr, mató a un exsecretario del Tesoro, Alexander Hamliton, en un duelo. Rivales políticos amargos, Burr leyó que Hamilton había expresado una “opinión despreciable” de él (Hamilton había llamado previamente a Burr un tramposo, un adúltero, corrupto y sin principios), y desafió a su enemigo de toda la vida. Hamilton, combativo, tontamente testarudo y fatalmente obsesionado con el honor, producto de su ilegitimidad, aceptó, a pesar de varias oportunidades para dar marcha atrás. La noche anterior al duelo le escribió a su esposa: “Prefiero morir inocente que vivir culpable”. Decidido sólo a defender su honor, no a ajustar cuentas, Hamilton declaró que "reservaría y tiraría mi primer fuego" para permitir que Burr, un tirador experto, "se detuviera y reflexionara".

Los duelistas, después de “intercambiar saludos”, eligieron sus chispas, midieron sus pasos y dispararon casi simultáneamente. Hamilton probablemente disparó primero con el objetivo amplio, pero la respuesta de Burr atravesó el hígado y el diafragma de su objetivo, incrustándose en su columna vertebral. Hamilton, retorciéndose de dolor, gritó "Soy hombre muerto" y se derrumbó. Lo llevaron a Manhattan, donde, drogado con láudano para calmar el dolor, vivió 31 horas. “Si rompen esta unión [de estados]”, murmuró cerca del final, “me romperán el corazón”. En cuanto a Burr, hizo todo lo posible al tramar más tarde un extraño complot para conquistar el suroeste y erigirse en rey. Fue juzgado por traición, pero fue absuelto y murió en 1836, a los 80 años y sin ser lamentado.

Escuche: Ron Chernow, biógrafo del padre fundador estadounidense Alexander Hamilton, describe al hombre cuya historia de vida se ha convertido en un éxito en Broadway en este episodio de la HistoriaExtra pódcast:

Aquí, Jem Duducu comparte seis hechos sorprendentes sobre Alexander Hamilton ...

Alexander Hamilton era un luchador

Desde prácticamente los primeros disparos efectuados en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos (1775-1783), Hamilton fue voluntario en la milicia rebelde. En 1776, había levantado una compañía de artillería en Nueva York y fue elegido su capitán. Al final de la guerra había peleado en ocho batallas separadas, siete de ellas entre 1776 y 1778, cuando se convirtió en teniente coronel y ayudante de campo de George Washington.

A medida que avanzaba la guerra, Hamilton se sintió frustrado porque ya no estaba involucrado en las líneas del frente. Eso cambió cuando una reprimenda de Washington, que de ninguna manera significó un desastre para su carrera militar, fue utilizada por Hamilton como una excusa para dejar el personal personal de Washington y convertirse nuevamente en un oficial de primera línea. La decisión le permitió luchar junto a las unidades francesas en el sitio de Yorktown en 1781. Esta batalla iba a ser la victoria final de los rebeldes estadounidenses y las fuerzas francesas sobre las británicas en la lucha estadounidense por la independencia.

Los impuestos de Hamilton iniciaron una rebelión

Cuando George Washington se convirtió en el primer presidente de los Estados Unidos, nombró a Hamilton el primer secretario del Tesoro del país. Esto significó que Hamilton fue el hombre que sentó las bases de los mecanismos y sistemas financieros del gobierno de EE. UU., Incluido el establecimiento de un banco nacional y la Casa de Moneda de EE. UU.

Todos los gobiernos deben recaudar ingresos mediante impuestos y, como lo demostró la revolución, a los estadounidenses no les gustaba pagar impuestos (¿a quién le gusta?). Uno de los primeros objetivos fiscales de Hamilton fue el whisky (tanto nacional como importado), que consideró preferible a gravar la tierra. Pero el impuesto fue impopular desde el principio, especialmente en las zonas rurales de Estados Unidos, donde los agricultores a menudo producían su propio whisky, y la oposición se volvió cada vez más feroz.

La Rebelión del Whisky duró tres años a partir de 1791 y obligó al presidente George Washington a dejar el retiro militar para liderar las tropas y sofocar el levantamiento. El clímax llegó en julio de 1794 en la batalla de Bower Hill en Pensilvania, donde cientos de rebeldes fiscales se enfrentaron con las tropas gubernamentales. Washington y Hamilton creían que era imperativo para el futuro de la financiación del gobierno que las tropas estadounidenses hicieran cumplir la autoridad del gobierno para recaudar impuestos, y la derrota de la rebelión demostró que el gobierno estaba dispuesto y era capaz de detener la resistencia a la ley. Solo un puñado de personas murió, pero el largo y prolongado asunto y su violento clímax se debieron únicamente al impuesto de Hamilton.

En el musical homónimo de Lin Manuel-Miranda, el padre fundador es recordado como un inmigrante revolucionario y luchador, un héroe del sueño americano. Pero, ¿es el musical una representación realista de Alexander Hamilton? Tom Cutterham sostiene que el verdadero Alexander Hamilton era un antidemocrático elitista, que utilizó la violencia para aplastar la disidencia ...

Hamilton (y los estadounidenses) no siempre pagaban sus facturas

La contribución francesa a la causa rebelde durante la Revolución Estadounidense no fue una excusa más para que los franceses molestaran a los británicos: la ayuda tuvo un costo. Por lo tanto, una vez lograda la independencia, Francia esperaba que Estados Unidos pagara sus facturas. Como primer secretario del Tesoro, Hamilton se aseguró de que Estados Unidos honrara su deuda.

Sin embargo, en 1798, dos cosas habían cambiado: en primer lugar, Hamilton ya no estaba a cargo de la tesorería, en segundo lugar, y lo que es más importante, el régimen francés que había acudido en ayuda de los rebeldes había cambiado. Incluso después del derrocamiento de la monarquía francesa, Estados Unidos siguió pagando sus deudas. La Francia revolucionaria recibió dinero de la América revolucionaria, pero en 1798, América se había dado cuenta de que estaba pagando una deuda que, técnicamente hablando, ya no existía.

Como era de esperar, los franceses vieron las cosas de manera diferente y cuando el dinero dejó de llegar, siguió la llamada Cuasi-Guerra. Este fue un período (1798-1800) bajo la presidencia de John Adams, cuando los barcos franceses y estadounidenses libraron batallas navales no oficiales en el Atlántico. Aunque no vio ninguna acción, Hamilton salió de su retiro y fue uno de los líderes de las fuerzas estadounidenses durante este período de incertidumbre y violencia. La realidad era que Francia tenía peces más grandes para freír (como luchar contra la amenaza de la Royal Navy en el Mediterráneo) y las hostilidades se habían agotado en 1800, cuando fue Napoleón quien quería poner fin a lo que se había convertido en una molestia. El conflicto llegó a su fin cuando ambas partes firmaron la Convención de 1800.

Hamilton fue un intelectual

Hamilton fue un contribuyente clave a la flamante Constitución de los Estados Unidos, pero casi igualmente importante, inició un proyecto llamado "The Federalist Papers". Esta fue una colección de ensayos para explicar y respaldar las disposiciones del documento histórico.

Durante la redacción de la Constitución, Hamilton había abogado por que el presidente y los senadores tuvieran un mandato vitalicio. Esto hizo que James Madison, el futuro presidente, sospechara de Hamilton, argumentando que estaba tratando de introducir la monarquía en la naciente república. Los debates, aunque acalorados, fueron constructivos y, como resultado, Hamilton firmó el borrador final y defendió elocuentemente su implementación.

Además de sentar las bases de las instituciones financieras estadounidenses, Hamilton estableció el Revenue Cutter Service para proteger las costas del país de los contrabandistas que estaban frustrando otra fuente de ingresos para el gobierno; el servicio se convertiría más tarde en la Guardia Costera de los Estados Unidos. Comenzar todo esto desde cero, además de ser un contribuyente vital a la Constitución del país, muestra una inteligencia notablemente aguda.

La larga disputa entre Thomas Jefferson y Alexander Hamilton comenzó en la década de 1790, cuando el primero era secretario de Estado del presidente George Washington y el segundo su secretario del Tesoro.

Leer más sobre la disputa entre Jefferson y Hamilton

Hamilton era un magnate de los medios

Hasta ahora solo hemos analizado los asombrosos logros de Hamilton mientras estuvo en el gobierno, pero también se mantuvo ocupado durante su jubilación. En 1801 logró obtener $ 10,000 de un grupo de inversionistas para financiar el lanzamiento del New York Evening Post. Aunque el nombre ha cambiado desde entonces a New York Post, es el diario de publicación continua más antiguo de Estados Unidos.

Los motivos de Hamilton para iniciar el periódico no fueron del todo filantrópicos y utilizó el periódico para impulsar su agenda política. En 1804, hubo varios artículos que atacaban al vicepresidente Aaron Burr. Estos asaltos verbales regulares enfurecieron tanto a Burr que llevaron a uno de los momentos más extraños en la historia de Estados Unidos ... en el verano de 1804, cuando Burr desafió a Hamilton a un duelo. El propio Hamilton dijo que se "oponía firmemente a la práctica de los duelos", pero Burr no tenía tales escrúpulos y parece haber tenido la intención de matar a Hamilton.

Hamilton está en el dinero

El debate sobre qué figuras históricas deben aparecer en la moneda es un argumento que nunca agrada a todos. Aunque Hamilton fue sin duda una figura clave en la configuración de Estados Unidos y su constitución, y el sistema financiero del país le debe una enorme deuda de gratitud, no era tan recordado en Estados Unidos antes del exitoso musical que se estrenó en Nueva York en 2015. estado en el billete de $ 10 desde 1928 pero, en el nuevo milenio, esto se vio como una elección bastante pasada de moda, y se tomó la decisión de reemplazarlo por una mujer. Sin embargo, las decisiones cambiarias se estaban llevando a cabo al mismo tiempo que Hamilton el musical se estaba convirtiendo en un éxito monstruoso. Por lo tanto, en 2016 se anunció que permanecería donde había estado y que en su lugar aparecería una mujer de la historia estadounidense en el billete de 20 dólares (una mala noticia para el presidente Andrew Jackson).

Alexander Hamilton fue un padre fundador, estadista, veterano, intelectual político, economista y magnate de los medios. Si bien todo esto es impresionante, puede parecer que nada grita "musical de Broadway". Pero el resto, como dicen, es historia.

Jem Duducu es autor de Los presidentes estadounidenses en 100 hechos (Amberley Publishing, 2016). Puedes encontrar a Jem en Twitter y Facebook.

Este artículo fue publicado por primera vez por HistoryExtra en septiembre de 2017


REVOLUCIONARIO AMERICANO

Mientras Hamilton estudiaba en una universidad en la ciudad de Nueva York, las colonias estadounidenses estaban al borde de la guerra con Gran Bretaña (ahora llamada Reino Unido) para determinar quién gobernaría la tierra. Hamilton habló en mítines y publicó artículos en apoyo de la lucha estadounidense, y cuando comenzó la Guerra Revolucionaria en 1775, dejó la escuela y se unió al ejército.

Hamilton era un luchador intrépido, pero un capitán aún mejor: estaba organizado y sabía cómo conseguir los suministros que necesitaban sus soldados. Incluso impresionó a George Washington, entonces comandante del ejército, quien le pidió a Hamilton que se uniera a su estado mayor. Hamilton se desempeñó como asistente de Washington durante cuatro años, ayudándolo a planificar batallas, administrar personal y escribir cartas.

El joven oficial escribía a menudo al Congreso Continental (el gobierno de las colonias americanas), pidiendo alimentos y suministros para las tropas. Observó cómo el Congreso Continental trataba de averiguar cómo dirigir el nuevo país (el Congreso Continental había aprobado la Declaración de Independencia unos años antes) y pensó que demasiados miembros estaban más preocupados por los derechos de los estados, no por todo el país. . Hamilton creía que la nación nunca tendría éxito a menos que todos los estados se unieran como una unión.


Mujer e hijos

El 14 de diciembre de 1780, Hamilton se casó con Elizabeth "Elizabeth" Schuyler, la hija del general de la Guerra Revolucionaria Philip Schuyler.

Según todos los informes, disfrutaron de una relación sólida durante todo su matrimonio y tendrían ocho hijos juntos, a pesar de la revelación de que Hamilton había tenido una relación extramatrimonial con una mujer casada, Maria Reynolds. Hamilton & aposs romance con Reynolds se considera uno de los primeros escándalos sexuales en la historia del país & # x2019s.

En una carta a su esposa fechada el 4 de julio de 1804 (pocos días antes de su fatídico duelo con Aaron Burr), Hamilton escribió: & # x201C Vuela al seno de tu Dios y recibe consuelo. Con mi última idea, atesoraré la dulce esperanza de encontrarme con usted en un mundo mejor. Adiós a las mejores esposas y a las mejores mujeres. Abraza a todos mis queridos niños por mí. & # X201D & # xA0

Eliza, que vivió 50 años después de la muerte de su esposo, dedicaría su vida a preservar su legado.


Contenido

La longitud total del puente, incluidos los accesos, es de 724 m (2,375 pies). Sus tramos principales paralelos tienen 555 pies (169 m) de largo y proporcionan 103 pies (31 m) de espacio libre vertical sobre el río Harlem en el centro y 366 pies (112 m) de espacio libre horizontal.

El diseño del puente incluyó un conjunto de rampas en espiral (conocidas coloquialmente como "El sacacorchos") para conectarse hacia y desde la autopista Major Deegan Expressway (terminada en 1964) y una rampa de viaducto que conecta con Harlem River Drive, ambos de más de 100 pies. (30 m) por debajo del nivel del puente, y acceso a la Avenida Amsterdam.

Después de que se completara el puente George Washington a Nueva Jersey en 1931, los vehículos que viajaban entre Nueva Jersey y el Bronx viajarían por el puente Washington, que cruza el río Harlem, justo al norte del actual puente Alexander Hamilton. [5] El puente Alexander Hamilton se planeó a mediados de la década de 1950 para conectar las autopistas Trans-Manhattan y Cross-Bronx propuestas por Robert Moses y para acomodar el tráfico adicional resultante de la adición del nivel inferior de seis carriles al puente George Washington. . [6] Con la designación interestatal, el gobierno federal cubrió el 90% de los $ 21 millones en costos de construcción. El puente se inauguró el 14 de abril de 1963. [2]

A partir de 2009, el puente se sometió a una renovación completa a un costo estimado de $ 400 millones. [7] Si bien los atascos de tráfico creados a partir de la construcción no habían sido tan graves como habían anticipado los funcionarios locales, las demoras de entrada en los cruces del río Hudson aumentaron después de que comenzó el proyecto. [8] En julio de 2014, el gobernador Andrew Cuomo anunció que la renovación del puente estaba completa. [9]


Carrera y Congreso

Hamilton ejerció la abogacía con éxito en la ciudad de Nueva York. Mientras se desempeñaba, pidió la financiación del gobierno nacional por parte de los estados y la asunción de las deudas estatales por parte del gobierno federal. Redactó un llamado a revisar el existente Artículos de la confederación, los primeros documentos del gobierno de Estados Unidos después de la Guerra Revolucionaria, que Hamilton consideró demasiado débil para las necesidades actuales.

Sus escritos contenían muchos de los elementos que aparecerían en la Constitución de los Estados Unidos, incluido tanto un gobierno federal fuerte que tenía el poder de recaudar impuestos y financiar al ejército, como la separación de poderes característica de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de los Estados Unidos. el Gobierno.


Adulterio y disculpa de Alexander Hamilton

En el verano de 1791, Alexander Hamilton recibió una visita.

Maria Reynolds, una rubia de 23 años, vino a la residencia de Hamilton & # 8217 en Filadelfia para pedir ayuda. Su esposo, James Reynolds, la había abandonado, no es que fuera una pérdida significativa, ya que Reynolds la había maltratado enormemente antes de huir. Hamilton, de solo 34 años, se desempeñaba como secretario del Tesoro de los Estados Unidos y él mismo era un neoyorquino que pensó que seguramente podría ayudarla a regresar a esa ciudad, donde podría reasentarse entre amigos y familiares.

Hamilton estaba ansioso por ser útil, pero, según contó más tarde, no era posible en el momento de su visita, por lo que hizo arreglos para visitarla esa noche, con dinero en mano.

Cuando llegó a la casa de los Reynolds, María lo llevó a un dormitorio del piso de arriba. Siguió una conversación, momento en el que Hamilton se sintió seguro de que "más que el consuelo pecuniario sería aceptable" para Maria Reynolds.

Y así comenzó una aventura que pondría a Alexander Hamilton al frente de una larga lista de políticos estadounidenses obligados a disculparse públicamente por su comportamiento privado.

Hamilton (cuya esposa e hijos estaban de vacaciones con parientes en Albany) y Maria Reynolds se vieron regularmente durante el verano y el otoño de 1791 & # 8212 hasta que James Reynolds regresó a la escena e instantáneamente vio el potencial de ganancias en la situación. El 15 de diciembre, Hamilton recibió una nota urgente de su amante:

No tengo tiempo para decirte la causa de mis problemas actuales, solo que el señor te ha memorizado esta mañana y no sé si has recibido la carta o no y ha jurado que si no la contesta o si no o escuche de usted hoy, le escribirá a la Sra. Hamilton, se acaba de ir y soy un solitario. Creo que es mejor que venga aquí un momento para que pueda conocer la Causa, entonces sabrá mejor cómo actuar. Oh, Dios mío Siento más por ti que por mí mismo y desearía nunca haber nacido para darte tanta infelicidad no le rites no ni una línea pero ven aquí pronto no envíes ni dejes nada en su poder.

Elizabeth Hamilton, 1787. Museo de la Ciudad de Nueva York (Wikimedia Commons)

Dos días después, Hamilton recibió una carta de James Reynolds que lo acusaba de destruir un hogar feliz y proponía una solución:

Es cierto que está en tu poder hacer mucho por mí, pero está fuera de tu poder hacer algo que me devuelva mi felicidad de nuevo, porque si me dieras todo lo que posees, no lo harías. Dios sabe que amo a la mujer y deseo que todas las bendiciones la acompañen, que tienes la Causa de ganar su amor, y no creo que pueda reconciliarme para vivir con Ella, cuando sé que tengo su amor. ahora, señor, he considerado seriamente el asunto. Tengo este preposial que hacerle. dame la suma de mil dólares y arrasaré la ciudad y llevaré a mi hija conmigo e iré a donde mi Amigo esté aquí de mí y te la obligaré a hacer por ella lo que quieras. Espero que no piense que mi solicitud tiene como objetivo hacerme Satisfacción por el daño que me ha hecho. porque no hay nada que puedas hacer para compensarlo. & # 160

En lugar de dejar la ciudad (y su nueva marca), James Reynolds permitió que la relación continuara. Se estableció un patrón en el que Maria Reynolds (en ese momento probablemente cómplice del plan de su esposo) escribía a Hamilton, suplicándole que lo visitara cuando su esposo no estuviera en la casa:

He guardado mi cama esos dos días pasados, pero me encuentro mejor en el presente aunque todavía completamente distreado y lo haré hasta que vea que tu inquietud era la causa de mi enfermedad Pensé que te habían dicho que te alejaras de nuestra casa y ayer con lágrimas Mis Ojos le supliqué al señor una vez más que permitiera sus visitas y él me dijo en su honor que no le había dicho nada y que era culpa suya, créanme, yo apenas sabía cómo embelesar mis sentidos y si mi situación era insoportable. antes de oír esto, ahora era más que el miedo me lo impide, solo que seré miserable hasta que te vea y si mi querido libre tiene la menor estima por la infeliz María, cuya mayor falta es amarlo, vendrá tan pronto como él. Recibirá esto y hasta ese momento Mi pecho será el lugar del dolor y la aflicción

P. S. Si no puede venir esta tarde para quedarse, venga sólo por un momento, ya que estaré Lone Mr. va a cenar con un amigo de Nueva York.

Después de que ocurrieran tales citas, James Reynolds enviaría una solicitud de fondos & # 8212 en lugar de exigir sumas comparables a su solicitud inicial de $ 1,000 dólares (que Hamilton pagó), solicitaría $ 30 o $ 40, sin mencionar explícitamente la relación de Hamilton con María, pero refiriéndose a menudo a Hamilton le prometen ser su amigo.

James Reynolds, que se había involucrado cada vez más en un dudoso plan para comprar a bajo precio la pensión y los pagos atrasados ​​de los soldados de la Guerra Revolucionaria, se encontró en el lado equivocado de la ley en noviembre de 1792 y fue encarcelado por cometer falsificación. Naturalmente, llamó a su viejo amigo Hamilton, pero este último se negó a ayudar. Reynolds, enfurecido, se comunicó con los rivales republicanos de Hamilton y # 8217 de que tenía información de un tipo que podría derribar al héroe federalista.

James Monroe, acompañado por sus compañeros congresistas Frederick Muhlenberg y Abraham Venable, visitó a Reynolds en la cárcel y a su esposa en su casa y escuchó la historia de Alexander Hamilton, seductor y destructor de hogares, un canalla que prácticamente le había ordenado a Reynolds que compartiera los favores de su esposa. Lo que es más, afirmó Reynolds, el plan de especulación en el que estuvo implicado también involucró al secretario del Tesoro. (Se omitieron las solicitudes regulares de dinero de Reynolds y # 8217 de Hamilton).

Podría haber sido un enemigo político, pero Hamilton seguía siendo un funcionario gubernamental respetado, por lo que Monroe y Muhlenberg, en diciembre de 1792, se acercaron a él con la historia de Reynolds & # 8217, con cartas que Maria Reynolds afirmaba que él le había enviado.

Consciente de lo que el estar implicado en una trama financiera nefasta podría hacerle a su carrera (y a la economía de la nación incipiente), Hamilton admitió que había tenido una aventura con Maria Reynolds y que había sido un tonto al permitirlo ( y la extorsión) para continuar. Satisfechos de que Hamilton era inocente de cualquier delito más allá del adulterio, Monroe y Muhlenberg acordaron mantener en privado lo que habían aprendido. Y eso, pensó Hamilton, era todo.

Sin embargo, James Monroe tenía un secreto propio.

Si bien mantuvo alejado del público el asunto de Hamilton, sí hizo una copia de las cartas que Maria Reynolds le había dado y se las envió a Thomas Jefferson, el principal adversario de Hamilton y un hombre cuya propia conducta sexual no era irreprochable. El secretario republicano de la Cámara de Representantes, John Beckley, también puede haberlos copiado subrepticiamente.

En un ensayo de 1796, Hamilton (que había cedido su secretaría del tesoro a Oliver Wolcott en 1795 y actuaba como asesor de políticos federalistas) impugnó la vida privada de Jefferson, escribiendo que la simplicidad y humildad virginiana no lo permiten. un velo endeble para el & # 160interno& # 160evidencias de esplendor aristocrático, sensualidad y epicureísmo. & # 8221 Recibirá su merecido en junio de 1797, cuando James Callender & # 8217s & # 160La historia de los Estados Unidos para 1796& # 160 fue publicado.

Callender, un republicano y un proto-muckraker, se había enterado del contenido de las cartas de Hamilton y # 8217 a Reynolds (Hamilton culparía a Monroe y Jefferson, aunque es más probable que Beckley fuera la fuente, aunque había dejado su puesto de secretario y # 8217 ). El panfleto de Callender & # 8217 alegaba que Hamilton había sido culpable de participar en el plan de especulación y era más licencioso de lo que cualquier persona moral podría imaginar. & # 8220 En la secretaria & # 8217s cubo de castidad & # 8221 Callender afirmó, & # 8220 una gota más o menos no se percibía & # 8221

Las acusaciones de Callender & # 8217 y su acceso a materiales relacionados con el asunto dejaron a Hamilton en una situación difícil & # 8212to negar & # 160todos& # 160los cargos serían una falsedad fácilmente probada. El romance con Maria Reynolds podría destruir su matrimonio, sin mencionar su posición social ganada con tanto esfuerzo (se había casado con Elizabeth Schuyler, hija de una de las familias más prominentes de Nueva York, y una pareja que muchos consideraron ventajosa para Hamilton). Pero estar implicado en un escándalo financiero era, para Hamilton, simplemente impensable. Como secretario del Tesoro, había sido el arquitecto de la política fiscal estadounidense inicial. Ser tildado de corrupto no solo pondría fin a su carrera, sino que también amenazaría el futuro del Partido Federalista.

Con pocas opciones más, Hamilton decidió confesar sus indiscreciones con Maria Reynolds y usar esa confesión como prueba de que en todos los demás frentes no tenía nada que ocultar. Pero su admisión de culpa sería mucho más reveladora de lo que nadie podría haber imaginado.

Observaciones sobre ciertos documentos, 1797 (Wikimedia Commons)

Panfleto de Hamilton & # 8217s & # 160Observaciones sobre determinados documentos& # 160 tenía un propósito simple: al contar su versión de la historia y ofrecer cartas de James y Maria Reynolds para revisión pública, argumentaría que había sido víctima de una estafa elaborada, y que su único crimen real había sido un & # 160 # 8220amour irregular y poco delicado. & # 8221 Para hacer esto, Hamilton comenzó desde el principio, contando su encuentro original con Maria Reynolds y las citas que siguieron. El panfleto incluía revelaciones que seguramente humillarían a Elizabeth Hamilton: que él y María habían llevado su aventura a la casa de la familia Hamilton, y que Hamilton había alentado a su esposa a permanecer en Albany para poder ver a María sin explicación.

Las cartas de María a Hamilton eran sin aliento y llenas de errores (& # 8220Una vez tomé la pluma para solicitar el favor de volver a ver, oh Col hamilton, ¿qué he hecho para que me descuides? & # 8221). & # 160¿Cómo reaccionaría Elizabeth Hamilton al ser traicionada por su esposo con una mujer así?

Aún así, Hamilton siguió adelante en su panfleto, presentando una serie de cartas de ambos Reynoldses que hicieron que Hamilton, conocido por su inteligencia, pareciera positivamente simple. El 2 de mayo de 1792, James Reynolds le prohibió a Hamilton volver a ver a María el 2 de junio, María le escribió para rogarle a Hamilton que volviera con ella una semana después de eso, James Reynolds pidió un préstamo de $ 300, más del doble de la cantidad que solía pedir. (Hamilton accedió.)

Hamilton, por su parte, se arrojó a merced del público lector:

Esta confesión no se hace sin sonrojarse. No puedo ser apologista de ningún vicio porque el ardor de la pasión puede haberlo hecho mío. No puedo dejar de condenarme nunca por el dolor que puede infligir en un seno eminentemente merecedor de toda mi gratitud, fidelidad y amor. Pero ese pecho aprobará que, aun con un gasto tan grande, pueda limpiar con eficacia una mancha más grave de un nombre que aprecia con no menos elevación que la ternura. Confío en que el público también excusará la confesión. La necesidad de ello para mi defensa contra una acusación más atroz podría haberme provocado un indecoro tan doloroso.

Mientras que ventilar su ropa sucia seguramente fue humillante para Hamilton (y su esposa, a quien el & # 160Aurora, un periódico republicano, afirmó que debe haber sido tan perverso para tener un marido así), funcionó & # 8212las cartas de chantaje de Reynolds disiparon cualquier sugerencia de participación de Hamilton & # 8217 en el plan de especulación.

Aún así, la reputación de Hamilton estaba hecha jirones. Las conversaciones sobre nuevos cargos políticos cesaron efectivamente. Culpó a Monroe, a quien trató de engañar a medias para desafiarlo a un duelo. (Monroe se negó). Este resentimiento lo llevaría Elizabeth Hamilton, quien, al conocer a Monroe antes de su muerte en & # 160 1825 1831, lo trató con frialdad en nombre de su difunto marido & # 8217. Según todos los informes, había perdonado a su marido y pasaría los siguientes cincuenta años tratando de reparar el daño de la última década de vida de Hamilton.

El destino de Hamilton, por supuesto, es bien conocido, aunque en cierto modo el asunto Reynolds lo siguió hasta su último día. Algún tiempo antes de la publicación de su folleto, la ex amante de Hamilton, Maria Reynolds, demandó a su esposo por el divorcio. El abogado que la guió a través de ese proceso fue Aaron Burr.


Conoce al verdadero hombre detrás del musical: 10 datos sobre Alexander Hamilton

El padre fundador Alexander Hamilton fue verdaderamente uno de los libros de historia. La definición de una historia de éxito estadounidense, pasó de sus humildes comienzos a ocupar los más altos cargos de gobierno.

Más recientemente, su nombre ha estado en boca de la gente a través del exitoso musical "Hamilton" & # 8211 tanto de manera positiva como más controvertida. Pero, ¿qué convirtió a esta figura singular en un gigante de la historia de Estados Unidos? Aquí hay 10 cosas que debe saber sobre el niño nacido en el Caribe que se convirtió en un éxito de taquilla en Broadway ...

10. He was privately educated

For such a learned man (who went on to become the very First Secretary of the Treasury) it may be a surprise to hear Hamilton didn’t go to school. Amazingly this was because parents James and Rachel were not legally married.

Luckily for the young Alexander they had a well-stocked library, which he appears to have taken full advantage of…

9. He had a way with words

All that reading led to a lifetime of literary achievement. Initially drawing the world’s attention with his description of a hurricane at St Croix in 1772, Hamilton received a scholarship to New York’s Columbia University (or King’s College as it was then known).

His writing was political and personal. A long association with George Washington culminated in his working on “the majority of his farewell address” according to History.com. Meanwhile he penned a love poem to future wife Eliza Schuyler. Mental Floss writes that “Schuyler liked it so much, she placed the poem in a little bag and hung it around her neck.”

8. He was captain of the US Army’s oldest unit

Hamilton is also legendary for his involvement in the American Revolutionary War. There he became captain of Battery D, 1st Battalion, 5th Field Artillery, 1st Infantry Division (Mechanized). A long title but one belonging to the regular army’s oldest unit.

He didn’t shy away from conflict. “At the end of the war he had fought in eight separate battles,” writes History Extra, “seven of them between 1776 and 1778, when he became a lieutenant colonel and aide-de-camp to George Washington.”

7. He quit working for George Washington

This combination of eloquent articulator and battle-hardened tactician made him an important player on Washington’s team. “Hamilton’s writing prowess and military skills helped him thrive as Washington’s aide-de-camp, and built his reputation in Revolution-era society” writes History.com.

However, sitting behind a desk as aide-de-camp wasn’t Hamilton’s idea of a worthwhile pursuit. He resigned in 1781, going on to fight at the Battle of Yorktown.

6. He was friend and foe to Aaron Burr

While Hamilton famously passed away after a duel with rival lawyer (and then Vice President) Aaron Burr, the pair did sometimes join forces. Mental Floss mentions that ”Clients gravitated toward the two decorated veterans”, which made them a force to be reckoned with when collaborating in the courtroom.

In 1800 they defended one Levi Weeks, a carpenter wrongly accused of the killing of Gulielma Sands. Together with Brockholst Livingston, Hamilton and Burr cleared his name. It is the first formally recorded trial of that sort in American history.

5. He supported an independent Vermont

During bitter battles over the status of Vermont, Hamilton made his feelings known. Tensions between New York State (operating under a decree from King George III) and the New Hampshirites erupted, with Vermont finally being recognized as its own state in 1791.

The settlement was down to Hamilton, who was “able to spearhead” the agreement, according to Mental Floss. He had argued for Vermont’s independence previously in the Senate – for him, “the prospect of a British-ruled Vermont threatened America’s security.”

The final resting place of Alexander Hamilton. Photo by Tony Fischer CC by 2.0

4. He wrote most of the Federalist Papers

Without Alexander Hamilton, the Constitution would not have been ratified. He was a driving force behind the Federalist Papers, published between 1787-88.

Hamilton is reportedly responsible for a whopping 51 of the documents. Working alongside James Madison and John Hay, he paved the path to an official seal of approval.

3. He received George Washington’s last ever communication

As previously mentioned, Hamilton helped craft Washington’s farewell address. He also became the recipient of the former President’s last ever letter.

Washington was throwing his support behind Hamilton’s idea of a Military Academy. Mental Floss writes, “In a 1799 letter that would be Washington’s last, the elder statesman told Hamilton such a place would be ‘of primary importance to this country.’”

2. He started the New York Post

Fittingly for such a noted wordsmith, Hamilton established one of America’s most well known publications in 1801. Conceived to promote the Federalist Party, he sought to give Thomas Jefferson a hammering through the medium of print.

“Hamilton’s motives in starting the newspaper were not entirely philanthropic,” writes History Extra, “and he used the paper to push his political agenda.”

He brought his instinct for war to the table during dealings with Jefferson. The pair clashed when he took office as First Secretary of the Treasury. Their opposition to each another would leave a lasting boot print on American politics. “The differences between the two men would help shape the nation’s first political parties” writes History.com.

1. He impressed Teddy Roosevelt

George Washington wasn’t the only man in the White House who rated Hamilton’s abilities. No less a President than Theodore “Teddy” Roosevelt saw him as required reading for any up and coming power player.

Roosevelt was “fascinated by all things Hamilton”, according to Mental Floss. “In TR’s mind, Hamilton stood tall as ‘the most brilliant American statesman who ever lived, possessing the loftiest and keenest intellect of his time.’” High praise indeed from the former Commander in Chief.

Steve Palace is a writer and comedian from the UK. He’s a contributor to both The Vintage News and The Hollywood News and has created content for many other websites. His short fiction has been published by Obverse Books.


Contenido

( approximately 7.4218 × 3.125 in ≅ 189 × 79 mm)

  • 1861: The first $10 bill was issued as a Demand Note with a small portrait of Abraham Lincoln on the left side of the obverse and an allegorical figure representing art on the right.
  • 1862: The first $10 United States Note was issued with a face design similar to the 1861 Demand Note the reverse, however, was somewhat revised. The Roman numeral "X" may represent the origin of the slang term "sawbuck" to mean a $10 bill.
  • 1863:Interest Bearing Notes, featuring a portrait of Salmon P. Chase and vignette of liberty, were issued that could be redeemed one year after the date printed on the bill for $10 plus 5% interest. The notes could also be spent for exactly $10.
  • 1864:Compound Interest Treasury Notes, with a face design similar to the 1863 Interest Bearing Note, were issued that grew in face value 6% compounded semi-annually. It is unknown if the note could actually be spent for $10 plus interest.
  • 1869: A new $10 United States Note was issued with a portrait of Daniel Webster on the left and an allegorical representation of Pocahontas being presented to the Royal Court of England on the right side of the obverse. This note is nicknamed a "jackass note" because the eagle on the front looks like a donkey when the note is turned upside down.
  • 1870:National Gold Bank Notes, featuring a vignette of Benjamin Franklin flying a kite on the left and liberty and an eagle on the right, were issued specifically for payment in gold coin by participating national banks. The back of the bill featured a vignette of U.S. gold coins.
  • 1875: The 1869 United States Note was revised. The blue and green tinting that was present on the obverse was removed and the design on the reverse was completely changed.
  • 1878: The first $10 silver certificate was issued with a portrait of Robert Morris on the left side of the obverse. The reverse, unlike any other federally issued note, was printed in negro ink and featured the word SILVER in large block letters.
  • 1879:Refunding Certificates were issued that paid 4% interest annually.
  • 1886: A new $10 silver certificate with a portrait of Thomas A. Hendricks was issued.
  • 1890: Ten-dollar Treasury or "Coin Notes" were issued and given for government purchases of silver bullion from the silver mining industry. The note featured a portrait of General Philip Sheridan. The reverse featured an ornate design that took up almost the entire note.
  • 1891: The reverse of the 1890 Treasury Note was redesigned because the treasury felt that it was too "busy" which would make it too easy to counterfeit.
  • 1901: The famous United States Note featuring portraits of Meriwether Lewis on the left, William Clark on the right, and an American bison which is sometimes erroneously noted as being Black Diamond, the Bison which was depicted on the reverse of the Indian Head Nickel. This United States Note was the only one to mention the legal provision that authorized its issuance. The reverse featured an allegorical figure representing Columbia between two Roman-styled pillars.
  • 1902: A new National Banknote was issued featuring a former president William Mckinley, who was assassinated a year earlier. It had a blue seal, and a woman on the reverse.
  • 1907: Congress officially ended the interest paid on Refunding Certificates, forever making their face value $21.30.
  • 1907: The first $10 gold certificate with a portrait of Michael Hillegas on the front and orange-colored back was issued.
  • 1914: The first $10 Federal Reserve Note was issued with a portrait of Andrew Jackson on the obverse and vignettes of farming and industry on the reverse. The note initially had a red treasury seal and serial numbers however, they were changed to blue.
  • 1915:Federal Reserve Bank Notes (not to be confused with Federal Reserve Notes) were issued by 4 individual Federal Reserve banks. The obverse was similar to the 1914 Federal Reserve notes except for large wording in the middle of the bill and a portrait with no border on the left side of the bill. Each note was an obligation of the issuing bank and could only be redeemed at the corresponding bank.
  • 1918: The 1915 Federal Reserve Bank Note was re-issued under series of 1918 by 4 Federal Reserve banks.
  • 1923: The $10 United States Note was redesigned with a portrait of Andrew Jackson. Some of the design aspects of this note, such as the bottom border and numeral 10 overprinted with the word TEN , were transferred over to the series of 1928 $10 bill.

(6.14 × 2.61 in ≅ 156 × 66 mm)

  • 1929: Under the Series of 1928, all U.S. currency was changed to its current size. All variations of the $10 bill would carry the same portrait of Alexander Hamilton, same border design on the obverse, and the same reverse with a vignette of the U.S. Treasury building. The $10 bill was issued as a Federal Reserve Note with a green seal and serial numbers and as a gold certificate with a golden seal and serial numbers. The car parked outside of the Treasury Department building is based on a number of different cars manufactured at the time and was the creation of the Bureau designer who developed the artwork that served as a model for the engraving, because government agencies were prohibited from endorsing any specific manufacturer or product, according to a bureau of engraving and printing pamphlet. [4] The tiny building to the right rear of the treasury building is the American Security and Trust Company Building, which for some years advertised itself as "right on the money". [5] [6]
  • 1933: As an emergency response to the Great Depression, additional money was pumped into the American economy through Federal Reserve Bank Notes. This was the only small-sized $10 bill that had a different border design on the obverse. The serial numbers and seal on it were brown.
  • 1933: The first small sized $10 silver certificates were issued with a blue seal and serial numbers. The obverse had a similar design style to the 1928 $1 Silver Certificates however, phrasing on the $10 bill was different from the $1 bill. This issue, with the series date of 1933, was not widely released into general circulation. Surviving examples of these notes usually sell for $10,000 to $30,000 in the numismatic community depending on the condition of the paper.
  • 1934: The redeemable in gold clause was removed from Federal Reserve Notes due to the U.S. withdrawing from the gold standard.
  • 1934: The $10 Silver Certificate was redesigned with a blue numeral 10 on the left side of the obverse and the treasury seal printed over the gray word TEN on the right. Phrasing on the certificate was changed to reflect the Silver Purchase Act of 1934.
  • 1942: Special World War II currency was issued. HAWAII was overprinted on the front and back of the $10 Federal Reserve Note, and the seal and serial numbers were changed to brown. This was done so that the currency could be declared worthless in case of Japanese invasion. A $10 Silver Certificate was printed with a yellow instead of blue treasury seal these notes were given to U.S. troops in North Africa. These notes, too, could be declared worthless if seized by the enemy.
  • 1950: Many minor aspects on the obverse of the $10 Federal Reserve Note were changed. Most noticeably, the treasury seal, gray word TEN , and the Federal Reserve Seal were made smaller, the words WASHINGTON, D.C. were added between them and the serial number also, the Federal Reserve seal had spikes added around it, like the Treasury seal.
  • 1953: The $10 silver certificate had several design changes analogous to the 1950 Federal Reserve Note design changes also, the blue numeral 10 on the left side of the bill was changed to gray.
  • 1963: WILL PAY TO THE BEARER ON DEMAND was removed from the obverse and IN GOD WE TRUST was added to the reverse of the $10 Federal Reserve Notes. Also, the obligation was shortened to its current wording, THIS NOTE IS LEGAL TENDER FOR ALL DEBTS, PUBLIC AND PRIVATE . Also during this time, production of Silver Certificates ends.
  • 1969: The $10 bill began using the new treasury seal with wording in English that simply says, "The Department of the Treasury," instead of Latin "THESAUR. AMER. SEPTENT. SIGIL.," "Seal of the Treasury of North America."
  • 1981: During production of Series 1977A, a few star notes from the Richmond FRB were made on experimental Natick paper, in the only experimental note series not involving the $1 bill.
  • 1992: The first modern anti-counterfeiting measures were introduced with microscopic printing around Hamilton's portrait and a plastic security strip on the left side of the bill. Even though the notes read Series 1990, the first bills were printed in July 1992. [7]
  • 1995: The first notes (for Series 1995) at the Western Currency Facility begin printing in November.
  • May 24, 2000: To combat evolving counterfeiting, a new $10 bill, the first complete redesign since 1929, was issued under series 1999 whose design was similar in style to the $100, $50, $20, and $5 bills that had all undergone previous design changes. The major changes were a revised portrait of Hamilton and a revised vignette of the U.S. Treasury building, now facing front. The plastic security strip reads "USA TEN" and now glows orange under a black light. Like the new $5, the bills were first printed in December 1999. [8]
  • March 2, 2006: In addition to design changes introduced in 2000, the obverse features red background images of the Statue of Liberty's torch, the phrase WE THE PEOPLE from the United States Constitution, a smaller metallic representation of the Statue of Liberty's torch, orange and yellow background color, a borderless portrait of Hamilton, and to the left of Hamilton small yellow 10s whose zeros form the EURion constellation. The reverse features small yellow EURion 10s and have the fine lines removed from around the vignette of the United States Treasury building. These notes were issued in series 2004A with Cabral-Snow signatures. The first notes were printed in July 2005. [9]

Series dates Edit

Small size Edit

Escribe Serie Registrarse Treasurer Sello
National Bank Note Types 1 & 2 1929 Jones Woods marrón
Federal Reserve Bank Note 1928A Jones Woods marrón
Escribe Serie Treasurer Secretario Sello
Gold Certificate 1928 Woods Mellon Oro
Silver Certificate 1933 Julian Woodin Azul
Silver Certificate 1934 Julian Morgenthau Azul
Silver Certificate 1934 North Africa Julian Morgenthau Yellow
Silver Certificate 1934A Julian Morgenthau Azul
Silver Certificate 1934A North Africa Julian Morgenthau Yellow
Silver Certificate 1934B Julian Vinson Azul
Silver Certificate 1934C Julian Snyder Azul
Silver Certificate 1934D Clark Snyder Azul
Silver Certificate 1953 Priest Humphrey Azul
Silver Certificate 1953A Priest Anderson Azul
Silver Certificate 1953B Herrero Dillon Azul
Federal Reserve Note 1928 Tate Mellon Verde
Federal Reserve Note 1928A Woods Mellon Verde
Federal Reserve Note 1928B Woods Mellon Verde
Federal Reserve Note 1928C Woods Mills Verde
Federal Reserve Note 1934 Julian Morgenthau Verde
Federal Reserve Note 1934 Hawaii Julian Morgenthau marrón
Federal Reserve Note 1934A Julian Morgenthau Verde
Federal Reserve Note 1934A Hawaii Julian Morgenthau marrón
Federal Reserve Note 1934B Julian Vinson Verde
Federal Reserve Note 1934C Julian Snyder Verde
Federal Reserve Note 1934D Clark Snyder Verde
Federal Reserve Note 1950 Clark Snyder Verde
Federal Reserve Note 1950A Priest Humphrey Verde
Federal Reserve Note 1950B Priest Anderson Verde
Federal Reserve Note 1950C Herrero Dillon Verde
Federal Reserve Note 1950D Granahan Dillon Verde
Federal Reserve Note 1950E Granahan Fowler Verde
Federal Reserve Note 1963 Granahan Dillon Verde
Federal Reserve Note 1963A Granahan Fowler Verde
Federal Reserve Note 1969 Elston Kennedy Verde
Federal Reserve Note 1969A Kabis Connally Verde
Federal Reserve Note 1969B Bañuelos Connally Verde
Federal Reserve Note 1969C Bañuelos Shultz Verde
Federal Reserve Note 1974 Neff Simón Verde
Federal Reserve Note 1977 Morton Blumenthal Verde
Federal Reserve Note 1977A Morton Molinero Verde
Federal Reserve Note 1981 Buchanan Regan Verde
Federal Reserve Note 1981A Ortega Regan Verde
Federal Reserve Note 1985 Ortega panadero Verde
Federal Reserve Note 1988A Villalpando Brady Verde
Federal Reserve Note 1990 Villalpando Brady Verde
Federal Reserve Note 1993 Withrow Bentsen Verde
Federal Reserve Note 1995 Withrow Rubin Verde
Federal Reserve Note 1999 Withrow Summers Verde
Federal Reserve Note 2001 Marin O'Neill Verde
Federal Reserve Note 2003 Marin Snow Verde
Federal Reserve Note 2004A Cabral Snow Verde
Federal Reserve Note 2006 Cabral Paulson Verde
Federal Reserve Note 2009 Rios Geithner Verde
Federal Reserve Note 2013 Rios Lew Verde
Federal Reserve Note 2017 Carranza Mnuchin Verde
Federal Reserve Note 2017A Carranza Mnuchin Verde

On June 17, 2015, Treasury Secretary Jack Lew announced that a woman's portrait would be featured on a redesigned ten-dollar bill by 2020. The Department of Treasury was seeking the public's input on who should appear on the new bill during the design phase. [10]

Removal of Hamilton was controversial. Many believed that Hamilton, as the first Secretary of the Treasury, should remain on U.S. Currency in some form, all the while thinking that U.S. Currency was long overdue to feature a female historical figure – names that had been raised included Eleanor Roosevelt, Harriet Tubman, and Susan B. Anthony. This led to the Treasury Department stating that Hamilton would remain on the bill in some way. The $10 bill was chosen because it was scheduled for a regular security redesign, a years-long process. [11] The redesigned ten-dollar bill was to be the first U.S. note to incorporate tactile features to assist those with visual disabilities. [12]

On April 20, 2016, it was announced that Alexander Hamilton would remain the primary face on the $10 bill, due in part to the sudden popularity of the first Treasury Secretary after the success of the 2015 Broadway musical Hamilton. It was simultaneously announced that Harriet Tubman's likeness would appear on the $20 bill while Andrew Jackson would now appear on the reverse with the White House. [13]

The design for the reverse of the new $10 bill was set to feature the heroines of the Women's Suffrage Movement in the United States, including Susan B. Anthony, Alice Paul, Sojourner Truth, Elizabeth Cady Stanton, Lucretia Mott, and the participants of the 1913 Woman Suffrage Procession who marched in Washington D.C. in favor of full voting rights for American women. [14]

On August 31, 2017, Treasury Secretary Steven Mnuchin said that he would not commit to putting Tubman on the twenty-dollar bill, explaining "People have been on the bills for a long period of time. This is something we’ll consider right now we have a lot more important issues to focus on." [15] According to a Bureau of Engraving and Printing spokesperson, the next redesigned bill will be the ten-dollar bill, not set to be released into circulation until at least 2026. Because of this, it appears that a redesigned twenty-dollar bill featuring Tubman might not be released until years after the original 2020 release date. [16] [17]


Hamilton, Alexander - History


Alexander Hamilton, 1805
by John Trumbull
  • Ocupación: Lawyer, Politician, First Secretary of the Treasury
  • Nació: January 11, 1755 or 1757 Charlestown, Nevis (now St. Kitts and Nevis)
  • Murió: July 12, 1804 in Greenwich Village, New York
  • Best known for: One of the Founding Fathers of the United States

Childhood and Early Life

Alexander Hamilton was born on the Caribbean Island of Nevis. His mother and father never married and his father left the family while Alexander was still young. When Alexander was around eleven years old, his mother passed away leaving him orphaned.

Alexander eventually found a home with the merchant Thomas Stevens. He worked as a clerk at a trading firm where he learned a lot about business. When Alexander was fifteen, he wrote a letter describing a hurricane that had occurred on the island. The local leaders were so impressed with his writing they agreed to send him to New York for an education.

Once in New York, Hamilton attended King's College where he became involved in colonial politics. Hamilton often met with fellow patriots at the Liberty Pole at King's College, where they would discuss current issues. During this time, Hamilton also wrote his first political writings in which he defended the patriot's cause.


Alexander Hamilton in the Uniform
of the New York Artillery

by Alonzo Chappel

The Revolutionary War cut short Hamilton's education at King's College. The school was forced to shut down when the British Army took control of New York City. Hamilton decided to fight for the patriots. He joined the New York militia and served as an officer during the Battle of White Plains.

Hamilton's abilities were soon noticed by high ranking officials and he was offered a job as an aid for General George Washington. For the majority of the Revolutionary War, Hamilton served at George Washington's side. He sent letters and managed communications throughout the war, often getting involved in diplomacy and intelligence.

As the war came to an end, Hamilton wanted to once again command a fighting unit. Washington eventually gave Hamilton command of a battalion of light infantry. Hamilton's command played a key role in the victory at the Siege of Yorktown, which led to the end of the Revolutionary War.

After the war, Hamilton left the army and went back to New York. He studied on his own for six months before passing the bar and becoming a lawyer. He also became a member of Congress where he became increasingly frustrated with the lack of power afforded the federal government in the Articles of the Confederation. After leaving Congress in 1783, Hamilton started his own law firm, founded the Bank of New York, and helped to form Columbia College.

The Constitution and the Federalist Papers

In 1787, Hamilton joined the Constitutional Convention. Hamilton's goal was that the Constitution would form a strong federal government. Although, Hamilton was not totally happy with the result, he urged his fellow members to sign the Constitution.

In order to help the states understand the need for the Constitution and to get the Constitution ratified, Hamilton (together with John Jay and James Madison) wrote a series of papers called the papeles Federalistas. These papers contained 85 essays. Each essay defended a section of the Constitution. Hamilton wrote 51 of these essays. The Federalist Papers played an important role in the ratification of the United States Constitution.


The Constitutional Convention took place
inside Independence Hall in Philadelphia

Foto de Ducksters

secretario del Tesoro

In 1789, Hamilton was appointed as the first Secretary of the Treasury by President George Washington. As the first Secretary of the Treasury, Hamilton helped to form the financial infrastructure of the United States Government. During his time as Secretary of the Treasury, Hamilton established the First Bank of the United States and created plans for the United States Mint. He helped to establish revenue for the government through excise taxes and customs duties. He used this revenue to help pay off the debt the country owed from the Revolutionary War.

Hamilton resigned from the Secretary of the Treasury in 1795. He returned to New York where he worked at his law practice. He continued to remain close friends and an advisor to President Washington. When it looked like war would break out with France, Hamilton took the position as Major General in the army. However, he never led the army to war as peace was established with France.

During the 1804 election for governor of New York, Hamilton supported Morgan Lewis for governor. Morgan Lewis was running against Aaron Burr, who Hamilton did not like. After Morgan Lewis won the election, a newspaper reported that Hamilton had said some mean things about Aaron Burr. Aaron Burr demanded an apology. Hamilton refused to apologize. Each man felt their honor had been insulted. Aaron Burr challenged Hamilton to a duel.

The two men met on July 11, 1804. They fought the duel with pistols. Each man fired. Hamilton's bullet hit a tree branch somewhere above Burr's head. Burr's shot hit Hamilton in the body. Hamilton died the next day.


Duel between Alexander Hamilton and Aaron Burr.
From a painting by J. Mund.


Ver el vídeo: 70th Annual Tony Awards Hamilton (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Alois

    Una cosa muy útil, gracias !!

  2. Joachim

    Está usted equivocado. Puedo defender mi posición. Envíame un correo electrónico a PM, lo discutiremos.

  3. Zohar

    Esta frase tiene que ser a propósito.

  4. Clayton

    Considero que el tema es bastante interesante. Le sugiero que deba discutir aquí o en PM.

  5. Joel

    Estas equivocado. Estoy seguro. Puedo defender mi posición. Envíeme un correo electrónico a PM, hablaremos.

  6. Witter

    Encuentro que te han engañado.

  7. Wharton

    Creo que estás equivocado.



Escribe un mensaje